Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Carlos Hernández Osorio · 31 de Mayo de 2019

7098

3

La adjudicación de la licitación del metro de Bogotá sufrió ayer otro retraso. La Alcaldía de Enrique Peñalosa la reprogramó para el 21 de octubre, apenas seis días antes de las elecciones.

Hasta ayer en la mañana el cronograma que estaba en el sistema de contratación decía que el contrato sería adjudicado el 30 de septiembre al grupo de empresas ganador, pero hacia el mediodía la Empresa Metro de Bogotá publicó una modificación que retrasa ese trámite 21 días.

Eso mueve todo el cronograma para dejar la gran noticia de la adjudicación pegada a las elecciones, y el riesgo de que si hay otro aplazamiento, sea incluso con alcalde electo.

Este es el cronograma que había hasta ayer al mediodía:

Anuncio Adenda 9 Metro Bogotá adjudicación 30 de septiembre by Anonymous 5dGWFZxZD on Scribd

Y este el que colgaron luego

Adenda 10 Metro Bogotá Adju... by on Scribd

 

El ajuste deja la duda si la Empresa publicará los documentos clave de la licitación, como decía antes, o solo se los entregará a los interesados. Eso porque el neuvo coronograma dice “Envío a los precalificados (las empresas que compiten por el contrato), los documentos de licitación” el 28 de junio, un mes más tarde de lo cuando estaba previsto que fueran publicados.

Esa publicidad de los términos de referencia, que incluyen las especificaciones técnicas que permiten conocer a fondo el proyecto y que los consorcios armen las propuestas económicas para pujar por la más barata para ganar, es clave para el seguimiento ciudadano a la licitación más grande que hoy avanza en el país.

Tal y como quedó redactado ese punto, no queda claro si la opinión pública los va a conocer en algún momento para hacer observaciones.

La Silla Cachaca intentó contactó ayer a la Empresa Metro para entender las razones de estos cambios. Hoy en la tarde respondió mediante un comunicado que el nuevo retraso se debe a que recibieron 2 mil observaciones sobre el proyecto de parte de los consorcios que están compitiendo, y la respuesta tomará más tiempo. Sin embargo, no explicaron la razón que los llevó a no publicar los términos de referencia. Cuando le preguntamos de nuevo a la Oficina de Prensa, nos respondieron que no tenían más información.

Desde ya se prevé que la consecuencia de estos cambios para Peñalosa es negativa.

Las implicaciones

La licitación del metro ha sido objeto de constantes aplazamientos, pero al retrasarla hasta el 21 de octubre la discusión política sobre el proyecto, que hasta ahora ha sido central en la campaña por la Alcaldía, se vaya casi hasta el momento de votar por un nuevo alcalde o alcaldesa.

Eso es importante porque, a pesar de lo apretado, que se hubiera mantenido la fecha del 30 de septiembre daba un margen más amplio para que, a partir del resultado, los candidatos, particularmente los críticos del metro elevado, pudieran tomar una postura más decantada y hacerla calar desde sus intervenciones en plaza pública por toda la ciudad.

Por ejemplo, manifestar si definitivamente se la jugarían por continuar el proyecto o si después de adjudicado les sigue generando dudas y manifestarlas como parte de su campaña. Es algo que, en ese tiempo, también podría definir el voto de  mucha gente.

Con la fecha del 21 de octubre ya no podrán hacer calar su posición desde la plaza pública porque para ese momento estará prohibido hacer campaña en espacios abiertos, y en todo caso se hace mucho más difícil obtener explicaciones a partir de dudas que genere el resultado, para ahí sí tomar una posición.

De hecho, la coalición de centroizquierda que incluye a Claudia López (Alianza Verde), Jorge Rojas (UP y firmas), Hollman Morris (Maís), Celio Nieves (Polo Democrático) y Luis Ernesto Gómez (Activista), está trabajando en llegar a un acuerdo programático y el tema más sensible es el metro, pues sobre todo Morris, Rojas y Nieves insisten en que se debe hacer subterráneo así quede adjudicado, mientras que López dice que si Peñalosa lo adjudica, ella lo continúa elevado (tal y como lo planea Peñalosa) tratando primero de negociar con el contratista y la Nación si es posible hacer subterráneo el trayecto por la Caracas.

De esa coalición, hasta ahora, la que tiene más chance de quedar es López (según las encuestas), que a su vez también tiene hoy una oportunidad muy grande de ganar la Alcaldía.

Por eso, que la adjudicación se haga a menos de una semana de las elecciones puede hacer que los demás sectores de centroizquierda le metan más presión para que no se la juegue por el metro elevado.

La no publicación de los términos de referencia, por su parte, puede aumentar más las inquietudes alrededor del estado actual del proyecto, sobre todo porque, a pesar de que el alcalde Enrique Peñalosa y el Gerente de la Empresa Metro, Andrés Escobar Uribe, han insistido en que van lento pero dando pasos seguros, los críticos están montados en el discurso de que los estudios no están listos.

Por eso es previsible que esos dos cambios suban el tono de la discusión en plena campaña. Más cuando un nuevo aplazamiento abriría la posibilidad de que en estos cinco meses haya uno más que lleve al alcalde a adjudicar la obra después de que haya sido elegido su sucesor o sucesora.

Y todo eso puede enredar más una licitación multimillonaria que responde a un anhelo de los bogotanos pero que ha sido polémica por su concepto de metro elevado y cuando en todos los consorcios interesados hay empresas con sombras de corrupción.

Comentarios (3)

Saint Sinner

31 de Mayo

0 Seguidores

Hagan lo que Hagan, si lo hacen o no ese dichoso Metro ganará los contradicto...+ ver más

Hagan lo que Hagan, si lo hacen o no ese dichoso Metro ganará los contradictores de Peñalosa. Por lo que veo, como están ahora de tanto amague 6 demoras, si lo hace seria un desastre, nefasto para Bogotá, ahí caerán todas sus mentiras, y abrirá más la brecha de desconfianza al estado. Que irresponsable la gente que apoya ese proyecto de "Alimentador de buses", el Transmetro de Peñalosa

Carlos Campo

01 de Junio

0 Seguidores

La incapacidad de Peñalosa de tumbar el paupérrimo discurso de la izquierda ...+ ver más

La incapacidad de Peñalosa de tumbar el paupérrimo discurso de la izquierda lo ejemplifican comentarios como los de la diseñadora: Sin más titibueos pone en duda un proyecto avalado por las más grandes firmas de ingeniería nacionales y extranjeras, la banca multilateral y la institucionalidad

Lo que el autor de la nota omite a gravedad es que se planea abrir la licitación en un par de semanas

Saint Sinner

02 de Junio

0 Seguidores

Su comentario es confuso no se si esta atacando o defendiendo, ¿o quizás la...+ ver más

Su comentario es confuso no se si esta atacando o defendiendo, ¿o quizás las 2? pero es mas confuso el proyecto del Metro, dando sueldo a puesto de gerente prácticamente a una obra fantasma, cual ha tenido un sinnúmeros de aplazamientos, esta falta de seriedad produce la desconfianza, así que nada bueno saldrá de allí si no hay seriedad administrativa + predominio de intereses de un grupo

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia