Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 23 de Mayo de 2019

6332

9

 

El presidente Iván Duque le quitó a su Ministra de Trabajo, Alicia Arango, la potestad de nombrar a un nuevo Superintendente de Vigilancia, y se la pasó a su Ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez.

Así quedó plasmado en un decreto que Duque firmó ayer, en el que nombró a Gutiérrez como Ministra de defensa ad hoc para ese nombramiento, en reemplazo de Arango (el Ministro de Defensa, Guillermo Botero, desde el año pasado se declaró impedido para hacerlo porque tiene relación con empresas de seguridad).

El Presidente tomó esa decisión luego de que Arango anunció que no iba a nombrar en la Súper a la liberal Olga Lucía Velásquez, a pesar de que todo estaba tan listo para nombrarla que Presidencia publicó su hoja de vida para ello el 9 de abril.

Velásquez es amiga a Duque desde que se coincidieron en el Congreso, e hizo el proceso de selección después de que el Presidente le ofreció el cargo en marzo, como contamos esta semana en La Silla Cachaca.

En el cambio de Arango por Gutiérrez, según conoció La Silla Cachaca por una fuente liberal que dijo saberlo de primera mano, habría influído el expresidente César Gaviria en la reunión que sostuvo el lunes con Duque.

Ese día La Silla Cachaca publicó la historia contando que Arango no sólo se negaba a nombrar a Velásquez porque no la consideraba idónea para el cargo, como lo había dicho hacía un par de semanas, sino porque, según nos dijo, su hoja de vida le llegó recomendada por el exalcalde de Bogotá condenado por corrupto Samuel Moreno (de quien Velásquez fue Secretaria de Gobierno), a través de un tercero.

Arango reiteró esa versión en La W el mismo lunes, pero ni a La Silla Cachaca ni a esa emisora les explicó por qué la hoja de vida siguió el trámite hasta la publicación, un paso posterior a que Velásquez hubiera presentado papeles y le hayan hecho visita domiciliaria.

Según la fuente liberal, Gaviria le reclamó a Duque por qué la Ministra de Trabajo estaba diciendo que el nombramiento de Velásquez era recomendación de Samuel, a sabiendas que el propio Presidente de la República era el que lo había impulsado.

No supimos qué respondió Duque en ese momento, pero dos días después de la reunión firmó el decreto que reemplaza a Arango por Nancy Patricia Gutiérrez como Ministra de Defensa ad hoc para el nombramiento, una decisión con la que el Presidente puede retomar el control del nombramiento ante la talanquera que le estaba poniendo Arango.

Arango es una uribista purasangre muy cercana al expresidente y senador Álvaro Uribe, de quien fue secretaria privada en Presidencia. También fue una de las principales impulsoras de la aspiración presidencial de Duque dentro del uribismo

Gutiérrez, en contraste, no viene del corazón del uribismo: aunque es de derecha, inició su carrera política como liberal, luego fue vargasllerista y solo en 2015, como candidata a la Gobernación de Cundinamarca, se lanzó como uribista y con aval del Centro Democrático.

Hasta ahora no ha dado muestras de rebeldía frente a Duque y por eso su designación como Ministra de Defensa ad hoc para nombrar nuevo Superintendente le da más margen de maniobra a Duque frente al uribismo puro que se opone.

Por ejemplo, la senadora María Fernanda Cabal cuestionó desde un comienzo el posible nombramiento de Velásquez:

Y el Presidente, si sigue pensando nombrar a Velásquez, lo necesita: como explicamos, ella tiene un perfil distante del uribista promedio debido a que es pro acuerdo de paz y se la jugó por la reelección de Juan Manuel Santos en 2014

La excongresista llegó al Partido Liberal en 2014 como fórmula del senador Andrés Cristo, ficha de su hermano Juan Fernando (quien cedió su curul a su hermano para ser Ministro de Interior de Santos, clave para impulsar política y legislativamente el Acuerdo y quien lo respalda hasta el punto de que se fue del partido el año pasado por el respaldo de los rojos a Duque en segunda vuelta).

También fue una de las cabezas en Bogotá de la reelección de Juan Manuel Santos en 2014, y el año pasado fue vocera de la campaña de Humberto de la Calle, exjefe negociador de La Habana.

A pesar de la movida del Presidente, no es obvio que la nombren porque queda la duda sobre su posible inhabilidad para entrar al Gobierno, ya que, como también contamos, el Estatuto de Oposición restringe el nombramiento de políticos que militen en partidos que, como el Liberal, se han declarado independientes al Gobierno.

Hay otra interpretación de Velásquez y que también han hecho en Palacio que dice que no está inhabilitada, porque no era directiva nacional sino local.

La duda nació por cuenta del Estatuto de la Oposición, que impide que sean nombradas en altos cargos del Gobierno personas que militen en partidos que se hayan declarado en independencia (como el Liberal) y, durante el año anterior al nombramiento, hayan ocupado cargos directivos en esos partidos (Velásquez fue Presidenta del liberalismo en Bogotá hasta el primero de abril pasado). Sin embargo, una interpretación diferente, que habrían hecho en Palacio según conoció La Silla por una fuente cercana a ese proceso, le sirve a ella como escudo. Ésta indica que el Estatuto de Oposición diferencia los niveles de gobierno ante los cuales un partido se declara independiente: nacional, departamental y municipal. En este caso, el Partido Liberal se declaró independiente ante el Gobierno Nacional, pero el cargo directivo que ella ocupaba en el liberalismo era la Presidencia en Bogotá, por lo que la inhabilidad no le aplicaría. Cuando La Silla Cachaca publicó su primera historia sobre la posible inhabilidad, desde la Oficina de Prensa de Presidencia nos respondieron que el caso estaba en estudio de la Secretaría Jurídica. El viernes pasado volvimos a preguntar, pero hasta ahora no hemos obtenido respuesta.

Falta ver si con Gutiérrez, el Gobierno se da el lapo de nombrarla con esa duda, la oposición de Arango y la potencial crítica de que Duque sí empezó a dar mermelada, con un cargo de alto nivel a una excongresista de un partido que se declaró independiente y cuyos votos pueden darle las mayorías a Duque en el Congreso.

Tampoco es obvio que la nombren a ella porque antes de que apareciera su nombre como candidata a la Superintendencia de Vigilancia, el Gobierno le había ofrecido ese cargo a la bancada de liberales de la Cámara de Representantes, y a comienzos de este año un grupo de ellos envió tres hojas de vida que el Gobierno descartó.

En su momento el Gobierno (a través de la Ministra del Interior, nos dijo un representante liberal fuera de micrófono) les dijo a los representantes interesados en ese cargo que si la aceptaban a ella como cuota del partido, y se negaron, no sólo porque ellos no la habían recomendado, sino porque varios insisten en que está inhabilitada.

Lo que está por verse ahora es si con la designación de Nancy Patricia Gutiérrez, cuyo trabajo es tratar directamente con el Congreso, el Gobierno vuelve a negociar el cargo con los liberales, sea para que acepten a Olga Lucía Velásquez o para que propongan otro nombre.

Será algo que definirá Duque sin la talanquera que le estaba poniendo su Ministra de Trabajo.

Comentarios (9)

José Saramago ..

23 de Mayo

3 Seguidores

Olga Lucia Velásquez, inhabilitada, no tiene ningún merito, no tiene experie...+ ver más

Olga Lucia Velásquez, inhabilitada, no tiene ningún merito, no tiene experiencia, y es la típica política tradicional que maneja maquinarias. Adicionalmente es una recalcitrante pura sampersita, y anti-uribista; ella proviene de la casa de los Moreno Rojas (cartel de la contratación), tiene su fortín político y electoral en Bogotá, y ha ascendido en la política de la mano de Juan Fernando Cristo.

Angel Bravo

23 de Mayo

0 Seguidores

Oiga, Joselito, pero respeten una migajita al presidente que eligieron. Ahora ...+ ver más

Oiga, Joselito, pero respeten una migajita al presidente que eligieron. Ahora resulta que hasta un fabricante de sillas sabe más de nombramientos de alto nivel que el mismísimo presidente. No sé por qué no me extraña.

Candelario

23 de Mayo

0 Seguidores

Prepárate para el guarapazo, Saramago, pues Duque se le está abriendo poco a...+ ver más

Prepárate para el guarapazo, Saramago, pues Duque se le está abriendo poco a poco a Uribe y va terminar gobernando con la Unidad Nacional de Santos.

Angel Bravo

23 de Mayo

0 Seguidores

Es que Arango sí sabe quién es el que manda.
¿Ministra pone talanquera...+ ver más

Es que Arango sí sabe quién es el que manda.
¿Ministra pone talanquera al pseudo-presidente por orden del presidente?
¿Alguien obedece a Duque en esa guachafita?
Arango se le rebeló a Duque, porque puede, y Duque hace la finta de que desobedecerá a uribe.
O es otra baladronada de Duque o empieza a cocinarse otro traidor al Eterno.

Elizabeth Prado

23 de Mayo

6 Seguidores

¡Qué difícil es gobernar! Si un ministro no quiere obedecer a su jefe y además lo hace quedar mal en público, lo normal es que se vaya o que lo saquen. Por principio. Pero también, insistir en nombrar a una persona, por amiga que sea, que genera malestar en su partido puede ser costoso. Para completar, puede ser más costoso con la opinión pública y la almohada, parecer pintado en la pared.

¡Qué difícil es gobernar! Si un ministro no quiere obedecer a su jefe y además lo hace quedar mal en público, lo normal es que se vaya o que lo saquen. Por principio. Pero también, insistir en nombrar a una persona, por amiga que sea, que genera malestar en su partido puede ser costoso. Para completar, puede ser más costoso con la opinión pública y la almohada, parecer pintado en la pared.

Angel Bravo

24 de Mayo

0 Seguidores

Que una ministra mande más que el pseudo-presidente que la nombró no es una ...+ ver más

Que una ministra mande más que el pseudo-presidente que la nombró no es una "dificultad de gobernar" sino un síntoma malsano de una enfermedad institucional, el uribenoma, un tumor canceroso que amenaza metástasis. Es la consumación de la profecía hecatómbica uribista autocumplida.
Gobernar debe ser difícil, pero debe serlo mucho más no poder hacerlo teniendo las credenciales que lo facultan.

José Saramago ..

23 de Mayo

3 Seguidores

Buena parte de la despotricadera contra el presidente Iván Duque proviene de ...+ ver más

Buena parte de la despotricadera contra el presidente Iván Duque proviene de esos sectores del mamertismo y del santismo desesperados porqué el Presidente no se deja “mangonear”.
Buena parte de la in-gobernabilidad de este país no provine del Presidente Iván Duque, proviene de sectores externos a él que quieren generar caos.
Sin dejar de apoyar a Duque, lo de Olga sí seria una muy mala decisión.

Angel Triste

24 de Mayo

0 Seguidores

Uribe, el generador del caos, no es un "sector" ni es "externo".
NHM, el ...+ ver más

Uribe, el generador del caos, no es un "sector" ni es "externo".
NHM, el que invita a la insurrección, no es un "sector" ni es tan "externo".
Cómo estará de "mangoneado" Duque que lo mangonea impunemente una ministra que él nombró (supuestamente) y un fabricante de sillas que "sin dejar de apoyarlo" censura sus decisiones.
Cuando Duque pide pescado le llevan carne uribista y TIENE que comérsela

DIDUNDI

24 de Mayo

3 Seguidores

1-En cabeza d Duque, en las manos d Duque, en la voluntad política d Duque..e...+ ver más

1-En cabeza d Duque, en las manos d Duque, en la voluntad política d Duque..etc, toma, quita, pone?....Jajaaaaaa

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia