Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo
Febrero 20, 2020

Un análisis al Acuerdo de Escazú y los derechos de acceso en Colombia

Información general

En el marco de su ciclo de conferencias, el Departamento de Derecho del Medio Ambiente invita a la disertación sobre “Los derechos de acceso en materia ambiental (información, participación y acceso a la justicia). Una mirada al Acuerdo de Escazú".

Los conflictos socio – ambientales representan un nuevo escenario para el Derecho Público. Específicamente conflictos relacionados con el uso y la explotación racional y sostenible de los recursos naturales, la construcción de infraestructura, la gestión del territorio y actividades de alto impacto ambiental, entre otros, que requieren una respuesta desde el Derecho.

En Colombia, las respuestas concretas a los conflictos ambientales, en aumento, han sido de diverso origen. Desde el Ejecutivo, se han puesto en marcha organizaciones administrativas como la Mesa Intersectorial para la Democracia Ambiental y los Centros Regionales para el Dialogo Ambiental y, recientemente, la firma y ratificación del Acuerdo de Escazú, un instrumento regional de América Latina y el Caribe que reconoce por primera vez los llamados “derechos de acceso” (información, participación ciudadana y acceso a la justicia).

Los derechos de acceso son un reto para el Derecho Ambiental colombiano, y un primer avance fue su firma y ratificación. Se trató de un paso determinante en la búsqueda de la democracia ambiental en el país; en consecuencia, ahora debe comenzar el proceso de compatibilización de los estándares comunes diseñados en el Acuerdo con la normatividad ambiental que determina información, participación ciudadana y acceso a la justicia.

Sin duda, el Acuerdo de Escazú es el instrumento ambiental más ambicioso, especializado y detallado en derechos de acceso para América Latina y el Caribe. Pretende generar estándares con impacto en cerca de 500 millones de personas que son los habitantes de la región. Por lo tanto, es indispensable afirmar que este acuerdo va a incidir en la democracia ambiental de la región y de Colombia.

Entrada Libre previa inscripción al correo .