Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Natalia Arbeláez Jaramillo | Marcela Becerra · 22 de Noviembre de 2020

2551

0

Ayer, cuando se cumplió un año de la histórica jornada de movilización masiva y cacerolazo del 21N, la palabra “vandalismo” fue tendencia en redes y también en los titulares de varios medios que siguieron las marchas de conmemoración. 

 

La discusión sobre la protesta social en Colombia se mueve entre el dualismo de la protesta pacífica o la protesta violenta.

¿Qué se entiende por violencia? ¿Cuáles son las distintas nociones de violencia en juego en la protesta? ¿cuáles son aceptables y en qué contextos?

Son preguntas que muestran que entre una y otra categoría hay un largo espectro de posibilidades y una reflexión más compleja.

La Silla Académica entrevistó a 20 jóvenes (no todos pudieron salir en este video) que son quienes protagonizan la escena de movilización en el país.

Con ellos, Sandra Borda, profesora de Ciencia Política de La Universidad de Los Andes y autora del libro "Parar para avanzar" y Juan Carlos Guerrero, director del Observatorio de redes y de acción colectiva de la Universidad del Rosario, abren la discusión en este video sobre el uso de la violencia en la protesta que lleva dividiendo al movimiento social durante décadas.

Como nos dijo uno de los jóvenes entrevistados: “no es que muchos promuevan la violencia sino que no la rechazan”. Acá algunas razones que explican el por qué.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia