Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 21 de Mayo de 2019

14646

4

 

Hace dos semanas, el jueves 9 de mayo, la candidata de la Alianza Verde a la Alcaldía de Bogotá, Claudia López, fue al despacho del Gobernador de Cundinamarca, Jorge Rey, para hablar con él de la agenda de integración entre la ciudad y los municipios vecinos.

El encuentro giró alrededor de asuntos programáticos y no políticos, pero es llamativo porque López lleva cuatro años relacionando a Rey con la corrupción del departamento, al punto que en 2015, como senadora, se opuso a que los verdes lo avalaran cuando él era candidato a la Gobernación. Y lo logró.

Aunque ella mantiene esas críticas, ahora que está en campaña a la Alcaldía y que ha puesto los proyectos con Cundinamarca como un eje importante de su discurso, no mostrará esa beligerancia ni se opondrá a que los verdes, que no tienen candidato propio a la Gobernación, avalen al candidato que tiene Rey para sucederlo: el exalcalde de Mosquera Nicolás García.

Una bajada de tono que, si gana relevancia, podría significar un papayazo para Carlos Fernando Galán, enemigo declarado del Gobernador.

El desencuentro

En la campaña de 2015 la Alianza Verde estudió la posibilidad de avalar al entonces candidato a la Gobernación de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey, y la entonces senadora Claudia López, que hacía parte del Comité Nacional de avales, se opuso con pronunciamientos muy duros:

Efectivamente, Rey contaba con la maquinaria que había respaldado al gobernador de ese momento, Álvaro Cruz, posteriormente condenado por el cartel de la contratación.

El partido finalmente decidió no avalar a Rey y sus militantes en Cundinamarca quedaron en libertad para hacer campaña por Rey o por Nancy Patricia Gutiérrez.

Como Gobernador, Rey enfrentó desde muy temprano cuestionamientos que le revivieron presuntas irregularidades por los cambios que hizo en el cobro de la plusvalía en Funza, cuando fue alcalde de ese municipio (2008-2011).

Parte de esos señalamientos los hizo el entonces senador de Cambio Radical Carlos Fernando Galán, a los que les sumó otros contra políticos del grupo del Gobernador.

El periodista Daniel Coronell ha escrito un par de columnas contra Rey, en una de las cuales reveló que la Gobernación había contratado al exmagistrado Leonidas Bustos, enredado en el escándalo del cartel de la toga y padrino del exfiscal anticorrupción corrupto, Luis Gustavo Moreno, que era el que tenía, estancadas, las denuncias de Galán sobre volteo de tierras.

Rey siempre ha dicho que no cometió ninguna irregularidad, pero en ese contexto, en octubre de 2017, Claudia López hizo un debate muy sonado en el Senado por la supuesta negligencia de la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez en casos que comprometían a políticos de Cambio Radical, su partido. Ahí ella mencionó a Rey como jefe de de una estructura corrupta en Cundinamarca, relacionada precisamente con volteo de tierras:

Hace un año la Fiscalía dio a conocer que a Rey lo mencionaron dentro de los procesos penales por volteo de tierras en municipios de Cundinamarca y por eso compulsó copias a la Fiscalía delegada ante la Corte Suprema para que lo investigue.

Era algo que les daba aire a las denuncias de Galán y de López, hoy candidatos a la Alcaldía de Bogotá, aunque hasta ahora no se conocen avances en ese proceso.

Sin embargo, en esta campaña a la Alcaldía, mientras Galán no ha mencionado al Gobernador, López sí, aunque no para seguirlo cuestionando.

Los puntos de encuentro

Para esta campaña, Claudia López le insistió al empresario Carlos Enrique Cavellier, dueño de Alquería y que tiene sede en Cajicá, que se lanzara a la Gobernación por los verdes. Él lo consideró y, como contamos en La Silla Cachaca, pensaba recoger firmas para luego recibir el respaldo de partidos como el verde y el Centro Democrático, con la idea de enfrentar a Nicolás García, el candidato de Rey.

Eso le hubiera dado una justificación a López para mantener el tono alto de sus cuestionamientos a Rey, pero Cavellier desistió y los verdes se quedaron sin un candidato de peso para competirle a García.

Por otra parte, ella ha hecho de la agenda de Bogotá-región un factor que la diferencia de Enrique Peñalosa, sobre todo porque promete cambiar la arrogancia y el estilo impositivo que ha caracterizado al Alcalde al referirse a los proyectos y a la integración con los municipios vecinos, y que lo han hecho chocar con Rey.

López promete, por ejemplo, que a pesar de sus diferencias con el Gobernador, respaldará el Tren de cercanías o Regiotram, que él aspira dejar contratado para que conecte a Bogotá con municipios vecinos del occidente y que Peñalosa calificó como “un cáncer”.

Ella, además, quiere hacer un tren similar que conecte a Bogotá con los municipios vecinos del norte, hasta Zipaquirá. En esa propuesta, por ejemplo, coincide con el candidato de Rey, y de eso hablaron López y el Gobernador en el encuentro que ella solicitó.

(Con García, además, López comparte estratega político en esta campaña: Augusto Reyes, dueño de la firma Poder y Poder, que en 2015 también asesoró a Rey, su amigo).

Con el Gobernador también charlaron, le dijo López a La Silla Cachaca, sobre gobernanza regional y proyectos en los que pone plata la Nación, como la adecuación de las vías de ingreso a Bogotá.

“No tengo reuniones ni por cortesía ni personales ni políticas con el Gobernador, pero si aspiro a ser alcaldesa de Bogotá, necesito tener clara la información de los proyectos en común con Cundinamarca”, agregó.

A ese acercamiento con Rey se sumó su anuncio de que, a diferencia de hace cuatro años, no se meterá en la decisión que tome la Alianza Verde en Cundinamarca sobre el respaldo de ese partido a la Gobernación.

Los verdes, igual que hace cuatro años, no tienen candidato propio, y un sector grande, como contamos en La Silla Cachaca, está empujando para que avalen a García. Al tiempo, allá ha pedido pista, sin mayor eco, el empresario Germán Escobar, el candidato de Sergio Fajardo, con el que López se alió el año pasado en la Coalición Colombia.

Así, minutos antes de reunirse con Rey, López les dijo a directivos del verde en Cundinamarca y precandidatos verdes de la Sabana: “La decisión que tomen sobre Gobernación es muy difícil; sé que es electoralmente crucial, más en términos de sacar adelante proyectos (con el nuevo Gobernador) si ganamos (la Alcaldía de Bogotá). No me voy a meter para nada. A mí ni me busquen ni me llamen ni me pongan chats. Ustedes son grandes, ustedes son los que toman decisiones electorales (en Cundinamarca)”.

Sobre García, a diferencia de Rey, no recaen señalamientos directos por presuntas irregularidades y no tiene investigaciones en contra. Sin embargo, fue parte del gabinete del exalcalde de Mosquera Álvaro Rincón (2008-2011), imputado por volteo de tierras, y El Tiempo reveló que el día en que esa Alcaldía autorizó el cambio en el uso del suelo que hoy tiene a Rincón ante la justicia, éste estaba de vacaciones y como alcalde encargado estaba García, que fue el que terminó dando la autorización.

López le dijo a La Silla Cachaca que sus “cuestionamientos (a Rey) son fundados y se mantienen”, pero precisó que no tratará de incidir para que el partido no avale al candidato del Gobernador, ya que no puede: a diferencia de 2015, ella ya no está en el comité nacional de avales, que es el que decide a partir de la recomendación que haga la dirección de los verdes en Cundinamarca.

Ese silencio también es, en todo caso, pragmático, porque le evita la candidata verde casar desde ya una pelea con Rey y su candidato García, sobre todo teniendo en cuenta que éste es el que tiene la maquinaria para ganar las elecciones y puede volverse contraparte de López en caso de que ella también gane en Bogotá.

Comentarios (4)

José Saramago ..

21 de Mayo

3 Seguidores

La política es dinámica: la estrategia electoral de Claudia López es no mos...+ ver más

La política es dinámica: la estrategia electoral de Claudia López es no mostrarse como “gritona”, ni calumniadora.
Claudia López es una doble-cara: indignada esta(ba) con lo del cartel de la Contratación en Bogotá, y tiene en su partido al senador Antonio Sanguino 'encochinado' hasta el fondo en el Cartel de La Contratación en Bogotá; me recuerda esto a Jorge Robledo defendiendo a Samuel Moreno.

ropater

21 de Mayo

0 Seguidores

El fin justifica los medios, que diferencia hay entre claudia Lopez y los dem...+ ver más

El fin justifica los medios, que diferencia hay entre claudia Lopez y los demás políticos? que los demás no hacen su campaña desprestigiando a los que piensan diferente a ella y gritando por donde va.

HENRY BARBOSA

22 de Mayo

0 Seguidores

Un poco desactualizados, desde hace varios meses viene haciendo campaña en el...+ ver más

Un poco desactualizados, desde hace varios meses viene haciendo campaña en el departamento Diego Cancino, para ser el candidato de la Alianza Verde a la Gobernación de Cundinamarca. A parte de que ya es unánime el apoyo del partido a su candidatura, cuenta además con el apoyo de Antanas Mockus y la misma Claudia López. ¿Entonces?

José Saramago ..

22 de Mayo

3 Seguidores

Entonces pasa que “el pez muere por su boca”.
Ahora que Claudia Lópe...+ ver más

Entonces pasa que “el pez muere por su boca”.
Ahora que Claudia López tiene una muy alta probabilidad de elegirse alcaldesa de Bogotá (mas por no haber oponentes de peso, que por méritos propios o argumentos que no los tiene) ve que de la misma manera el candidato del todo-poderoso Jorge Rey también muy probablemente será elegido gobernador. Sabe que le pueden cobrar sus palabras despotricadoras.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia