Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 14 de Diciembre de 2017

1603

0

El pastor Gustavo Páez Merchán, excandidato a la Alcaldía de Bogotá por Opción Ciudadana (el viejo PIN) y uno de los líderes cristianos más reconocidos de Bogotá, reapareció en la lista a la Cámara del Partido Conservador y hará campaña alejado de otros líderes cristianos que antes fueron sus aliados políticos.

Conocido como el "apóstol Gustavo", lleva 20 años al frente de la iglesia Oasis, que en su sede central alberga a entre 3 mil y 4 mil fieles, y es el eje de una red que integra a 150 iglesias más pequeñas en toda la ciudad.

 

Esa ha sido su base política, que lo llevó a ser concejal dos veces entre 2004 y 2009 por el Movimiento Unión Cristiana primero, y luego por el Partido Cristiano de Transformación y Orden (Pacto). Por éste también se lanzó al Senado en 2010, pero se quemó con cerca de 20 mil votos.

Desde entonces sus intentos por mantenerse en política han sido sobre todo dentro de partidos tradicionales. “Duré 12 años convenciendo a los cristianos de hacer un partido y siempre me dijeron que no”, le dijo Páez a La Silla Cachaca.

En 2011 fue el candidato de Opción Ciudadana a la Alcaldía y quedó octavo entre nueve competidores, con 28.500 votos. En ese entonces hacían parte de ese partido los pastores Édgar Espíndola, que era senador, y Marco Fidel Ramírez, que en esas elecciones fue elegido concejal y se autoproclamó “el concejal de la familia”.

Al insistir con ese partido para llegar al Senado en 2014, como lo contó La Silla, creó un sistema virtual para rastrear dónde votarían sus seguidores que envidiaría cualquier político comprador de votos. Igual, se volvió a quemar con apenas 8.900 votos.

Sin embargo, terminó distanciado del concejal Marco Fidel Ramírez y del partido en general en medio de sus cuestionamientos por tener en sus filas a políticos cuestionados: “Estar allá era cargar dos cruces: la de Cristo y la del partido. Marco Fidel era de nuestra línea y luego se dio la vuelta”, nos dijo.

Desde entonces ha estado alejado de la política, aunque su hijo Ferney estuvo en la lista al Concejo del movimiento cristiano Libres en 2015 y quedó de segundo con 7.600 votos.

Para su actual campaña optó de nuevo por un partido tradicional como el Conservador, en el que será la fórmula en la ciudad de la senadora cartagenera Nadya Blel. Como ese es un partido que aspira sólo a una curul en la ciudad porque tiene pocos votos, es más viable para que él tenga chance de alcanzar el umbral y pelear un puesto en la Cámara. 

Al meterse con los godos también se aleja políticamente de líderes cristianos como Ricardo Arias y Carlos Acosta, los fundadores de Libres que se aliaron con el pastor caleño John Milton Rodríguez y crearon Colombia Justa Libres, un movimiento que armó lista a Senado y tiene listas a Cámara en Bogotá, el Valle, Tolima, Antioquia, Caldas y San Andrés.

Páez terminará enfrentado a ellos y al “concejal de la familia”, que puso a su hijo Alberto Esteban Ramírez en la lista de Opción Ciudadana.

Todos, eso sí, se oponen al acuerdo con las Farc.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia