Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 27 de Marzo de 2019

5495

0

Aunque hace menos de un mes CM& publicó en el 1, 2, 3, su sección de chismes políticos, que los verdes de Antanas Mockus y Compromiso Ciudadano de Sergio Fajardo habían llegado a un acuerdo para respaldar la candidatura del empresario Germán Escobar a la Gobernación de Cundinamarca, hasta hoy dicho acuerdo no existe y, más bien, hay factores que aún los separan.

Dentro de la Alianza Verde no hay un consenso de que el candidato que quieran apoyar sea Escobar (que tiene la venia de Fajardo), ya que en ese partido hay un grupo fuerte que propende por una alianza con el grupo del actual Gobernador, Jorge Rey (Cambio Radical), al que Escobar cuestiona fuertemente, y además el empresario les genera inquietudes por su pasado uribista.

 

Con Fajardo, pero sin partido

Germán Escobar, como hemos contado en La Silla Cachaca, es un empresario del sector metalmecánico que gerenció la campaña presidencial de Sergio Fajardo en 2018 en Cundinamarca y desde ese momento manifestó su interés en lanzarse a la Gobernación.

Hace unas semanas comenzó a recoger firmas con la venia de Fajardo y con la idea, nos dijo, no sólo de obtener el aval de los verdes en algún momento, sino de armar un proyecto “por encima de los partidos”.

Mientras tanto, la Alianza Verde comienza a discutir en forma a quién le dará el aval, por lo que la información que publicó CM& es falsa, le dijo a La Silla Cachaca Angélica Gómez, vocera del partido en el departamento, y nos lo dijo Diego Cancino, ex cabeza de lista verde a la Cámara en Cundinamarca, y la principal ficha de Mockus en los verdes del departamento.

“Él nos manifestó a finales del año pasado que quería ser candidato. Y ahí íbamos. Ya se lanzó a recoger firmas, pero su aspiración no obedece a una decisión consensuada con la Alianza Verde”, nos dijo Gómez.

Escobar dice que salió a recoger firmas después de recibir el respaldo de Jaime Navarro, el Secretario general del Partido, con la idea de que los verdes llegaran después. Y además dice que tiene gran apoyo en la Dirección Nacional, aunque admite que aval oficial no hay.

Y aunque dentro de los verdes hasta ahora no ha surgido un candidato propio, respaldar a Escobar no es obvio porque, como explica la vocera, en ese partido en Cundinamarca hay por lo menos dos tendencias fuertes: una que propende por sacar un candidato único de los sectores alternativos (entendiendo eso como la izquierda y la centroizquierda, o al menos la Coalición Colombia que integraron verdes, Polo y Compromiso Ciudadano en las presidenciales) y otra que quiere hacer una alianza con el grupo del gobernador Jorge Rey, que tiene como candidato al exalcalde de Mosquera Nicolás García, con la idea de ganarle al uribismo.

Escobar tiene cabida en la primera opción, pero le tocaría competir por la candidatura con otros precandidatos alternativos que vayan surgiendo del Polo, Colombia Humana o los mismos verdes, donde Diego Cancino, que fue cabeza de lista a la Cámara el año pasado y obtuvo una votación inédita de 17.700 votos, está pensando si se lanza.

Incluso se viene hablando desde hace unas semanas de que la exalcaldesa encargada de Bogotá Clara López podría lanzarse, así como el exrepresentante liberal Joaquín Camelo.

“No podemos decidir desde ya que sea Germán porque, aunque me parece extraordinario, hay que construir un proyecto de unidad amplio y hay que acordar un mecanismo de elección colectiva”, le dijo a La Silla Cachaca Cancino, que también hace parte de la Dirección departamental.

La opción de irse con el candidato de Rey, sin embargo, también ha cogido fuerza dentro del partido, y eso choca con las pretensiones de Escobar de enfrentarse a esa maquinaria.

La historia de los verdes con el Gobernador comienza en 2015, cuando éste estaba en campaña. El partido dejó en libertad a sus militantes y estos se dividieron entre los que se fueron con él y los que optaron por su principal contendora, Nancy Patricia Gutiérrez. Una vez ganó Rey, les dio la Dirección de Gestión del Riesgo en su gabinete; además, el diputado Julio Delgadillo hace parte de la coalición de Gobierno.

Eso después de que Claudia López, que ya tenía una voz muy escuchada en los verdes, hubiera señalado a Rey por supuestamente hacer parte del cartel de la contratación, a lo que sumó que en 2017 lo señaló como "el jefe" del cartel de volteo de tierras en Cundinamarca.

Hoy, sin embargo, un sector de ese partido en lo local insiste en que lo preferible es acompañar a García, el candidato de Rey. “Dicen que Rey es el de la maquinaria, pero esa no es su política porque más bien él es la renovación que venció una maquinaria”, nos dijo Mauricio Mora, integrante de la Dirección departamental. “Nos sentimos contentos de que esta administración haya sacado adelante el Regiotram, creado la Secretaría de la Mujer y por la amplia siembra de árboles, cosas que nosotros hemos defendido y que por lo tanto nos permiten defender su gestión”.

Mora agrega que las candidaturas verdes a alcaldías que se están forjando, al menos en la Sabana, tienen en buena medida la expectativa de ir en llave con el candidato de Rey.

Y Nicolás García, el candidato del Gobernador, nos dijo: “he invitado a los diferentes partidos y movimientos ciudadanos a participar en un gran acuerdo programático, y hay una gran aceptación de un importante sector del directorio departamental del Partido Verde”.

Precisamente la cercanía con Rey es lo que cuestiona Escobar: “A ellos lo único que les interesa es coger el aval y llevárselo a Rey. Como muchos verdes en Cundinamarca han trabajado con el Gobernador, casi que la obligación es que no haya candidato. Eso ha hecho que la dirección departamental del verde piense que no debe estar con nosotros”.

Esa prevención de Escobar se enfrenta con la que un sector verde siente frente a él porque a pesar de que ayudó a fundar el partido en el departamento hace 10 años, hace cuatro hacía parte del Centro Democrático como candidato a la Asamblea. Tanto la vocera Gómez como el mockusiano Cancino nos dijeron que en algunos sectores eso es visto con inquietud.

Por ese reciente pasado fue que, como contó La Silla Cachaca, integrantes del uribismo lo buscaron para explorar la posibilidad de una alianza en caso de que el Centro Democrático no tenga finalmente un candidato fuerte.

Eso no terminó en nada, pero ayer en diálogo con La Silla Escobar no quiso cerrar ninguna posibilidad. “Ellos tienen que surtir su proceso y no sé qué pase”, concluyó.

De ahí que aún falte mucho camino por andar para definir si en Cundinamarca los verdes y Fajardo mantienen la unión del 2018. Además porque, como nos dijo Gómez, la vocera del partido en el departamento, la decisión sobre el candidato es estratégica teniendo en cuenta que como en Bogotá hay altas posibilidades de que el candidato verde gane la Alcaldía, lo ideal es que pueda trabajar en llave con un gobernador del mismo equipo, o al menos que tenga políticas en común.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia