Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 11 de Diciembre de 2017

7302

0

 

La novela por la lista del Centro Democrático a la Cámara en Bogotá duró hasta minutos antes de inscribirla. Ante el zaperoco que se armó el domingo porque con la venia de Iván Duque, el nuevo candidato presidencial de ese partido, se había decidido pasarla de abierta a cerrada, este lunes la decisión final fue volverla abrir.

Ayer, después de que Duque fue designado candidato del CD, su voz a favor de la lista cerrada fue escuchada y, como lo contó La Silla Cachaca, se acordó en una reunión que la lista fuera cerrada a pesar de que hasta ese momento, un día antes de la inscripción, no había sido discutido el orden de los candidatos. Y eso es clave en ese tipo de lista porque los que ganan curul son elegidos en el orden en el que aparecen.

Además, no sólo se definió que encabezaría Edward Rodríguez, actual representante que siempre ha abogado por mantener la lista cerrada y que se unió a favor de Iván Duque en la última semana, sino que, como también lo contamos, se definieron los seis renglones siguientes, que son los que más tienen opción.

Por eso, quienes quedaron sin mayor posibilidad reclamaron hoy en una reunión con Duque, en la que también estuvieron presentes los concejales, cada uno de los cuales impulsa a un candidato y en conjunto tienen una voz fuerte en la medida en que son los que por dos años han estado en contacto con las bases del partido en la ciudad y pueden servir en muchos casos de bisagra entre éstas y el candidato presidencial.

“Lo que exigimos quienes la queríamos abierta era que se tomara la decisión en consenso, y que nos explicaran quién hizo esa supuesta lista de 7. Pero nadie asumió el tema”, nos dijo un candidato que estuvo presente y pidió reserva.

“Fue una reunión fuerte”, nos dijo un concejal que también pidió no ser citado.

Y es que aunque el orden que se había definido engranaba con el discurso de juventud que pretende hacer calar Duque, el problema era que los demás se hubieran desincentivado a hacer campaña porque no tendrían posibilidades.

“El argumento que convenció a Iván al final fue que tendrá 18 alfiles (el número de candidatos inscritos) moviendo su campaña presidencial, trabajando en los barrios y promoviendo al partido”, nos contó el concejal Daniel Palacios.

Con eso, aunque “al final todo salió en términos cordiales”, Iván Duque no logró incidir en la conformación de la lista, y también perdieron los dos representantes a la Cámara que se quieren hacer reelegir y siempre abogaron por la lista cerrada: Edward Rodríguez y Samuel Hoyos.

Cada uno tendrá que buscarse sus votos, pero como la lista no tiene un gran elector, terminará dependiendo mucho, y de nuevo, de lo que arrastre Álvaro Uribe.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia