Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Rodolfo Hernández Suárez

Exalcalde de Bucaramanga y precandidato presidencial para el 2022 • TOTAL DE CONEXIONES 0
Actualizado: 06 de Agosto de 2020

Rodolfo Hernández Suárez, fue alcalde de Bucaramanga entre 2016 y 2019. Es empresario de la construcción y un super poderoso en el departamento de Santander.

Nació en Piedecuesta y estudió Ingeniería Civil en la Universidad Nacional de Colombia.

Rodolfo Hernández es un empresario de la construcción que ostenta poder económico en la región hace años. Aunque su constructora HG ha perdido terreno en la industria y ya no es de las más importantes, en los últimos años no sólo se volvió aún más rico negociando tierras de expansión en Barranquilla y Villavicencio, sino que ha estado en busca de una posición de poder que le permita influir en los destinos de la región y sobre todo de Bucaramanga. Está obsesionado con el desarrollo urbano de esta zona del país.

En 2011 financió y le hizo campaña al liberal Lucho Bohórquez, quien terminó ganando la Alcaldía de Bucaramanga. Y el alcalde lo ha ayudado. En 2012 pidió remover los obstáculos puestos contra un relleno sanitario controlado por Entorno Verde, una compañía en cuya junta directiva estaba Hernández. Además, la cuñada de Hernández, Martha Lucia Oliveros, ocupa el cargo de Secretaria de Desarrollo Social de la Alcaldía de Bucaramanga en el 2014.

Sin embargo, Hernández tenía un dossier de proyectos para que Bohórquez desarrollara en la ciudad pero, como el alcalde dejó esas ideas atrás, se distanció y preparó su propia campaña para lanzarse a la Alcaldía en las elecciones de 2015.

Liderando un movimiento que se denomina Lógica, Ética y Estética, Hernández invitó a cientos de líderes comunales a su casa para que se unieran a su apuesta política y lo apoyaran en la carrera electoral.

En Vanguardia Liberal le han dado columnas dominicales que usa para presentar sus ideas políticas y construyó canchas sintéticas de fútbol en los barrios populares como parte de su correría política.

En el 2015 tuvo la chequera para hacer su propia campaña para la Alcaldía de Bucaramanga sin el apoyo de los políticos tradicionales de la región, y con 77.272 votos (28,8%) ganó. 

El 28 de noviembre, Hernández agredió en una reunión al entonces concejal John Jairo Claro. Inicialmente, la Procuraduría le abrió una investigación y lo suspendió por tres meses. En su reemplazo, el entonces Gobernador de Santander, Didier Tavera, designó a Manuel Francisco Azuero como alcalde encargado. 

Sin embargo, el 20 de diciembre de 2018, el Tribunal Administrativo de Santander admitió una tutela interpuesta por Hernández solicitando la anulación de la decisión de la Procuraduría. Así Hernández volvió a la Alcaldía, habiendo estado suspendido 20 días de los tres meses iniciales. 

En mayo de 2019 el Consejo de Estado revocó la decisión del Tribunal Administrativo de Santander. La Procuraduría respaldó esa decisión y dijo que la suspensión de tres meses se mantenía. Manuel Francisco Azuero estuvo de encargado hasta el 10 de junio, cuando el Gobernador eligió a Germán Torres Prieto mientras Hernández terminaba su suspensión. 

Más tarde, el 16 de septiembre la Procuraduría Delegada para la Vigilancia Administrativa, Asuntos Sociales y Paz decidió imponer una segunda suspensión a Hernández por participación indebida en política.

Por esta nueva suspensión, Hernández renunció al cargo. 

Aún así, en junio del 2019, el alcalde tenía el 64% de aprobación.

A pesar de la polémica, Rodolfo Hernández es hoy precandidato presidencial para las elecciones del 2022 por su movimiento Lógica, Ética y Estética.  

Interactive is loading
 

Las historias más vistas en La Silla Vacia