Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 18 de Octubre de 2017

5501

0

Luego de 24 años en el Congreso, el senador Fernando Tamayo, líder de una de las casas conservadoras más tradicionales y la más grande de Bogotá y Cundinamarca, se retirará para cederle la curul y los votos a su hermana Soledad, que duró 20 años en el Concejo.

Del retiro del senador se venía especulando desde el año pasado, debido a sus problemas de salud, e incluso en redes sociales lo dieron por muerto, pero él salió a desmentir los rumores.

Los médicos, sin embargo, este año le recomendaron no continuar en el Congreso (de hecho mucho a las sesiones) y por eso decidió que su hermana lo remplazara, le dijo ella a La Silla Cachaca. Era una movida que, de todas formas, se veía venir desde 2015, cuando ella se retiró del Concejo.

 

Con el retiro de Fernando Tamayo terminan 44 años de vida política que comenzaron como concejal de Paipa (Boyacá), donde nació, y siguieron en Bogotá, donde forjó una fuerte maquinaria, primero durante 12 años como concejal y luego (tras heredarle esa curul a su hermana) como representante a la Cámara por 16 años. En 2010 saltó al Senado, donde lleva dos periodos y ha respaldado al presidente Juan Manuel Santos.

Aunque nunca ha sido mediático y ha perdido votos (entre 2010 y 2014 pasó de 61 mil a 43 mil), su estructura política se ha mantenido fuerte en medio del declive de los conservadores, sobre todo en Bogotá.

Por eso, el primer reto de Soledad es mantener la curul, y para eso ya comenzó a hacer recorridos por Boyacá, Cundinamarca y Bogotá.

La fórmula a la Cámara en la ciudad (que es la única que ha definido) será el economista Jairo Gómez Buitrago, el mismo que tuvo Fernando en 2014 y que lleva trabajando políticamente con ellos desde hace 30 años.

Gómez ha trabajado en el Distrito (Contraloría, secretarías de Educación y de Hábitat) y hasta hace unas semanas fue el Contralor delegado para las regalías de Edgardo Maya. Hace cuatro años se quemó con 10.500 votos, 300 menos que Telésforo Pedraza, el único godo con curul en la Cámara por Bogotá.

Además de tener un concejal en Bogotá (Nelson Cubides, que sacó 13 mil votos), Soledad dependerá de lo que haga en el resto de Cundinamarca con la ayuda de otro de sus 13 hermanos, Rafael, diputado que en 2015 sacó 43 mil votos. Hoy hacen parte de la coalición que respalda al gobernador Jorge Rey, mientras que en Bogotá, con Cubides, respaldan a Enrique Peñalosa.

Las bases más fuertes en el departamento las tienen en municipios como Fusagasugá, Ubaté y Arbeláez, y en Boyacá suma votos en Paipa y Duitama.

En su disputa por una curul con votos de estas regiones, Soledad se las verá con el boyacense Jorge Hernando Pedraza y el barranquillero Efraín Cepeda, pues al menos en Bogotá cada uno tiene concejales que les ayudan.

Ella, de todas formas, ya ha ido hasta Quindío y Huila a hacer campaña.

Si llega al Senado, del número de votos con el que la elijan se sabrá si esa casa política se mantiene fuerte o sigue el mismo destino de su partido.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia