Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 20 de Junio de 2019

1386

2

La Procuraduría de Fernando Carrillo ha cuestionado duro o puesto trabas a al menos seis grandes proyectos del Alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa. Eso ha provocado escándalos mediáticos, le ha dado munición a la oposición para disparar más críticas y ha generado el rechazo público de algunos funcionarios.

Lo más reciente fue hace dos semanas con la petición de suspender el cobro de valorización que empezó este año.

Sin embargo, más allá del ruido, Peñalosa hasta ahora ha podido sacar adelante esos proyectos, a excepción de uno clave como el Transmilenio por la Séptima, que en todo caso no sólo está parado por petición de la Procuraduría, sino de un juez.

Y que salgan adelante se debe no sólo a que la Alcaldía se la ha jugado por continuarlos a pesar de varias advertencias del organismo de control, sino a que éste, después de los escándalos, suaviza su posición, como ocurrió con la valorización, que ayer pidió continuar.

Estos sin los casos más notorios en los que la Procuraduría de Carrillo se ha metido con la gestión de Peñalosa:

1

La valorización

¿Se metió con el fondo del proyecto?

¿Dañó los planes de Peñalosa? No

¿La puja sigue? No

Hace dos semanas la Procuraduría le pidió a la Alcaldía suspender el cobro de valorización que el Concejo aprobó el año pasado con la idea de recaudar casi 1 billón de pesos para hacer obras.

De acuerdo con el organismo de control (que le hizo caso a una petición de la candidata uribista a la Alcaldía Ángela Garzón) Peñalosa hizo aprobar ese proyecto sin estudios suficientes sobre la capacidad económica de quienes tienen que pagarla, que son habitantes de estratos 4, 5 y 6.

Después del escándalo que eso generó, y de la celebración de Garzón y de los candidatos de oposición en medio de la campaña, la Procuraduría anunció ayer que después de evaluar el cobro en mesas de trabajo con la Alcaldía, concluyó que a su juicio está bien sustentado y que las obras se entregarán a tiempo, y concluyó: “Revisado y valorado lo anterior se están asegurando los intereses de la ciudadanía cuando existe certeza en cuanto a la ejecución de los presupuestos”.

 

2

El POT

¿Se metió con el fondo del proyecto? No

¿Dañó los planes de Peñalosa? Aún no se sabe

¿La puja sigue?

La Procuraduría no ha cuestionado el proyecto de Plan de Ordenamiento Territorial (POT) del alcalde Enrique Peñalosa, pero sí puede enredar su trámite.

Después de que la CAR concertó con la Alcaldía los aspectos ambientales que tienen que ver con la zona rural (como los cerros y el río Bogotá), la Procuraduría pidió revocar esa concertación, que es uno de los pasos previos a que Peñalosa radique el proyecto en el Concejo.

La Procuraduría hizo esa solicitud porque considera que primero debe resolver una recusación que presentó la Veeduría Ciudadana de la Reserva Van der Hammen contra el Director de la CAR, Néstor Franco, porque aparentemente tenía un conflicto de intereses para intervenir en la concertación. Aunque Franco tramitó esa recusación, lo hizo ante el Consejo Directivo de la CAR, que no vio ningún impedimento del funcionario, pero la Procuraduría considera que esa no era la instancia adecuada.

El problema para Peñalosa radica en que si el ente de control considera que Franco sí tenía un conflicto de intereses y debía declararse impedido, quedará sin efecto la concertación del POT que él ya firmó con la Alcaldía. Eso retrasaría los planes del Alcalde, que piensa radicar el proyecto al Concejo en agosto..

 

 
3

Transmilenio por la Séptima

¿Se metió con el fondo del proyecto? No

¿Dañó los planes de Peñalosa? Hasta ahora sí

¿La puja sigue? Sí.

En abril, la Procuraduría pidió suspender la licitación que había abierto el IDU para contratar la construcción de la troncal de Transmilenio por la Séptima, que cuesta 2,4 billones de pesos y mide 22 kilómetros entre las calles 32 y 200.

Sin embargo, no lo hizo por asuntos de fondo como los que han argumentado los opositores (inviabilidad de la troncal porque no cabría en una vía que en muchos trayectos es muy estrecha, la falta de socialización o la afectación a predios patrimoniales). El argumento es que considera que el proyecto no está armonizado con las obras de un plan de renovación urbana llamado El Pedregal, ubicado en la calle 100, y que por eso los trabajos de la troncal se podrían ver retrasados.

La noticia significó una bomba para Peñalosa porque paró la única troncal de Transmilenio que pensaba dejar contratada, y hasta ahora siguen sentados el Distrito y la Procuraduría en mesas de trabajo, por lo que la puja sigue.

Además, ese es un proyecto que está en la agenda electoral de este año, pues se oponen tanto la coalición de candidatos a la Alcaldía de centroizquierda (Claudia López, Celio Nieves, Hollman Morris, Jorge Rojas y Luis Ernesto Gómez) como Ángela Garzón, la candidata uribista.

La licitación, en todo caso, también está detenida por orden de un juez, que un día después de la decisión de la Procuraduría ordenó suspenderla por las inquietudes que plantearon vecinos del barrio Rosales, en el norte.

 

 
4

La licitación de semáforos

¿Se metió con el fondo del proyecto? Sí.

¿Dañó los planes de Peñalosa? No.

¿La puja sigue? Sí.

La licitación para renovar la red de semáforos la abrió la Alcaldía en 2017 por 173.000 millones de pesos. La Procuraduría la cuestionó desde el comienzo por considerar que el sistema propuesto tendría falencias técnicas, además de que habría favorecimiento a algún oferente por las condiciones en las que estaba planteada.

Ahí pidió revocar el proceso, pero la Alcaldía se negó y consideró que respondiendo las inquietudes era suficiente, por lo que siguió con la licitación, que adjudicó en diciembre de 2017.

Sin embargo, el ruido aumentó cuando El Espectador reveló que Sutec, la empresa que se ganó el contrato junto con la multinacional alemana Siemens, había alterado sus estados financieros para quedarse con la licitación.

La Procuraduría pidió suspender el inicio del contrato y les formuló pliego de cargos al Secretario de Movilidad, Juan Pablo Bocarejo, y a otros funcionarios por presuntas irregularidades en la forma como adelantaron ese proceso.

La Alcaldía aceptó la petición de suspender el inicio de la renovación de semáforos, pero como determinar si los documentos efectivamente fueron alterados sería un proceso largo que debían definir los jueces, decidió arrancar. Y de hecho se valió de un documento de la Procuraduría que le daba vía libre, pero luego se supo que era falso y que esa entidad nunca lo hizo.

Peñalosa, en todo caso, no modificó sus planes y hoy ya se ven los primeros semáforos nuevos en la ciudad. El pleito, sin embargo, no termina porque Bocarejo y sus subalternos siguen investigados..

 
5

La licitación de patios

¿Se metió con el fondo del proyecto?

¿Dañó los planes de Peñalosa? No

¿Ya terminó la puja? No

En 2017 la Alcaldía abrió una licitación para escoger la empresa que administraría el servicio de grúas y patios por 10 años, con la idea de modernizar ese sistema. La Secretaría de Movilidad había pagado antes una consultoría para que definiera cuál sería el mejor modelo de contratación, y aunque el resultado fue que lo preferible era una Alianza Público Privada (APP), al final se decidió por un contrato de prestación de servicios.

Eso comenzó a generar dudas en el Concejo, donde advirtieron que eso implicaba perder la plata de la consultoría, que el contratista ganara más y que los usuarios tuvieran que pagar más plata por ese servicio.

La Procuraduría pidió revocar la licitación en diciembre de 2017, además ante la queja de un proponente que competía por el contrato, que argumentó falta de garantías.

Aunque la Secretaría suspendió el proceso en un primer momento, finalmente lo reactivó y adjudicó el contrato a comienzos de 2018.

Los planes de Peñalosa continuaron sin mayor traumatismo y hoy el nuevo sistema está vigente. Sin embargo, la puja sigue porque la Procuraduría abrió una investigación contra el Secretario de Movilidad y otros tres funcionarios por presuntas irregularidades en la licitación, particularmente porque considera que hubo falta de planeación..

 
6

El nuevo modelo de aseo

¿Se metió con el fondo del proyecto? No

¿Dañó los planes de Peñalosa? No

¿Ya terminó la puja? Sí

A comienzos de 2018, en medio de la crisis en la recolección de basuras que sufrió Bogotá apenas arrancó el sistema de aseo que contrató Peñalosa, el procurador Fernando Carrillo suspendió por tres meses y le abrió una investigación a la Directora de la Unidad de Servicios Públicos (Uaesp), Patricia Cárdenas.

El Procurador no cuestionó el modelo de aseo de Peñalosa (como sí lo hizo en su momento Alejandro Ordóñez con el modelo de Gustavo Petro), sino el manejo que Cárdenas le dio a esa crisis, pues no hizo a tiempo unas contrataciones que le correspondían y que hubieran ayudado a evitar que toneladas de basura se quedaran sin recoger; también a que terminó improvisando y pidiéndoles a los operadores que le colaboraran con labores que no les correspondían, y a que mintió en los reportes que les pasó a los organismos de control.

Un mes después, sin embargo, la Procuraduría levantó la suspensión de Cárdenas considerando que no generaba riesgo para la investigación. Ésta sigue abierta, aunque, según lo que aparecía ayer al cierre de esta historia en la base de datos de la Procuraduría, no se mueve desde junio de 2018.

 

Comentarios (2)

Elizabeth Prado

20 de Junio

6 Seguidores

Una recomendación, la próxima vez no cambien la tercera pregunta por una que significa lo mismo, pero que se responde en sentido contrario: ¿la puja sigue / ya terminó?

Una recomendación, la próxima vez no cambien la tercera pregunta por una que significa lo mismo, pero que se responde en sentido contrario: ¿la puja sigue / ya terminó?

Giovanni Garcia

21 de Junio

0 Seguidores

Concreto el artículo y su presentación. Da gusto leerlo

Concreto el artículo y su presentación. Da gusto leerlo

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia