Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 17 de Julio de 2019

2150

0

 

Nicolás García se inscribió ayer como el candidato a la Gobernación de Cundinamarca de seis partidos: La U, Cambio Radical, Liberal, Conservador, ASI y Maís. Es el que tiene a la clase política de su lado, así como el respaldo de su amigo, el gobernador Jorge Emilio Rey

Y aunque buscó también el aval de la Alianza Verde, un partido que viene creciendo en la Sabana de Bogotá y que mueve opinión, no lo logró y tampoco es claro si ese partido le dará oficialmente algún respaldo, sobre todo después de que Claudia López lo vetó.

Pero en terreno ya se comienza a notar que separar a buena parte de los verdes de García, y en general del proyecto político de Rey, es difícil porque algunos llevan cuatro años ahí metidos, porque la realidad política en cada pueblo ha hecho que se junten y porque como lo ven como el caballo ganador prefieren montarse en su carroza y no en una perdedora.

Eso es importante porque no sólo muestra las complejidades de la política local, sino que pone al verde en una situación igualmente compleja porque mientras dirigentes nacionales como Claudia López (que tiene grandes chances de ser Alcaldesa de Bogotá) han cuestionado a Rey y a su grupo político por considerarlos corruptos, al tiempo políticos locales y bases mantienen su afinidad con el Gobernador.

López, como contamos, comenzando su campaña a la Alcaldía le bajó sus críticas a Rey y hasta se reunió con él para hablar de la agenda entre Cundinamarca y Bogotá, y haciendo énfasis en que no se metería en la decisión del partido de si avalar a García o no. Después de publicada esa historia, sin embargo, dijo en La FM: “sobre mi cuerpo muerto el verde apoya al señor Nicolás García; eso sería una vergüenza para el verde. Esa es una discusión que hemos tenido: algunas personas en Cundinamarca dicen que el verde debería apoyar a Nicolás García. Olvídate de eso”.

De hecho, hace unas semanas, cuando el partido le pidió un concepto al Comité de avales departamental sobre a quién recomendaban avalar para la Gobernación, la mayoría de los 21 integrantes sugirió a García.

Y esos respaldos han quedado en evidencia durante las correrías de García, que hasta hace dos días había ido a 63 municipios, como se ve en fotos como estas:

(Para ver todas las fotos si está en celular deslice con el dedo, y si está en computador haga clic en cada punto debajo de las imágenes)

 

Tanto García como Angélica Gómez, Vocera de los verdes en Cundinamarca, le dijeron a La Silla Cachaca, por aparte, que situaciones como las de las fotos se dan porque hay candidatos de Alianza Verde a alcaldías que a su vez tienen el aval de partidos que están con García, así que se encuentran en correrías a nombre de esas otras colectividades, no de los verdes. “No podemos irnos encima de las decisiones de otros partidos”, agregó Gómez.

Sin embargo, en la práctica los votos de esos candidatos servirán para impulsar al candidato del Gobernador.

A eso se suma una situación muy puntual, pero elocuente: en San Francisco, un municipio de 10.000 habitantes a unos 50 kilómetros al occidente de Bogotá, el candidato verde a la Alcaldía Jonathan Nieto Piedras, fue a recibir el aval acompañado de Mercedes Ángel de Rey, la mamá del Gobernador Jorge Rey, una reconocida lideresa de la sabana occidente que hace política con las juntas de acción comunal, un fortín de su hijo.

Del día que recibió el aval quedó esta foto, que Nieto colgó en Facebook:

Ahí aparece Nieto no sólo con Mercedes Ángel, sino con los directivos verdes en Cundinamarca Angélica Gómez (izquierda) y Mauricio Mora (derecha).

Gómez le dijo a La Silla Cachaca que ese día entregaron 24 avales y los candidatos pidieron tomarse fotos con los directivos, y como Nieto llegó con la señora, quedaron todos en la foto, pero no significa que la mamá del Gobernador haya tenido alguna injerencia en la entrega del aval.

Por lo que se ve en redes, Nieto y Ángel de Rey son cercanos, pues él le agradece su “amistad, confianza y apoyo”.

Más allá de eso, también es un caso que muestra la complejidad de lo local frente a lo nacional.

La Alianza Verde, en todo caso, todavía tiene pendiente tomar alguna decisión sobre la Gobernación de Cundinamarca, más allá de no haberle dado el logo a Nicolás García. Y la deberá tomar el Comité Nacional de Avales.

El candidato de Sergio Fajardo, el empresario Germán Escobar (que recogió firmas y ya recibió el respaldo de un candidato que declinó, Laurentino Quiroga, que también iba por firmas), pidió al partido que le dé aval, así que esa es una posibilidad, aunque, como ha contado La Silla Cachaca, él ha tenido diferencias con la dirigencia verde en el departamento que harían difícil que lo apoyen a pesar de que las directivas nacionales lo avalen.

También está la posibilidad de dejar a los militantes en libertad, como hace cuatro años. Por ahora, parece haber una tendencia de que quienes tienen los votos se vayan con el candidato del Gobernador.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia