Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Rafael Marín Valencia

empresario • TOTAL DE CONEXIONES 3
Actualizado: 05 de Agosto de 2016

Rafael Marín Valencia, cofundador y presidente de la constructora santandereana Marval, firma que según un informe de julio de 2015 de la Supersociedades es la más grande de su género en todo el país.  

Nació en Socorro, Santander, el 24 de octubre de 1954. Es ingeniero civil de la Universidad Industrial de Santander (UIS) con especialización en Alta Gerencia de la Universidad de los Andes. Junto a sus hermanos, los otros cofundadores de la constructora, son los empresarios con mayor poder económico de la región y se mueven en política pero con bajo perfil. 


En Santander se dice que no hay elecciones locales donde no se toque en la puerta de Marval para pedir plata para campañas. Y aunque son de línea conservadora, tienen buena relación con todos los sectores. 
Su padre, Alfonso Marín Morales, fue un abogado litigante, político y defensor acérrimo de las ideas conservadoras en los años 50 y 60. Fue candidato al Senado y aunque se quemó, llegó como suplente por algunos meses. 


Recién egresado, en 1977, Rafael Marín trabajó en la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, como ingeniero interventor. Estuvo allí cerca de un año y luego junto a sus padres y sus cinco hermanos -también ingenieros- fundó Marval. La constructora empezó con vivienda de interés social en el sector de La Cumbre, un barrio popular de Floridablanca, el segundo municipio más grande del área metropolitana de Bucaramanga, en el gobierno de Belisario Betancur. Sin embargo, fue en el gobierno del conservador Andrés Pastrana que la firma entró a las grandes ligas de la construcción en el país.

Justo después de hacerle campaña a Pastrana en Santander en los 90, los Marín Valencia ganaron las licitaciones públicas para construir cuatro grandes cárceles en el país: la de Popayán, El Barne en Boyacá, la de La Dorada y la de Cúcuta. Desde entonces tienen línea directa con Presidencia, en especial él que es la cabeza principal.

Rafael Marín tiene tanta influencia en el gobierno nacional que es consultado por el Gobierno para definir los proyectos que se van a desarrollar en su natal Santander.  De hecho, en los últimos años ha entablado una amistad personal con el  hoy Vicepresidente Germán Vargas Lleras, quien es el que maneja toda la inversión en infraestructura de la Nación.

La amistad nació, según le dijo a La Silla Marín Valencia, gracias al  "buen trabajo de la constructora" en todas las obras  que han llevado a cabo con la Nación. Desde que se quedaron con la licitación de la mayoría de las casas gratis, proyecto bandera de  Vargas, Marval empezó a ser la empresa favorita del Vicepresidente, hasta el punto de que durante la posesión de Elsa Noguera como ministra de Vivienda, tuvieron puesto en la mesa principal. 

Marín es también amigo del alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, con quien se conoció en esa ciudad cuando Marval empezó a expandirse por Colombia. Después de realizar algunos proyectos de construcción con la empresa de Char -Alejandro Char Cia Ingenieros Constructores- la relación se volvió cada vez más cercana.

La constructora Marval se ha convertido en un emporio económico de la urbanización en todo el país. Aparte de  tener proyectos de vivienda en todos los estratos y de haber hecho obras,  además de Bucaramanga, en Cali, Cartagena, Bogotá, Barrancabermeja y Barranquilla, también se ha expandido y ha incursionado en la construcción de centros comerciales y hoteles. Por ejemplo, en 2012 inauguró ‘El Cacique’, el centro comercial más grande del oriente del país,  y trajo a Bucaramanga la cadena hotelera Holiday Inn. 

En 2010 empezó a expandirse en Latinoamérica y ganó el concurso para la construcción de 'La Gran Joya' de Panamá, el complejo penitenciario más moderno del continente que costó 160 millones de dólares. Además han invertido en proyectos de Honduras y Perú.

Rafael Marín fue presidente de la Junta Directiva de Camacol Nacional durante 2004 y 2005 y actualmente es presidente de la Fundación Teatro Santander (unión de los cacaos del departamento para remodelar el histórico teatro de Santander). Es miembro de la junta directiva de Sercafé, Hotel Internacional La Triada, OPAÍN S.A. (el consorcio que está remodelando el aeropuerto El Dorado) y Zona Franca de Santander, todas  iniciativas en las que ha participado e invertido Marval. Además es el representante del gobierno nacional en la junta de Metrolínea, el sistema integrado de transporte masivo de Bucaramanga y su área metropolitana.

Aunque el recorrido de Marval ha sido exitoso, en Barranquilla tuvo líos jurídicos por la construcción de viviendas en un terreno con deslizamientos. El Juez 11 Administrativo de esa ciudad está por dictar sentencia por una acción de grupo que en 2005 interpusieron cerca de dos mil propietarios de las casas y apartamentos construidos por seis firmas, incluida Marval y Alejandro Char & Cia Ingenieros Constructores. 

Marín Valencia le dijo a La Silla que las casas que ellos construyeron "nunca presentaron fallas" pero que decidieron recomprarlas para evitarse el problema y derribarlas una vez salga el fallo. "Nosotros preferimos estar en proyectos que tengan transparencia, si no es así mejor no estamos", aseguró.

Interactive is loading
 

PERFILES RELACIONADOS
POR Amistad

Alejandro Char Chaljub

Alcalde de Barranquilla

Germán Vargas Lleras

Ex Vicepresidente de la República y ex candidato presidencial

Andrés Pastrana Arango

Ex Presidente de la República

Las historias más vistas en La Silla Vacia