Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 29 de Mayo de 2018

908

5

 

Como los resultados de las elecciones presidenciales en los últimos tiempos muestran que ganar en Bogotá en segunda vuelta puede ser garantía de ser elegido Presidente, lo que sigue ahora es una pelea por la ciudad en la que están abiertas las posibilidades para que gane cualquiera, aunque Petro parece tener más opciones.

Con sus 1,1 millones de votos, el exalcalde le sacó 114 mil a Duque. Ese margen es estrecho si se tiene en cuenta que pueden quedar igualados si el candidato uribista se queda con la mayoría de votos de Germán Vargas Lleras, que fueron 172 mil.

La clave, entonces, está en el destino de los 1,2 millones de votantes que respaldaron a Sergio Fajardo, y Bogotá es una muestra de la diversidad de caminos que pueden tomar.

Por ejemplo, es difícil que los votantes de Angélica Lozano, recién electa senadora con 62 mil votos en Bogotá, se vayan para donde Duque, teniendo en cuenta que su origen está en Progresistas (el movimiento de Petro) y defiende una agenda basada en la defensa de las libertades individuales que no es compatible con la de Duque.

Sin embargo, puede haber votantes de Antanas Mockus (327 mil votos en Bogotá) que sí puedan terminar votando por Duque porque se sienten mejor ubicados al centro y la centro-derecha, y no comparten la visión económica de Petro ni su gobierno en Bogotá, tan distinto al de Mockus.

Para contrarrestar esas reservas sobre lo que representa, Petro intensificará en Bogotá, como en el resto del país, su estrategia de hacer pedagogía sobre su discurso, nos dijo Jorge Rojas, coordinador político de la campaña.

La idea es hacer calar la idea, por ejemplo, de que los cambios que propone en los sistemas de salud (acabar con las EPS) y económico (terminar con la economía extractivista) no serán de un día para otro, sino producto de una transición en la que se garantice la estabilidad de quienes viven de trabajar en esos sectores.

Se trata, entonces, de moderar el discurso para no asustar, y por lo tanto atraer, a los votantes de centro que vieron en Fajardo una opción moderada.

Para Petro, además, puede sumar mucho en Bogotá el antiuribismo, un sentimiento que ya ha mostrado resultados concretos en la ciudad.

Por ejemplo, después de que Óscar Iván Zuluaga ganó aquí en la primera vuelta de 2014, las fuerzas que se integraron para contener el retorno de Álvaro Uribe en cuerpo ajeno terminaron volteando la torta para que Juan Manuel Santos ganara en segunda, tanto en la ciudad como en el país.

En el plebiscito de 2016, cuando el enfrentamiento entre el Sí y el No también podía entenderse como un nuevo round entre uribismo y antiuribismo, en Bogotá ganó el Sí con el 56 por ciento de los votos.

Es decir: la fuerza del antiuribismo puede llegar a impulsar a Petro mucho más de lo que pueda jugarle en contra la resistencia que genera entre votantes de centro por lo que hizo como Alcalde o por la visión que hasta ahora ha proyectado como candidato de izquierda radical.

Los uribistas, en cambio, consideran que tienen con qué pelear la capital.

Ellos están contando, según conoció La Silla Cachaca por una alta fuente de la campaña, conque mientras en todo el país pueden quedarse con el 25 por ciento de los votos de Fajardo, en Bogotá pueden llevarse el 40 por ciento y Petro otro 40.

Es decir que al final, gane quien sea, pueden terminar el uno muy cerca del otro.

Ese optimismo también parte de analizar los resultados por localidades. Aunque aún no son oficiales, un concejal del Centro Democrático que está pendiente de los conteos nos dijo que Fajardo ganó en localidades donde el uribismo ha sido fuerte y Petro débil, como Suba, Usaquén, Chapinero, Barrios Unidos, Teusaquillo y Puente Aranda. O sea, el norte y parte del centro.

La tesis es que buena parte de esos votos de Fajardo se irán por Duque precisamente porque en esas zonas tradicionalmente han apoyado más a la derecha que a la izquierda.

Una dinámica inversa se viviría en el sur, donde Petro ha tenido más acogida (barrió en Ciudad Bolívar), pero donde de todas formas el Centro Democrático le ha hecho competencia.

Comentarios (5)

DIDUNDI

29 de Mayo

3 Seguidores

La clave es la alianza y en eso los Fajardistas no deberían entrar en dramas ...+ ver más

La clave es la alianza y en eso los Fajardistas no deberían entrar en dramas ni encrucijadas. Los votos d Fajardo son abiertamente opinión antiuribe en su mayoría, aunque deberían ser todos y con la opción unica y certera d NO VOLVER A LA GUERRA en manos d Petro, esa alianza tendría q estar implícita desde antes d 1a vuelta; pero No, entramos en el típico drama Oteliano, la COMEDIA D LOS CELOS.

fkmilo

29 de Mayo

1 Seguidores

El voto de fajardo aglutina tanto sectores de izquierda como de derecha. Prete...+ ver más

El voto de fajardo aglutina tanto sectores de izquierda como de derecha. Pretender esa alianza antes de la primera vuelta le hubiera resultado contraproducente para Fajardo, ya que muchos de sus votos no se irían (ni se irán esta segunda vuelta) por Petro. Siendo optimistas, a lo sumo la mitad de los votos que se fueron a Fajardo irán a Petro, el resto al blanco o a Duque directamente.

DIDUNDI

29 de Mayo

3 Seguidores

Fkamilo, no olvidar q la coalición incluye a Claudia y ROBLEDO, a eso sūmele...+ ver más

Fkamilo, no olvidar q la coalición incluye a Claudia y ROBLEDO, a eso sūmele el carácter democrático e incluyente dl Crespo, la sumatoria y lógica debe favorecer a Petro.
Y aquí entra el dilema d si el egoísmo y la rabia predomina y continúan en lo mismo, no poniéndose d acuerdo ni para morir juntos.
Creo q si hay una decisión d grupo se incljna a Petro, pero una ruptura también se vislumbra.

DiegoLA

29 de Mayo

0 Seguidores

El tema es que precisamente la presencia de Robledo juega en contra de las int...+ ver más

El tema es que precisamente la presencia de Robledo juega en contra de las intenciones de que la coalición se junte con Petro. Si petristas y robledistas no arreglan su problema, Petro puede dar por perdida a Bogotá.

DIDUNDI

29 de Mayo

3 Seguidores

Prácticamente Robledo no será determinante, es +, buenas bases dl Polo ya es...+ ver más

Prácticamente Robledo no será determinante, es +, buenas bases dl Polo ya estuvieron con Petro y habían solicitado libertad.
Lo q sí se viene es ruptura x todo lado, liberales, Polo e incluso la Coalición q muy achantados están pensando en 2019. La decisión final d ahora, dirá si siguen unidos o el karma d otra ola verde marchita los seguirán rondando.
El país les agradecerá o ..; en sus manos..

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia