Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 25 de Septiembre de 2017

2988

8

Hoy el presidente Juan Manuel Santos y sus ministros deben firmar el documento Conpes que declarará el metro elevado de Bogotá un proyecto de importancia estratégica para asegurar que la Nación pondrá el 70 por ciento de lo que cueste.

Con ese documento se definirán varios elementos técnicos clave sobre ese metro, lo que promete volver a elevar el tono en el debate, como dejaron ver varios trinos del exalcalde Gustavo Petro ayer y las respuestas que le dio el gerente de la Empresa Metro, Andrés Escobar:

Y es que con el nuevo Conpes el Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, tendrá un argumento sólido para decir que sí hará el metro a pesar de los retrasos y del escepticismo de la oposición, porque significa que la Nación habrá avalado las reformas que él le hizo al proyecto.

Lo que viene es que el Concejo apruebe vigencias futuras, que Peñalosa anunció que rodearán los 7 billones de pesos (3 billones más de lo que pidió el año pasado y finalmente no se gastó), para garantizar el 30 por ciento que que le corresponde dar al Distrito.

Pero el hecho de que vaya tan adelante no significa que haya callado a la oposición, además porque falta definir varios elementos centrales del sistema (la primera línea de metro y las tres troncales de Transmilenio que están incluídas en el proyecto), ya que los estudios de factibilidad, a cargo de Systra e Ingetec, no se han hecho públicos.

Pero como el Conpes debe ser un reflejo de esos estudios, estas cinco preguntas deberían quedar despejadas hoy:

1

¿Cuánto va a costar?

El precio de hacer la línea de metro ha sido uno de los puntos más debatidos, y de hecho el principal argumento de Peñalosa para no hacerlo subterráneo fue que era muy costoso.

Hace dos semanas, en un Conpes de seguimiento, el costo del metro y de las troncales de Transmilenio concebidas como alimentadoras (avenidas 68, Boyacá y Cali) fue tasado en 16,4 billones.

Esa cifra tomó como base los nuevos estudios de Systra e Ingetec, que se estaban terminando.

El jueves, sin embargo, Peñalosa dijo que el costo de la obra rodeará los 18,7 billones.

Posiblemente el nuevo Conpes afine más esa cifra, que en todo caso será mayor a la que habían arrojado el año pasado los estudios de prefactibilidad que contrató Peñalosa con Systra, que calcularon las mismas obras en 13 billones de pesos.

Para tener una idea de cómo ha variado esa cifra, cuando Gustavo Petro presentó los estudios del metro subterráneo hasta la calle 127, en 2014, la obra se calculó en 15 billones de pesos de ese momento y pocos meses después negoció con la Nación una obra de 13,8 billones, solo hasta la calle 100.

Peñalosa definió, con Systra, que irá hasta la 72 y tendrá como apoyo las tres troncales mencionadas.

El nuevo costo seguramente generará debate en tanto se parece al del subterráneo hasta la 127, pero será más corto y parte de la plata se irá para Transmilenio, el sistema que Peñalosa más defiende y en el que la oposición le critica que enfoque sus esfuerzos.

En últimas, el valor definirá el peso del argumento de la oposición de que Peñalosa no lo hizo subterráneo para poder hacer más troncales.

 
2

¿Cuál será su capacidad?

El punto en el que Petro centró sus ataques ayer fue el de la capacidad del metro de Peñalosa, lo que muestra que de cómo se arme su futura operación dependerá en parte el debate político.

El documento debe aclarar el modelo operacional, que significa saber cuántos trenes tendrá, cada cuánto pasarán (dependiendo si es hora pico o valle), cuántos pasajeros cabrán en cada uno y por lo tanto cuántos movilizará el sistema cada hora, lo que determinará su capacidad.

Los primeros estudios del metro elevado indicaron que el sistema podría transportar 60 mil pasajeros cada hora en un solo sentido (la actual troncal de la Caracas lleva hasta 48 mil) y que en situaciones específicas eso podría aumentar a 80 mil.

Este fin de semana en Twitter, Darío Hidalgo, ex subgerente de Transmilenio de Peñalosa y cercano a la administración, habló de 72 mil pasajeros/hora/sentido.

Si esas cifras se confirman, habría similitudes con el subterráneo, que proyectaba una capacidad inicial de 50 mil que podría ser llevada en su fase más avanzada, en 2050, a 80 mil.

Pero si son mucho más bajas, le darán más peso a los señalamientos de que Peñalosa quiere hacer “un metrico”.

 
3

¿Cuándo y cómo será la licitación?

La hora de la verdad del metro será cuando se abra su licitación, un momento al que la ciudad nunca ha llegado a pesar de las décadas de proyectos de metro. Por eso, las pistas en ese sentido pueden mover el debate.

Peñalosa ha dicho que está comprometido a abrir la licitación (que incluye los estudios de detalle y la obra) a finales de este año, pero ya hay un indicio de que puede aplazarla, una vez más, para comienzos del año entrante, ya que en el Conpes de hace dos semanas el cronograma así lo estipula.

El nuevo Conpes definirá si se mantiene lo que dice aquel documento o lo que promete Peñalosa.

Además, también debe quedar claro si se hace una o varias licitaciones, ya que el metro tiene tres componentes principales que se podrían licitar aparte: la obra civil (la construcción de sus talleres, viaductos y estaciones, entre otras infraestructuras físicas), el material rodante (los trenes) y los sistemas (los circuitos eléctricos, el control de puertas y la inteligencia del sistema).

Que se haga una o varias licitaciones puede definir el tiempo que se demore la contratación y la puesta en marcha del grueso de la obra, ya que una sola, aunque evitaría posibles roces entre diferentes contratistas, sería más larga.

 
4

¿Cómo participarán los privados?

En los últimos meses, Escobar ha dicho que a partir de los estudios definirán si se opta por hacer un contrato de obra pública, en el que el Estado pone la plata y un privado hace las obras, o si se hace una Alianza Público Privada en la que los privados también ponen plata, construyen y luego operan el sistema, asumiendo parte de los riesgos de que los ingresos de la operación no les den.

Eso no solo cambia las condiciones de funcionamiento, en la medida en que el Distrito puede quedar a cargo de la operación de todo el sistema o solo de una parte, sino que puede ser un nuevo florero de Llorente entre quienes prefieren un metro público y los que creen que es mejor entregarlo en concesión, similar a lo que ocurre con los buses de Transmilenio, que los compran y operan privados.

 
5

¿Cómo se integrará a Transmilenio y al Sitp?

Como Peñalosa es presentado como probuses y antimetros, la forma en la que su línea se relacione con Transmilenio y los buses del Sitp pueden alimentar o debilitar esa imagen.

En principio, deben ser un solo sistema de transporte público.

Andrés Escobar, gerente de la Empresa Metro, le explicó a La Silla Cachaca que esa integración debe ser física (definir cómo se conectarán, por ejemplo, las estaciones del metro a las de Transmilenio), tarifaria (la idea ha sido que la tarifa sea la misma de los buses rojos) y en los medios de pago (que la tarjeta para pagar pasaje en el Transmilenio y el SITP sirva también para el metro).

Falta que el documento Conpes precise cómo será esa integración y cuánto tiempo tomará.

 

 

Comentarios (8)

GMolano

25 de Septiembre

0 Seguidores

Por lo poco que se ha divulgado del CONPES solo veo una cosa, entre gobierno y...+ ver más

Por lo poco que se ha divulgado del CONPES solo veo una cosa, entre gobierno y Peñalosa hubo un forcejeo y concluyeron en un metrico. Aunque se haga el show de las vigencias y se firme CONPES plata no va a haber hasta el 2019 porque se esta priorizando el TM por la 7. Pero va a servir como argumento para enfrentar la revocatoria o al menos eso piensan ellos.

GMolano

25 de Septiembre

0 Seguidores

A este articulo le falta algo muy basico ... casi que de primaria: comparar el...+ ver más

A este articulo le falta algo muy basico ... casi que de primaria: comparar el CONPES que le dieron a Petro con el que supuestamente se va a firmar hoy. Creo que la palabra metrico va a quedar cortica. Yo entiendo que en LSV vive de pipi cogido con una tecnocracia que en ultimas esta con Peñalosa, Ya va siendo hora de dejar de aparentar imparcialidad. Salgan del closet ...

Carlos Hernández Osorio

25 de Septiembre

166 Seguidores

Hola, GMolano. A Petro no le firmaron ningún Conpes. Llegó a un aval fiscal ...+ ver más

Hola, GMolano. A Petro no le firmaron ningún Conpes. Llegó a un aval fiscal del Confis del Ministerio de Hacienda, y seguía el Conpes cuando Peñalosa pidió parar el proceso. Por eso la comparación que hacemos es con las cifras básicas que se conocieron de los estudios que entregó Petro.

GMolano

26 de Septiembre

0 Seguidores

Igual las cifras palidecen por el capricho de hacer el TM por la 7. Una obra q...+ ver más

Igual las cifras palidecen por el capricho de hacer el TM por la 7. Una obra que no necesita la ciudad. Que se va a llevar por delante un Metro de verdad escalable y el RegioTRAM. Eso le falta a este articulo. Ademas la realidad de la plata ... que para decirlo cierto esta crudisima. No va a haber plata sino para una obra en 2018 la economia entrara a la UCI, si es que no esta ya ahi...

Henry Castro Gerardino

26 de Septiembre

140 Seguidores

Vaya tipo tan duro. Lo caballeroso sería aceptar que se equivocó, otorgarle ...+ ver más

Vaya tipo tan duro. Lo caballeroso sería aceptar que se equivocó, otorgarle la razón al articulista y plantear nuevos cuestionamientos.

RAFAEL ESPINOSA

26 de Septiembre

0 Seguidores

Respuesta  imprecisa: con las etapas de estudios fase 3 completas y el av...+ ver más

Respuesta  imprecisa: con las etapas de estudios fase 3 completas y el aval del Banco Mundial, Petro recibe de Santos un cheque simbólico condicionando la firma del CONPES ( 70%) a que el distrito certifique el resto, algo que ya tenía resuelto, así que dilata la firma para que la licitación la adjudique el siguiente alcalde (el creyó, sería Pardo) y que Petro no se la apuntara.

RAFAEL ESPINOSA

26 de Septiembre

0 Seguidores

El control previo al Conpes fue particularmente estricto en ese proceso&n...+ ver más

El control previo al Conpes fue particularmente estricto en ese proceso y súbitamente se aflojó para Peñalosa, quien tiene derecho de cuestionar el proyecto subterráneo, pero lo procedente era hacer una fase de estudios técnicos serios, (2 a 3 años mín.) y no imponer su presunción. Estamos ante un fraude de improvisacion e intereses particulares.

Henry Castro Gerardino

26 de Septiembre

140 Seguidores

Leo con satisfacción que el tema toma otras rutas y nuevos temas de cuestiona...+ ver más

Leo con satisfacción que el tema toma otras rutas y nuevos temas de cuestionamiento. Eso es positivo siempre y cuando el debate sea con altura. sería partidario de una participación de los privados, así, el futuro del proyecto estaría asegurado.Sin duda, la integración con el TM y Sipt es lo ideal. Deberían ser varios contratistas, al menos tres para agilizar su realización. El metro va.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia