Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 28 de Septiembre de 2017

1998

5

Bogotá vivió ayer un día de protestas en localidades del sur. En 10 puntos de ese sector de la ciudad hubo movilizaciones que nacieron del inconformismo por la continuidad del relleno Doña Juana (entre Usme y Ciudad Bolívar), pero que sumaron otros reclamos y armaron un coro en contra del gobierno de Enrique Peñalosa, justo cuando su revocatoria languidece en las oficinas del Consejo Nacional Electoral.

Los impulsores de la revocatoria habían anunciado que su estrategia seguía con protestas, y comenzaron a hacerlo hace dos semanas con una marcha de antorchas. Sergio Fernández, líder del Polo y de la campaña para tumbar al Alcalde, anunció esta semana que, ante las demoras, había que seguir movilizándose.

El Paro del Sur no fue organizado por ellos, pero como además de los habitantes y organizaciones de ese sector también participaron bases de los partidos y movimientos que promueven la salida del alcalde, queda claro que no se quedarán quietos por más que el proceso para sacarlo siga enredado.

El paro

El florero de Llorente del paro fue el anuncio de Peñalosa de ampliar la vida útil de Doña Juana por 60 años más, en vez de trasladarlo, como han pedido históricamente los vecinos.

 

El Alcalde argumenta un estudio del Banco Mundial que dice que es posible mantener el relleno donde está, y ratificó esa posición hace un mes en el Congreso, durante un debate al que lo citó el representante verde por Bogotá Inti Asprilla, después de una semana de protestas en las afueras del relleno.

De un posible paro allí comenzó a hablarse desde el año pasado, le dijo a La Silla Cachaca Óscar Barón, líder de la organización Asamblea Sur, su principal promotora. “En febrero de 2016 nos sentamos a dialogar con la Uaesp, pero luego nos levantamos porque no le vimos sentido, sentimos que no nos escuchaban, y ahí comenzamos a pensar en el paro”, explicó.

La Alcaldía dijo el martes en la noche que para evitar la movilización habían intentado reunirse con los promotores, pero éstos no fueron.

Más allá de esa guerra de versiones, hace tres meses se tomó la decisión de hacer el paro ayer, cuando se cumplieron 20 años del derrumbe de Doña Juana, que generó una emergencia ambiental por la que el Distrito fue condenado a indemnizar a los habitantes de 5 kilómetros a la redonda.

En la logística se metieron de entrada organizaciones de esa zona, como la Asamblea Sur y la Coordinadora Cívico Popular de Ciudad Bolívar, agricultores, sacerdotes, movimientos culturales, madres comunitarias y algunas juntas de acción comunal, le dijo Barón a La Silla.

La Asamblea y la Coordinadora son movimientos con más de 20 años trabajando en la zona, que tienen un origen más ligado a la organización comunal que a los partidos, aunque han sido afines a la izquierda.

Barón, por ejemplo, fue edil del Polo en Ciudad Bolívar, pero dice haber marcado distancia: “yo renuncié a lo electoral, y al movimiento ya no le interesa mezclarse con esa porquería”.

No obstante, partidos y movimientos políticos de izquierda (donde se encuentra el grueso de la fuerza revocatoria con capacidad de movilización) sí participan del paro a través de sus bases, pero sin logos ni banderas, condición que les pusieron los organizadores.

Entre ellos se cuentan sectores del Polo (cercanos a los senadores Iván Cepeda y Alberto Castilla, por ejemplo), de los verdes (como el representante Inti Asprilla, que no asistió pero invitó a protestar, y el edil Francisco Castañeda, de Kennedy) y de Progresistas, además de Marcha Patriótica.

También hubo apoyo estudiantil desde las universidades Distrital, Pedagógica y Nacional. Y del sindicato de profesores de la ADE, que está metido en la revocatoria.

E incluso participaron personas no ligadas a la izquierda, nos dijo Barón, como liberales y hasta de Cambio Radical (el partido que avaló a Peñalosa), aunque no especificó quiénes y dijo que lo hacían de manera personal (por eso La Silla no logró corroborarlo).

Se terminaron juntando varias peticiones que se sumaron a la oposición al relleno (movilidad, seguridad, ambiental y vivienda), nos dijo el edil del Polo Christian Robayo, de Ciudad Bolívar, que marchó ayer y trabaja en llave con el representante Alirio Uribe y el senador Cepada.

Al final en la promoción del paro quedó incluida la revocatoria:

El factor Peñalosa

El hecho de que el paro incluya el reclamo por deudas históricas que van más allá de la administración Peñalosa deja la idea de que pudo haberse hecho en otro momento, como lo manifestó el alcalde la noche anterior, cuando calificó la movilización de “política”.

Barón, de la Asamblea Sur, coincide en que son reclamos de tiempo atrás y recuerda que a Lucho Garzón (alcalde del Polo entre 2003 y 2007) le hicieron varios paros paros.

Juan Camilo Arana, de la Coordinadora de Ciudad Bolívar, recordó en medios que los primeros movimientos ciudadanos comenzaron a forjarse desde 1985, con el anuncio de construir el relleno.

Ambos líderes, sin embargo, están de acuerdo con la revocatoria. Y es que el factor Peñalosa influye en la medida en que esos sectores tienen una prevención mayor con él.

Es muy simbólico que el sur sea el centro de esta protesta porque hace referencia a los bogotanos más pobres, y parte de la imagen negativa de Peñalosa en esos sectores se debe a que él supuestamente no se preocupa por ellos (aunque buena parte de sus obras, esta vez y la anterior, sean en barrios pobres, desde canchas sintéticas de fútbol hasta las bibliotecas El Tunal y El Tintal, pasando por la alameda el Recreo, en Bosa).

Además, como Peñalosa perdió en el sur con Rafael Pardo y en esa zona la izquierda bogotana ha sido tradicionalmente más fuerte que en otras partes de la ciudad, solo decir que el sur protesta contra él retoma una narrativa de que lo ha golpeado.

Eso aterriza en las exigencias de las organizaciones que impulsaron el paro.

Por ejemplo, en el caso de Doña Juana, consideran que al querer prolongar la vida del relleno, el Alcalde prioriza al operador privado (al que la Alcaldía, junto conla Superservicios, ha sancionado) sobre la comunidad afectada, lo que se refuerza porque anunció que probablemente tendrá que expropiar a vecinos del lugar para que el relleno siga funcionando.

De ahí que a la movilización se sumaron a las arengas y pancartas por la salida del alcalde:

La Alcaldía hizo contrapeso con sus comunicaciones, y en redes intentó posicionar el mensaje de que sí se ha preocupado por el sur:

Hasta anoche, al cierre de esta historia, no era claro si se crearán las mesas de diálogo que los organizadores del paro piden para tratar los puntos de su agenda. Lo que sí quedó claro fue que, por más que la revocatoria marche a un paso tan lento y en medio de tanto enredo en el CNE, sus bases tratarán de mantenerla viva en la calle.

Comentarios (5)

harriarq

28 de Septiembre

0 Seguidores

Ya estaba anunciado ese "paro" político, realmente lo de Doña Juana solo es ...+ ver más

Ya estaba anunciado ese "paro" político, realmente lo de Doña Juana solo es una excusa, recuerden cuando LSV informo que a Petro le fue imposible encontrar otro lugar para el relleno, como anunció un plan para mejorar el manejo del relleno y defraudó y como vendio el reciclaje como solución, pero no fue capaz de sacar la licitación de la basuras a tiempo...

Carlos Tafurt L

28 de Septiembre

0 Seguidores

Morris y Petro, capitalizando y movilizando esto ¿Quieren que su sistema popu...+ ver más

Morris y Petro, capitalizando y movilizando esto ¿Quieren que su sistema populista vuelva a gobernar a Bogotá? Claro, para recibir limosnas y continuar la informalidad ¿Cúal es la propuesta de soluciones integrales, concretas y vialbes de quienes piden la revocatoria para Bogotá? Nada sólo "déme subsidios" y "Claro que le doy limosna, vote por mí contra la oligarquía".

PEDROELGRANDE

29 de Septiembre

0 Seguidores

POR QÉ SERA QUE LOS  MAS POBRES; HASTA EL CUELLO DE BASURA, RATAS&n...+ ver más

POR QÉ SERA QUE LOS  MAS POBRES; HASTA EL CUELLO DE BASURA, RATAS  Y MOSCAS, NO TIENDEN DERECHO A PROTESTAR PORQUE INMEDIATAMENTE LOS CRIMINALIZAN Y POLITIZAN SUS PROTESTAS COMO LO HACE ESTE ARTÍCULO. IGUAL QUE LOS PARACOS EN SUS ZONAS BAJO CONTROL..CUALQUIERA QUE PROTESTE ES UN SUBERVISO, MAMERTO, ENEMIGO DEL REGIMEN.

harriarq

29 de Septiembre

0 Seguidores

¿Será porque los que dirigen las manifestaciones y reclutan menores en los c...+ ver más

¿Será porque los que dirigen las manifestaciones y reclutan menores en los colegios son políticos?... Si, los mostraron, grabaron y difundieron para que no sigan utilizando a los "mas pobres" diciendo que están hasta el cuello de basura, ratas y moscas, con fines políticos y electorales, ¿la zurda solo sirve para eso?, porque en su turno Petro no soluciono nada, se quedo en discurso.

PEDROELGRANDE

29 de Septiembre

0 Seguidores

SE NOTA QUE ESTE ARTICULO ES DE UN PEÑALOSISTA.

SE NOTA QUE ESTE ARTICULO ES DE UN PEÑALOSISTA.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia