Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Yahir Fernando Acuña Cardales

Ex congresista • TOTAL DE CONEXIONES 1
Actualizado: 14 de Enero de 2018

Exrepresentante a la Cámara por Sucre, nacido en Sincelejo e ingeniero de profesión. Llegó al Congreso por primera vez en 2010 por las negritudes con 51 mil votos en el bolsillo y en la espalda el lastre de su relación con la casa de "los gatos" de Magangué, que lidera la empresaria condenada por homicidio e investigada por paramilitarismo Enilce López 'La Gata'. También desde su arribo al Legislativo le achacaron que su padrino político era el paramilitar Salvador Arana, exgobernador de Sucre, y meses después de estar legislando empezó a circular que además era amigo del exsenador y parapolítico del Valle Juan Carlos Martínez Sinisterra.

Para las legislativas de 2014, incrementó su votación en un 146 por ciento y con 134 mil votos no sólo se reeligió él, sino que eligió a la segunda de su lista a la Cámara por la circunscripción ordinaria, les puso votos a siete senadores (cuando lo usual es que sean los senadores los que les pongan votos a los representantes) y se quedó con las dos curules para las negritudes. En estos dos cupos logró elegir a María del Socorro Bustamante y a Moisés Orozco Vicuña, a quienes avaló a través de una fundación que maneja tras bambalinas llamada Funeco.

Todo esto lo logró, como lo contó La Silla Vacía, con una campaña hecha a punta de repartir whiskey y billete y a pesar de tener una investigación en la Corte Suprema por parapolítica. Con todo ese capital político, se convirtió en el hombre fuerte de la reelección del presidente Juan Manuel Santos en Sucre y al final la conclusión es que desbancó al otrora súper poderoso de ese departamento: Álvaro 'el Gordo' García, quien durante 20 años mandó en la región. Y apenas tiene 34 años.

Como le puso votos a Julio Miguel Guerra, hijo del gobernador de Sucre Julio César Guerra Tulena, al Senado por el Partido Liberal, obtuvo a cambio cuotas como por ejemplo la Secretaría de Educación departamental. Mientras que en la Alcaldía de Sincelejo también tuvo cuotas, pero luego peleó con el alcalde Jairo Fernández (del partido de La U) y se retiró de su administración. Actualmente adelanta una campaña para revocar a Fernández.

Por fuera de Sucre también tiene poder, pues hizo alianzas en el Casanare y avaló a un político llamado José Rodolfo Pérez a la Cámara, que efectivamente salió electo. También es aliado político, entre otros, de la senadora de Córdoba Nora García.

El aval a José Rodolfo Pérez lo entregó gracias a que tiene partido de bolsillo. Resulta que logró quedarse con la personería jurídica del movimiento de negritudes por el que salió elegido en 2010 (llamado Afrovides), le cambió el nombre a partido 100% por Colombia y nombró en sus directivas a varios de sus familiares.

Su buena suerte se evidencia, además, en que logró volver a quedar en la Comisión de Acusación de la Cámara, que es la que investiga entre otros a los expresidentes. Acuña tiene a su cargo varias importantes investigaciones en contra del expresidente Álvaro Uribe, lo que le aumenta su peso político en esa célula.

Nacido en la zona sur (y humilde) de Sincelejo, en un barrio llamado Uribe Uribe, de padre comerciante informal y madre profesora, este representante creció sobrado de carencias y esa es una de las condiciones que más saca a relucir entre sus simpatizantes.

Trabajó como mototaxista en las calles de Sincelejo y entró a estudiar ingeniería en la universidad (pública) de Sucre. Estando allí se convirtió en líder estudiantil y conoció al entonces gobernador Salvador Arana, quien lo recibía incluso en su propio despacho.

Aunque niega que Arana haya sido determinante en sus comienzos políticos, fuentes conocedoras en Sucre afirman que ese mandatario impulsó la llegada de Yahir al Concejo de la ciudad. 

El paramilitar Diego Vecino declaró más tarde que Yahir Acuña era el enlace entre los paramilitares y la Universidad de Sucre, asunto que es el que tiene bajo en investigación al congresista y que él ha negado en reiteradas ocasiones.

La cercanía con la casa de "los gatos" de Magangué viene porque Acuña era amigo de Jorge Luis Alfonso, hijo de 'La Gata', procesado por homicidio, y había tenido negocios con él. Cuando Yahir se lanzó a la Cámara en 2010, en un principio tuvo intención de hacerlo por el PIN (el partido de "los gatos"). Incluso se llegó a decir que sería la fórmula de Héctor Julio Alfonso, otro hijo de 'La Gata' que era senador. Sin embargo, 'el Gordo' García, que maneja el PIN en Sucre, se movió para que no le dieran el aval pues desde entonces ya García y Acuña eran rivales políticos.

Al final, el actual representante se lanzó para la curul de las negritudes por el movimiento Afrovides del líder afro Sixto García, de quien después Yahir se distanció y partió cobijas para formar su propia colectividad de bolsillo.

En el Congreso, Yahir conoció al también representante Heriberto Arrechea, quien había llegado al segundo cupo de los afro en el Legislativo.

Arrechea llegó apadrinado por el parapolítico exsenador Juan Carlos 'el Negro' Martínez y enseguida hizo buenas migas con Yahir Acuña.

Hay versiones que dicen que a partir de ahí nació una suerte de sociedad política entre Martínez y Acuña, que el segundo niega por completo. La realidad es que, haya existido o no esa alianza, en las elecciones de 2014 Acuña le 'quitó' al 'Negro' Martínez su curul por las negritudes, que era lo que le quedaba de capital político al exsenador que paga su condena en la cárcel. Es decir, los dos hoy en día son enemigos políticos.

A mediados de agosto de 2014 la buena estrella de Acuña está amenazada pues, aunque barrió en Sucre, su partido de bolsillo no alcanzó el umbral del 3 por ciento de los votos que la ley exige a cada colectividad para existir. En una movida jurídica y política, él pidió al Consejo Nacional Electoral que le mantengan esa personería con el argumento de que su partido proviene de una minoría y a las minorías no se les hace esa exigencia.

Renunció a la Cámara de Representantes en el 2015 con el objetivo de lanzarse a la Gobernación de Sucre, pero, al final, no obtuvo el aval de los partidos de la Unidad Nacional.

Sin embargo, mandó a su esposa que se lanzó por el partido Opción Ciudadana y quedó en segundo lugar con 185 mil votos.

En 2016, fue elegido presidente de esa colectividad y para estas elecciones busca volver a poner dos representantes.

Interactive is loading
 

PERFILES RELACIONADOS
POR Alianza

Las historias más vistas en La Silla Vacia