Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 28 de Mayo de 2018

2837

4

Tras la victoria de Sergio Fajardo en Bogotá, los anuncios con miras a la Alcaldía y la debacle de Germán Vargas tanto en la ciudad como en Cundinamarca, estas son cinco conclusiones que dejó la primera vuelta en esta región.

1

Bogotá, la plaza rebelde que le sigue dando cancha a la centro-izquierda

La votación de Bogotá tuvo un patrón muy diferente a la nacional.

En la ciudad ganó Sergio Fajardo con 1,2 millones de votos (33,7 por ciento). Y Petro le ganó a Duque (contrario a la ocurrido en todo el país), y quedaron segundo y tercero con 1,1 millones de votos (29,9 por ciento) frente 983 mil (26,7).

Por otra parte, la tendencia también varió con respecto a la primera vuelta de 2014, cuando en la capital ganó el uribista Óscar Iván Zuluaga.

Si se toma el triunfo de Fajardo por separado, se deduce un mensaje contra la polarización que propusieron Duque y Petro y que se terminó imponiendo para segunda vuelta.

Fajardo logró captar 500 mil votos más de lo que sacaron los verdes y el Polo en Bogotá al Senado en la ciudad.

Y si se tiene en cuenta que Fajardo y Petro encabezaron, también queda claro que la centro-izquierda sigue teniendo un potencial muy fuerte en la ciudad después de las tres gobiernos de izquierda y a pesar de que éste sector haya perdido la Alcaldía contra Peñalosa.

Tal como ocurrió en las elecciones legislativas de marzo, la disminución de la abstención en Bogotá coincidió con el aumento del número de votantes para la centro-izquierda.

2

Después de su Alcaldía, Petro ha crecido en votos, pero eso no significa que tenga más fuerza

Los 1,1 millones de votos de Petro en Bogotá superaron los 678 mil que obtuvo en la consulta de marzo contra Carlos Caicedo y los 723 mil que sacó cuando fue elegido Alcalde en 2011.

Y aunque eso en términos absolutos significa que su electorado ha aumentado, no necesariamente implica que Petro tenga más fuerza en Bogotá.

Esto porque mientras lo que sacó para la Alcaldía fue el 32,2 por ciento de los votos, lo que sacó ayer en la ciudad fue el 29,9, que significa una disminución, aunque no dramática, de su fuerza electoral aquí.

 
3

Con el triunfo de Fajardo, los Ni-Ni piden pista para la Alcaldía, pero...

En la sede donde la campaña de Fajardo recibió los resultados hubo gran euforia por su triunfo en Bogotá, más allá del guayabo que les dio quedarse en primera vuelta. Y es que esa victoria, vista en clave de las elecciones del año entrante, les dio pie para pensar en la Alcaldía.

“El 2019 empieza hoy”, dijo Fajardo en su discurso, agregando que había que mantener la coalición de los Ni-Ni (que hicieron Compromiso Ciudadano, la Alianza Verde y el Polo), mientras que Claudia López y el senador Antonio Navarro hicieron intervenciones en ese sentido. Navarro habló explícitamente de la necesidad de alcanzar la Alcaldía, que tanto a él como a López les interesa.

Esos 1,2 millones son más o menos lo que necesitaría el próximo alcalde para ganar (el actual, Enrique Peñalosa, sacó 900 mil).

Sin embargo, es apresurado dar por hecho que la coalición se mantendrá tal y como está, además porque también depende de quién sea el candidato y de los rivales.

El Polo, por ejemplo, sería muy reacio a no tener candidato propio, y en todo caso queda la incógnita de qué será de ese partido en un año, con el fortalecimiento de Petro como líder nacional de izquierda que logró agrupar a su alrededor a las bases de ese partido y a congresistas con fuerza en Bogotá.

En caso de que el candidato sea verde, tendrá que definirse si es López o Navarro, y eso puede hacer cierta diferencia. Él puede tender más puentes con la izquierda (Petro, por ejemplo, dijo que lo apoyaría), pero quizá, aunque tenga el respaldo de su partido, no atraiga a todos los sectores de centro que logró aglutinar Fajardo.

Por último, que a la contienda llegue un posible candidato de Petro (o Petro) y otros como Carlos Fernando Galán o David Luna también hace que el electorado de centro amplíe sus opciones y no necesariamente se quede con el que escojan los Ni-Ni.

 
4

Vargas se confió de las maquinarias donde menos son útiles

En Bogotá, Germán Vargas Lleras aplicó la misma estrategia que aplicó a nivel nacional, que lo hizo depender de la maquinaria para mover votantes. Y eso, sobre todo aquí, fue una apuesta equivocada.

“Renunciamos al voto de opinión en una plaza que es esencialmente de opinión”, le dijo a La Silla Cachaca un congresista de ese partido con fuerza en Bogotá que pidió no ser citado.

En la ciudad Vargas contaba con la bancada más grande de concejales (9 que sumaron 160 mil votos). Y en las pasadas legislativas, Cambio Radical alcanzó 200 mil votos.

Teniendo en cuenta que también tenía el respaldo de sectores de La U y los conservadores, que haya sacado 172 mil votos significó que apenas si se le movieron esos políticos.

El exministro David Luna y Carlos Fernando Galán llegaron al final a reforzar la apuesta por la opinión, pero su presencia no surtió efecto.

Incluso, Vargas sí pudo recibir el efecto de un fenómeno de opinión, pero que le jugó en contra: ser el jefe del partido que avaló a Enrique Peñalosa a la Alcaldía, un alcalde que apenas tiene el 25 por ciento de favorabilidad.

 

 
 
5

En la tierra de Rey, Uribe siguió siendo el rey

Cundinamarca ratificó que sigue siendo tierra uribista, con los 470 mil votos que obtuvo Iván Duque. Allí ganó Zuluaga en primera y segunda vuelta de 2014, y ganó el No en el plebiscito.

La principal competencia la pensaba poner la campaña de Vargas Lleras, que le apostaba a sacar 200 mil votos y estar lo más cerca posible, pero al final terminó hundido en el cuarto lugar con 85 mil votos y no ganó en ningún municipio.

El gobernador Jorge Emilio Rey no logró mostrar su fuerza a pesar de que puso a dos de sus alfiles a coordinar la campaña del exvicepresidente en el departamento para que las Juntas de Acción Comunal, de donde proviene la fuerza electoral de Rey, se movieran por él. Además, Vargas también contaba con el respaldo de la mayoría de congresistas del departamento (de La U, conservadores y de Cambio Radical), casi los mismos que llevaron a Rey al poder, pero esa fuerza no se vio.

Como en el resto del país, la maquinaria no surtió efecto y “la gente votó como quiso”, nos dijo un líder departamental de la campaña de Vargas.

Fajardo y Petro fueron segundo y tercero, y en particular lo del candidato de los NI-Ni fue llamativo porque sacó 328 mil votos y ganó en municipios grandes de la Sabana como Mosquera, Funza (el municipio de donde es oriundo el Gobernador), Facatativá, Madrid, Chía, Cajicá, Sopó, Tocancipá y Zipaquirá, donde en la primera vuelta de 2014 habían ganado Óscar Iván Zuluaga o Marta Lucía Ramírez y donde en las elecciones locales suelen ganar Cambio Radical y el Partido de la U a punta de maquinaria.

Germán Escobar, el gerente de la campaña de Fajardo en Cundinamarca, nos dijo que comenzaron a ver una tendencia a ser fuertes en esa zona desde las legislativas de marzo, cuando los verdes marcaron duro en esos municipios. "Ahí decidimos enfocarnos en ellos, y luego en otros más pequeños", agregó. Y concluyó diciendo que a pesar de que Fajardo prácticamente no hizo campaña en Cundinamarca, desde hace dos años sí comenzarn a visitar municipios de la Sabana con la idea de ir armando un equipo.

Petro, a su vez, ganó en Soacha (el municipio más poblado del departamento y donde llenó dos veces la plaza), Pasca y Cabrera.

 

 

Comentarios (4)

MALR

28 de Mayo

0 Seguidores

HENAO OPORTUNISTA siempre cae parado a donde vá. HENAO enterró con su pésim...+ ver más

HENAO OPORTUNISTA siempre cae parado a donde vá. HENAO enterró con su pésima gerencia de campaña 30 AÑOS de arduo trabajo de VARGAS LLERAS. HENAO siempre ha sido designado en los cargos a DEDO, no tiene mérito alguno, NO SUPO estructurar una estrategia seria de campaña para demostrar y orientar a los electores del magnifico Gerente que es GERMAN VARGAS LLERAS!!

AlejoGomezCH

28 de Mayo

0 Seguidores

Cierto pero el error estuvo en q Vargas se relajó en campaña y se atuvo úni...+ ver más

Cierto pero el error estuvo en q Vargas se relajó en campaña y se atuvo únicamente a las maquinarias.

Henry Castro Gerardino

28 de Mayo

140 Seguidores

Nosotros los bogotanos, equivocadamente, no nos sentimos cundinamarqueses y el...+ ver más

Nosotros los bogotanos, equivocadamente, no nos sentimos cundinamarqueses y el gobernador y los senadores importan menos que un concejal. Cuando nos preguntan respondemos que somos bogotanos y punto. Bogotá es centrista y no le interesa lo que sucede en la provincia. Como los problemas son grandes hemos optado por mirarnos el ombligo y tratar de resolver nuestros problemas. Las ideas fluyen mejor

AlejoGomezCH

28 de Mayo

0 Seguidores

La CP del 91 forjó ese sentimiento de los Bogotanos como no Cundinamarqueses...+ ver más

La CP del 91 forjó ese sentimiento de los Bogotanos como no Cundinamarqueses, lo mejor es q se decida una nueva Capital para el departamento, pues Bogotá actúa administrativamente y políticamente como uno.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia