Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 12 de Abril de 2019

3331

1

Después de que se cayó la posibilidad de que los candidatos de centroderecha a la Alcaldía de Bogotá hagan una consulta interpartidista en mayo, los de centroizquierda tampoco optarán por ese mecanismo.

La Silla Cachaca conoció de dos fuentes que lo supieron de primera mano que la decisión la darán a conocer hoy, mientras que otra más nos dijo que la idea es enviar un mensaje de unidad y seguir buscando un acuerdo programático.

A esa conclusión llegaron después de reunirse el lunes y ayer, encuentros que tuvieron en el medio la designación de Claudia López como candidata de la Alianza Verde. Los otros candidatos son Celio Nieves, del Polo; Luis Ernesto Gómez, del movimiento Activista (que sigue recogiendo firmas); Hollman Morris, del Maís, y Jorge Rojas, de la Unión Patriótica y su movimiento Bogotá Viva, por el que está recogiendo firmas. Morris y Rojas son del petrismo.

La novedad es que Gustavo Petro, que inicialmente la pidió, se quitó ayer a pesar de que los candidatos que podrían representar a su Colombia Humana, Jorge Rojas y Hollman Morris, eran los más insistentes. 

Presentamos cinco implicaciones de la decisión de no hacer consulta:

1

Claudia López no se expone a medirse para sacar pocos votos

El mayor riesgo que políticos y analistas de todas las tendencias políticas le ven a la consulta es que fueran inocuas para el ganador.

Es decir, que como se realizarán en un domingo en el que otras elecciones no jalonarán una alta votación, el que gane lo hará con pocos votos y eso puede significar un golpe simbólico a su candidatura.

Además, que como la consulta se realizará cuatro meses antes de las elecciones definitivas, ese es mucho tiempo para que el que se quede con la victoria logre mantener el impulso hasta octubre.

Claudia López, que es la candidata del grupo de la centroizquierda que según las encuestas más posibilidades tiene de ganar la Alcaldía, evita así esos dos riesgos, y otro adicional: que como la centroderecha no hará consulta tampoco, no se expone a que una victoria con pocos votos sea aprovechada por sus contrincantes como una muestra de debilidad..

 

2

Se esfuma la opción que todos defendieron, pero pierden sobre todo los más pequeños y de izquierda

Todos los candidatos que hacen parte de la coalición de centroizquierda enarbolaron la consulta como el mecanismo mediante el cual definirían el candidato único entre ellos.

Ahora que no la harán, sin embargo, pierden en su mayoría los que pintan más débiles y que son de izquierda: Nieves, del Polo; y los petristas Morris y Rojas. Ninguno de ellos, en las encuestas divulgadas hasta el momento, llega al 3 por ciento de la intención de voto.

La consulta les hubiera permitido hacer una campaña con mayor exposición en medios, seguramente asistir a debates con López, poner sus propuestas en el mismo nivel que ella y tener la oportunidad de marcar.

En particular, la hubieran podido confrontar públicamente por su decisión de hacer el metro elevado si Peñalosa lo deja contratado, algo que no comparten ellos y que es bandera, sobre todo, de los dos petristas.

Anoche no definieron el mecanismo que escogerán para elegir el candidato único, pero como ya no será mediante una campaña para mover votos es muy posible que esté más alejado de los lentes de los medios y que la confrontación de propuestas sea menos vistosa.

 

 
3

A pesar del mensaje de unidad, los petristas pueden marcar más distancia de López

El objetivo hoy será enviar un “mensaje de unidad” para seguir buscando “coincidencias programáticas”, nos dijo el precandidato de Activista, Luis Ernesto Gómez.

Eso les puede ayudar a diferenciarse de lo que ocurrió en la centroderecha, donde los dos candidatos que hay hasta ahora, Miguel Uribe (del movimiento por firmas Avancemos y del Partido Liberal) y Ángela Garzón (del Centro Democrático) terminaron discutiendo tras no ponerse de acuerdo y por eso no es claro si finalmente van a terminar unidos.

Sin embargo, como los que más insistieron en la consulta hasta el final fueron los candidatos petristas, Hollman Morris y Jorge Rojas, ahora tendrán que ir a negociar para que su agenda programática se vea mínimamente reflejada en el programa de López, que por ser la más fuerte es la que más tiene opciones de quedarse con la candidatura, sea que escojan una encuesta como mecanismo o se vayan sólo a una negociación.

Que ella no se haya montado en la consulta, después de que había dicho que sí, puede generar reacciones como las de la columna que publica hoy en El Tiempo Enrique Santos Molano, seguidor de Hollman Morris, que escribe: “Si un candidato o candidata no cumple con su palabra (...) ¿Cómo creerle cuando dice que no es peñalosista y que no va a continuar el modelo Peñalosa? ¿Cómo creerle que no va a ser manipulada por Fajardo, que equivale a ser manipulada por el senador Uribe Vélez y por Peñalosa?”.

Eso, aunque parezca extremo, es lo que un sector de la izquierda piensa sobre ella y que puede dar pie a que Morris y Rojas, si siguen esa línea, tiendan a desmarcarse de López al punto que hacer un acuerdo sea difícil o imposible. O al menos es lo que pueden hacer sus seguidores.

 

 
4

Petro dejó solos a sus candidatos y gana tiempo para buscar otro

La posición inicial de Gustavo Petro fue que respaldaría a la Alcaldía al ganador de una consulta interpartidista. Eso lo viene diciendo desde el año pasado, pero ayer en la mañana mandó a decir a la reunión que su posición era que no se hiciera, le dijo a La Silla Cachaca una fuente que lo supo de primera mano.

Así, dejó solos a Morris y a Rojas, que son los candidatos que quieren enarbolar sus banderas y que insistían en la consulta.

Por eso al final también se bajaron.

Con eso, Petro gana tiempo para seguir buscando candidato, ya que todo indica que está inconforme con Rojas y Morris, como quedó en evidencia con la revelación de La Silla Cachaca de que Petro le había ofrecido la candidatura al exministro Alejandro Gaviria, que no aceptó.

Si hubiese consulta, lo más lógico fuera que Petro le diera el guiño a alguno, sobre todo para defender en esa campaña el metro subterráneo.

Ahora tiene más tiempo para decidirse entre los dos (algo que ya parece difícil) o para encontrar otro aspirante con el que se sienta más cómodo; aunque también cabe la posibilidad de que decida no impulsar a nadie de su entraña y le brinde su apoyo a López cuando sea declarada candidata de la coalición, bajo la condición de hacer un acuerdo programático.

Colombia Humana, en todo caso, tiene una nueva asamblea distrital en unas semanas con el objetivo de hablar de candidaturas, así que ese puede ser un espacio de decisión sobre este punto.

Parece difícil que terminen respaldando a Morris debido al escándalo que sufrió por presunta violencia intrafamiliar, pero él ya le dijo a El Espectador que está dispuesto a seguir solo, si es del caso: “Tengo el aval del Mais y con eso me voy a defender. Llegué al Concejo sin el guiño de Petro (...). No me da miedo a quién le dé el guiño (...). Defiendo y quiero a Petro, pero no voy a esperar su guiño”..

 
5

Los alternativos evitan el golpe de ser los únicos que hagan gastar plata en la consulta

La centroizquierda, o coalición de sectores alternativos, como ellos se llaman, sin la consulta también evita el golpe de opinión negativo de ser la que haga gastar cerca de 40.000 millones que cuesta la consulta en unas elecciones que pongan pocos votos.

Esa es una crítica constante a estos procesos, y dado que la centroderecha no la hará en parte porque a Ángela Garzón, la candidata uribista, le parece muy costosa, si los alternativos se hubieran decidido a hacerla seguramente tanto el uribismo como mucha gente de a pie los cuestionaría por eso.

De hecho, desde el lunes ese fue uno de los argumentos que más pesó entre todos, desde el lunes pasado, para pensar en correrse al final de esa opción.

 

Comentarios (1)

Insaniam

12 de Abril

0 Seguidores

Con navarro fuera, no hay ningún candidato que me convenza, morris quiere tum...+ ver más

Con navarro fuera, no hay ningún candidato que me convenza, morris quiere tumbar lo que medio construyó peñalosa con el metro y reiniciar todo de nuevo, a ese paso nunca construiremos un metro, y claudia piensa que todos en el norte somos de plata como ella, y quiere dejar a todo el norte con el mismo trasporte de mierda que tenemos, y poner un transmisible que ni ha explicado bien, que decepción.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia