Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 28 de Enero de 2018

2147

2

Tras la decisión de prohibir el parrillero hombre en motos de alto cilindraje en un sector de Bogotá para disminuir los robos, el alcalde Enrique Peñalosa se ganó el viernes una jornada de protestas de motociclistas que hicieron un plan tortuga que generó caos y enfrentamientos con la Policía.

A la par, hay unos efectos políticos inmediatos para el alcalde, ya que de nuevo pone en juego la imagen que quiere vender de gerente y, por otra parte, hizo que el tema se metiera en la campaña presidencial de manera tangencial pero con reacciones más en contra que a favor.

1

Quedó en la mesa el debate sobre la improvisación

Antes de publicar el proyecto de decreto, el mensaje que envió el Secretario de Seguridad, Daniel Mejía, fue que la medida aplicaría en toda la ciudad. Con esa idea fue que los moteros protestaron por primera vez el miércoles en la noche, cuando bloquearon Transmilenio.

El jueves en la noche, sin embargo, el proyecto fue publicado y especificó que sólo aplicaría en un área del centro-oriente de la ciudad en donde se concentra el 40 por ciento de los delitos de alto impacto en los que los delincuentes se movilizan en moto. Además, que sería por tres meses.

Aunque eso significa que la medida afectará a menos personas y es coherente con la focalización que ha implementado el Distrito para atacar otro flagelo como el de los homicidios, abrió la discusión en redes y en medios sobre el cambio de postura de Peñalosa.

En Blu Radio, por ejemplo, mientras el exrepresentante a la Cámara por Bogotá Nicolás Uribe dijo que prefería que un gobernante corrigiera sobre la marcha, el exsecretario de Gobierno de Peñalosa, Héctor Riveros, consideró que haber acotado tanto la medida la haría inocua.

A eso se sumó que el mismo Peñalosa admitió que la medida no le gustaba, y además le recordaron que en campaña se había opuesto a esa restricción.

Como apenas empezará a regir, no se sabe si la medida será efectiva (aunque, como dijo Hugo Acero en la Red Cachaca y algunos comentaristas en el debate que abrimos sobre este tema, la experiencia indica que sus alcances son limitados). En todo caso, los mensajes contradictorios que envió la administración antes de dejar en firme la decisión dejaron en el aire la discusión sobre la improvisación que el peñalosismo se ha empeñado en achacarle a Gustavo Petro por polémicas como el cambio en el sistema de recolección de basuras en 2012.

 
2

Vargas Lleras se vuelve a distanciar

El tema se coló en la campaña presidencial y el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, jefe máximo de Cambio Radical (el partido que avaló al Alcalde) la cuestionó.

Ya Vargas había cuestionado a Peñalosa ante las bases de Cambio en Bogotá, como contó La Silla Cachaca, por la que considera lenta ejecución en infraestructura y vivienda. Y hasta ahora su campaña en la ciudad se ha centrado más en el antipetrismo que en defender la gestión de Peñalosa, a juzgar por lo que se preocupa por comunicar en redes sociales.

Cambio Radical, a su vez, emitió un comunicado en el que su director, Jorge Enrique Vélez, manifestó que, como partido, se oponen a la medida porque no la consideran efectiva y más bien afecta a mucha gente.

 
3

La derecha, y no sólo la izquierda, lo cuestiona

El candidato liberal a la Presidencia, Humberto de la Calle, que busca ganarse un espacio entre los votantes de centro-izquierda, cuestionó la medida por “insuficiente”. Los representantes de Alianza Verde por Bogotá, Ángela Robledo, Angélica Lozano e Inti Asprilla, que se mueven en ese espectro ideológico, hicieron lo mismo. Y desde la izquierda, las críticas las hicieron los concejales y representantes del Polo en Bogotá.

A esas reacciones previsibles, sin embargo, se sumaron no sólo las críticas de Vargas Lleras, sino la del Centro Democrático, a pesar de que ha sido un partido que en el Concejo ha respaldado la agenda del Alcalde. La vocería la ha tomado Daniel Palacios, que justo esta semana asumirá como Presidente del Concejo.

Y se les sumó el candidato presidencial uribista, Iván Duque por considerar que la medida afecta a personas de estratos bajos.

En general, la bancada peñalosista en el Concejo esta vez no cerró filas a favor del Alcalde. Públicamente sólo salieron a apoyarlo sus dos escuderos verdes, Lucía Bastidas y Jorge Torres, además de Roberto Hinestrosa, de Cambio Radical.

 
4

Al presentarla al tiempo con otras medidas impopulares refuerza su negativo

El anuncio de Peñalosa de prohibir el parrillero hombre coincidió con otras dos medidas impopulares que se meten con el bolsillo de los habitantes: por un lado, el aumento de 100 pesos del pasaje en Transmilenio y el SITP, que comenzará a regir desde el primero de febrero y que firmó la semana pasada.

Por otro, el Concejo aprobó el proyecto que presentó el Alcalde para subir el precio de los parqueaderos con el fin de recaudar recursos que ayuden a financiar el SITP.

Esa coincidencia puede reforzar el negativo de Peñalosa, aunque él insiste en que seguirá tomando decisiones que él y su equipo consideren necesarias por más impopulares que sean.

 

Comentarios (2)

José Saramago ..

28 de Enero

3 Seguidores

En conclusión la medida genero mas rechazo que aceptación, y por lo tanto ma...+ ver más

En conclusión la medida genero mas rechazo que aceptación, y por lo tanto mas imagen mas imagen negativa para Peñalosa que es ficha de G. Vargas Lleras en Bogotá. Héctor Riveros trabajo para Peñalosa. la desastrosa alcaldía de Petro es una cosa y la de Peñalosa otra. Petro esta de jefe de campaña de Lleras. La medida la tendrán que desmotar e implementar otras soluciones a la inseguridad.

Ramza

31 de Enero

521 Seguidores

Pues le sube la impopularidad... ¿Pero Peñalosa cuándo ha gobernado según ...+ ver más

Pues le sube la impopularidad... ¿Pero Peñalosa cuándo ha gobernado según su popularidad? Él gobierna según lo que le dicen los asesores y ya, no creo que vaya a cambiar de opinión, independientemente de las críticas.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia