Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 04 de Marzo de 2019

3529

2

 

Este fin de semana, durante la celebración de la segunda Asamblea Distrital de la Farc en Bogotá, ese partido designó al exdirigente estudiantil y exvocero de Marcha Patriótica David Flórez como su principal carta para el Concejo de Bogotá.

Lo que falta definir es si él hará parte de una lista de coalición con otros partidos o si encabeza una lista propia de la Farc, algo que, le dijo él a La Silla Cachaca, por ahora no contemplan.

La primera opción es la que prefiere el partido por una razón simbólica y una práctica. La simbólica es que le permite mandar el mensaje de que hace parte de una convergencia más amplia en la que pueden caber otras fuerzas de izquierda y alternativas a los partidos tradicionales. Es decir: que no están aislados. La idea es lograr alianzas en todo el país.

La práctica es que tener un candidato en una lista que también jalonen votantes de otros movimientos le da más posibilidad a él de alcanzar la curul que si finalmente se van en una lista de sólo Farc.

Como antecedente está la campaña al Congreso el año pasado, en la que la lista de la Farc a la Cámara en Bogotá sólo alcanzó 12 mil votos, que se puede entender como la votación de sus bases y está muy alejado del mínimo que necesitan para alcanzar una curul en el Concejo. Para tener una idea, en 2015 el partido que menos votos sacó y logró elegir concejal fue Opción Ciudadana, con 41.400 votos.

Aunque Flórez le dijo en días pasados a La Silla Cachaca que habían tenido acercamientos con otros movimientos de izquierda y alternativos, aún no hay un acuerdo con ninguno.

A la Asamblea Distrital del partido asistieron el precandidato petrista Jorge Rojas, que está recogiendo firmas (aunque ya la Unión Patriótica le dio el aval); y el líder de Colombia Humana José Antequera. Esa es una muestra de que esos movimientos pueden tejer lazos con la Farc, pero aún no es seguro.

De hecho, el representante a la Cámara de la Farc en Bogotá, ‘Sergio Marín’, dijo en su discurso en la Asamblea: “Les hemos propuesto a las fuerzas políticas y sociales de la capital avanzar hacia un gran acuerdo de convergencia democrática que permita consolidar una apuesta política seria y creíble para Bogotá. No siempre hemos encontrado la acogida que nuestro desprendimiento y entrega para consolidar la unidad merecería. Pero no nos cansaremos de insistir”.

Parece difícil no sólo porque aliarse con la Farc, así sus militantes ya estén en la vida civil, puede seguir significando para otros partidos un lastre por por su pasado en la guerra, sino porque en una campaña en la que el centro político llega con hartas posibilidades de crecer en el Concejo y de ganar la Alcaldía, aliarse con ese partido puede tirar cualquier coalición a la izquierda.

La designación de Flórez como candidato al Concejo tiene la ventaja ante la opinión de que es alguien que no ha empuñado las armas y ha desarrollado su trabajo político desde la civilidad.

Es abogado de la Universidad Nacional, especialista en Gobierno y ha sido bloguero de La Silla Vacía.

Entre 2008 y 2011 fue Secretario General de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) y estando ahí ayudó a crear y fue líder de la MANE, la plataforma estudiantil que en 2011 logró parar la reforma a la educación superior que impulsó el entonces presidente Juan Manuel Santos.

Posteriormente fue vocero nacional de Marcha Patriótica mientras se desarrollaban los diálogos del gobierno Santos con esa guerrilla.

Una vez desmovilizada, Flórez entró al nuevo partido Farc, por el que fue candidato a la Cámara por Bogotá en 2018 como parte de una lista cerrada en la que le dieron el cuarto renglón.

Es decir: es un candidato que tiene entrada tanto en el movimiento estudiantil como en organizaciones sociales, dos focos en los que a la Farc le interesa incidir. El reto ahora es armar una lista donde quepa.

Comentarios (2)

Yovanny Biancardy

04 de Marzo

0 Seguidores

Lo primero que hay que definir es ¿cuál es la mejor forma en la que puede p...+ ver más

Lo primero que hay que definir es ¿cuál es la mejor forma en la que puede participar un partido marxista-leninista, en el asunto de la democracia burguesa? Es buena idea fortalecer la alianza natural de un partido de corte marxista-leninista, base social y el aparato político. Pero esta tiene que estar encaminada a crear las autonomías comunales, por ello es vital que el candidato o candidata

Yovanny Biancardy

04 de Marzo

0 Seguidores

este fuertemente vinculado con la base y el partido. Pues es la única forma ...+ ver más

este fuertemente vinculado con la base y el partido. Pues es la única forma de adaptar los principios del marxismo-leninismo, que hablan del gobierno proletario, pues, no podemos caer en el error de una colectividad burocratizada.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia