Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 15 de Octubre de 2019

8934

3

A 12 días de las elecciones, estos son cuatro movidas que pueden incidir en la decisión de los votantes y posiblemente inclinar la balanza hacia uno u otro candidato:

1

Un contrato, un carcelazo y cualquier otro revés ponen a prueba la pipa de oxígeno de Galán

Así como Claudia López fue el principal objeto de críticas de los demás candidatos en la primera parte de la campaña, algo que probablemente incidió en que su imagen se desgastara y ella cayera en las encuestas del primero al segundo lugar, hoy son igualmente notorias las críticas contra Carlos Fernando Galán después de su repunte al primer lugar y por eso está por verse si el oxígeno que él ha tomado como puntero le alcanzará hasta el final.

Le ha hecho mucho ruido el contrato que firmó un consorcio entre la Escuela Galán y la Universidad La Gran Colombia con Transmilenio en plena campaña, más allá de si hubo irregularidades (algo que todavía no ha probado ninguna autoridad) y de que él no tenga que ver directamente con esa organización.

A la petición que hizo la MOE al alcalde Enrique Peñalosa de suspender el contrato, este fin de semana quienes denunciaron el contrato como irregular, el columnista José Roberto Acosta y el investigador Ariel Ávila, dieron a conocer que una de las 400 contratistas que vinculó la Escuela para ejecutar el contrato es esposa de José Alonso Ruda, candidato al Concejo que está en la lista de Galán, y concluyeron que esa es “la prueba reina” que demuestra el favorecimiento a la campaña de Galán por medio del contrato de 10.900 millones de pesos.

A eso se sumó la decisión de un juez de enviar a la cárcel a Juan Carlos Junca, que era asesor de la campaña de Galán. Junca fue Director de la Unidad de Servicios Públicos en la Alcaldía de Samuel Moreno (2008-2011) y en ese entonces firmó un contrato por 106 mil millones de pesos para la facturación del servicio de aseo por el que, según la Fiscalía, habría recibido un soborno. Por ahora está imputado y deberá afrontar un juicio en el que un juez determinará si es culpable, ya que él se declara inocente.

Galán se defiende diciendo que Junca no era un asesor de primer nivel de su campaña, pero eso no ha hecho que le dejen de llover críticas porque se genera una duda sobre quién lo rodea.

En Twitter fue tendencia todo el fin de semana por esos dos casos, a lo que se suma que tanto seguidores de Claudia López como de Hollman Morris han comenzado a hacer énfasis en que Galán es realmente el candidato de Peñalosa, así no tenga, como Miguel Uribe, el aval de los partidos de la coalición del Alcalde. 

Esto porque no ven en sus propuestas ninguna ruptura con la visión de ciudad de Peñalosa. Es algo similar a la conclusión de nuestro Peñalosímetro, en el que contamos que las propuestas de Galán en educación, seguridad, movilidad y medio ambiente no se distancian sustancialmente de las políticas que ha implementado el actual mandatario.

Por eso, a menos de dos semanas de las elecciones, y ahora que viene una seguidilla de debates en televisión, está por verse si a Galán le alcanza el oxígeno para ganar el 27 de octubre.

2

El efecto para Claudia López del respaldo de Ángela Robledo y de una presencia más fuerte de Fajardo

Cuando Claudia López y Gustavo Petro no llegaron a un acuerdo sobre una coalición para que a ella también la respaldara el petrismo, la pelea fue tal que ella parecía haber perdido la posibilidad de ganar votos de ese sector de la izquierda en Bogotá.

Sin embargo, la resistencia que generó el candidato de Colombia Humana, Hollman Morris, luego de las denuncias en su contra por supuesto maltrato intrafamiliar y acoso sexual, llevó a que finalmente se alinearan con López figuras de opinión que han hecho política con Petro, como su exsecretaria de Planeación María Mercedes Maldonado, y su excandidata vicepresidencial y vicepresidenta de la Colombia Humana, Ángela Robledo, que oficialmente cantaron su voto la semana pasada.

Eso puede garantizar para López el voto de petristas que estaban indecisos, y que sienten que Maldonado y Robledo legitiman a la candidata de los verdes y el Polo. Y es importante porque pueden significar el centavo para el peso a la hora de ir a las urnas, sobre todo porque la que más pierde en votos con la presencia de Hollman Morris en la campaña es López y, si finalmente no gana, una explicación puede estar en los votos que se le llevó el candidato de Petro.

Hoy se conocerá, además, el resultado de una consulta simbólica que promovió el partido Farc para definir si se va con López, Morris o insiste en un acuerdo entre ellos. Como el resultado se puede ver como un respaldo de la exguerrilla a cualquier candidatura (aunque la consulta fue abierta y no sólo entre militantes), su efecto de opinión sobre el ganador, cualquiera que sea, puede ser ubicarlo más a la izquierda, lo que en una campaña en la que ganarse el centro es lo clave puede ser perjudicial, aunque también depende de cómo lo maneje cada candidato.

Por otra parte, y como ya contamos, entre los últimos esfuerzos que hará para captar votantes de centro está una presencia mucho más fuerte en su campaña del excandidato presidencial Sergio Fajardo que le pueda atraer más votantes de centro, donde finalmente está la pelea con Carlos Fernando Galán.

Antanas Mockus, por su parte, no estará en forma debido a problemas de salud, lo que puede ser un golpe duro si se tiene en cuenta que en las legislativas él fue el principal elector de Bogotá con 327 mil votos. Hace cuatro años Mockus llegó justo por esta época a la campaña de Peñalosa, que finalmente ganó.

 
3

El destino de los votos de maquinaria (y el anticlaudismo)

En el papel, la mayor parte de la maquinaria está con Miguel Uribe Turbay, que goza del aval de cinco partidos: Liberal, Centro Democrático, Conservador, Colombia Justa Libres y Mira.

Sin embargo, el repunte de Carlos Fernando Galán en las encuestas puede desencadenar una migración de esa maquinaria, al menos la de políticos tradicionales, hacia él, y eso incluye desde concejales hasta líderes barriales, pasando por ediles. “A los líderes y ediles les gusta irse con el que va a ganar, y por ahora están viendo que Galán tiene más posibilidades que Miguel”, nos dijo un concejal del Partido de La U.

De manera abierta, y como ya hemos contado, hay cuatro concejales que están con Galán: José David Castellanos, Jorge Lozada y Yefer Vega, de Cambio Radical; y David Ballén, de La U.

Pero podrían ser más, así no lo hagan abiertamente, si ven que Uribe Turbay no repunta en las próximas encuestas, muy a pesar de que éste es garantía de que les pueden mantener la burocracia que Peñalosa les dio en este cuatrienio.

Que las maquinarias se vayan para donde Galán también es un efecto de la prevención que les genera a los políticos tradicionales la figura de Claudia López, que siempre los ha tratado de corruptos y está aliada con la izquierda del Polo Democrático. Es decir: esa movida también la impulsa una suerte de “anticlaudismo” que comenzó a notarse desde que ella se disputó la candidatura verde con Antonio Navarro y los partidos tradicionales estaban más dispuestos a dialogar con él (que a su vez estaba dispuestos a escucharlos) que a ella.

El caso es que para Galán eso sería beneficioso en votos, pero, si efectivamente es así y sobre todo si se conoce, también sería costoso en opinión porque el centro de su discurso es ser un candidato independiente y alejado de los partidos.

La movida de la maquinaria es importante porque a pesar de que la elección en Bogotá depende más de movidas de opinión, si la pelea se aprieta los votos de los partidos tradicionales pueden ser decisivos. En 2015, por ejemplo, Cambio Radical, que avaló a Peñalosa, sacó 371 mil votos al Concejo, una votación sin la que él no le hubiera ganado a Rafael Pardo.

 
4

La adjudicación del contrato del metro

La discusión sobre la necesidad de volver al proyecto del metro subterráneo que proponen Gustavo Petro y su candidato Hollman Morris ha pesado menos de lo que se preveía en esta campaña. Eso a juzgar porque la mayoría de encuestas ubica a Morris, que es el único que tiene esa bandera, de último, y por movidas como el respaldo de Ángela María Robledo a Claudia López, que en parte lo dio la vicepresidenta de Colombia Humana con el argumento de que la discusión en Bogotá va más allá de ese proyecto.

Sin embargo, como aún falta que Peñalosa cumpla con la adjudicación del contrato el próximo lunes, de cómo salga eso la campaña puede seguir el curso que trae o variar.

Si la adjudicación se da sin mayores contratiempos, seguramente no cambiará nada, más allá de que Morris y Petro mantendrán su discurso alrededor de la supuesta corrupción en ese proceso y cuestionando al grupo de empresas que gane, pues cualquiera de los dos que compiten tienen firmas que estuvieron envueltas en escándalos.

Pero si revienta algún escándalo o la licitación es declarada desierta, la campaña petrista tendrá más combustible para insistir en su tesis y así recuperar votos que se han ido con Claudia López, mientras que los que prometen la continuidad del proyecto tendrán que encontrar nuevas razones para seguir adelante.

Pero está por verse, en todo caso, si ese tema logre darle la vuelta a la campaña.

 

 

Comentarios (3)

Robin Hood

15 de Octubre

0 Seguidores

Claudia tenía sobradamente la alcaldía en sus manos hasta el día que dijo ...+ ver más

Claudia tenía sobradamente la alcaldía en sus manos hasta el día que dijo “Fajardo presidente”.

La torpeza política más grande de los últimos años.

Cantaleta

15 de Octubre

0 Seguidores

Súmele todas las peleas que cazó con Hollman y Miguel que terminaron por ben...+ ver más

Súmele todas las peleas que cazó con Hollman y Miguel que terminaron por beneficiar a Juan Manuel. Cero en asesores.

Guti

16 de Octubre

0 Seguidores

Claudia tenia una buena ventaja pero tuvo unidos en su contra todos los demas ...+ ver más

Claudia tenia una buena ventaja pero tuvo unidos en su contra todos los demas candidatos y maquinarias, era lógico que impactaran, ellos cazaron peleas que ella -obviamente- no tuvo disgusto en enfrentar, sin mencionar el discurso de Galan del último mes que de verdad hizo diferencia. Lo impactante es ver que Bogotá ya no le cree a los partidos tradicionales, y ellos tampoco tienen el método

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia