Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Mauricio Lizcano

Ex Presidente del Senado de la República • TOTAL DE CONEXIONES 4
Actualizado: 28 de Noviembre de 2017

Fue el Presidente del Senado más joven de la historia reciente de Colombia. Llegó al cargo con 39 años y una carrera política hecha a punta de saltos de garrocha, tras convertir su historia de víctima de las Farc en un activo político.

 

Nació en Medellín el 12 de agosto de 1976. Es el hijo mayor del ex representante a la Cámara, Óscar Tulio Lizcano y de Martha Arango. Hizo el bachillerato en el colegio San José de la Salle en Medellín.

 

Se graduó de derecho en el 2002 de la Universidad del Rosario en Bogotá.  

 

El 5 de agosto de 2000las Farc secuestraron a Óscar Tulio Lizcano mientras inauguraba una cancha en Riosucio. Ese secuestro marcó el inició de la vida política del hoy Senador.

 

Óscar Tulio hizo parte de los 58 secuestrados “canjeables" de las Farc. Duró secuestrado ocho años, hasta que escapó de sus captores el 26 de octubre de 2008.

 

 Con 24 años Mauricio Lizcano, empezó una cruzada por la liberación su papá. Viajó a El Caguán 16 veces durante la vigencia de la zona de distensión y en una de esas visitas adquirió hepatitis.

 

Visitó medios de comunicación, participó en Las Voces del Secuestro de Caracol Radio, promovió el acuerdo humanitario, convocó marchas, foros en Manizales y en Neiva.

 

Se reunió con Álvaro Leyva en Costa Rica para buscar un interlocutor con las Farc. Hizo todo lo que estaba a su alcance.

 

Cuando Óscar llevaba cinco años secuestrado, Mauricio decidió dar un paso al costado, dejar esa batalla en manos de su mamá y saltar a la arena política.

 

Nunca fue concejal ni edil. Su primer paso en el sector público fue en la Secretaría de Tránsito de Manizales. Ahí trabajó del 2002 al 2003 de la mano del alcalde del momento Germán Cardona, ex ministro de transporte de Juan Manuel Santos.

 

Después de esta secretaría, Lizcano se acercó al entonces Ministro del Interior de Álvaro Uribe, Fernando Londoño Hoyos. Trabajó como su asesor y con él en la campaña por el referendo reeleccionista de Uribe.

 

En esa época, también fue asesor de la Ministra de Comunicaciones Martha Pinto De Hart.

 

Lizcano conoció a Álvaro Uribe a través de Fernando Londoño. El expresidente fue un apoyo importante para la familia Lizcano durante el secuestro de Óscar Tulio y también en el secuestro de Juan Carlos Lizcano, el hermano menor de Mauricio Lizcano.

 

Eso pasó en el 2006. El EPL  lo secuestró en una pesca milagrosa en la vereda de Aguas Claras, en Risaralda. Gracias a los operativos de fuerza y de inteligencia apoyados por el presidente Uribe lograron la liberación.    

 

Fue Uribe el que le recomendó a Lizcano lanzarse a la Cámara a pesar de que nunca había hecho política y menos una campaña propia.

 

Hasta ese momento, además de los anteriores, solo había tenido otros cargos públicos, aunque fugaces, como secretario general del Instituto Geográfico Agustin Codazzi —IGAC— y profesor en la Universidad Autónoma de Manizales.

 

Inició su carrera electoral en 2006 dentro del recién fundado partido de la U.

 

En ese momento en Caldas el partido estaba comandado por los que en su momento conformaron el Nuevo Partido. Era el grupo de Óscar Iván Zuluaga, Adriana Gutiérrez, Jaime Alonso Zuluaga, primo hermano de Óscar Iván, Luis Alfonso Hoyos y Carlos Felipe Mejía.

 

A pesar de que el candidato a la cámara dentro del partido era Jaime Alonso Zuluaga, Lizcano y Jaime Alonso Zuluaga resultaron elegidos para la cámara.

 

Lizcano sacó la primera votación de La U en Caldas, aventajando por un punto porcentual a Zuluaga.

 

Uno de los activos políticos de Lizcano fue la visibilidad que logró a nivel nacional cuando lideró la campaña para liberar a su papá. 

 

El impulso le sirvió para repetir la hazaña en 2010 cuando saltó a Senado con el triple de votos. Eso, a pesar de que cuando aún parecía lejana la campaña, Lizcano quedó envuelto por cuenta de un anónimo dentro del escándalo por parapolítica junto con otros tres congresistas del departamento, Adriana Gutiérrez, Dixon Tapasco y Emilio Enrique Ángel.

 

Los dos últimos fueron condenados. En cambio la Corte Suprema de Justicia cerró la investigación que tenía en contra de Gutiérrez y Lizcano.

 

En mayo de 2015 la Corte reabrió la investigación para recibir declaraciones juramentadas de personas que podrían aportar evidencias al expediente. Pero de acuerdo con Lizcano, desde el 2009 esa es una investigación preliminar y no tiene investigaciones abiertas hoy en día.

 

Con la llegada del presidente Juan Manuel Santos en 2010 y su cambio de discurso frente a los postulados uribistas, el grupo político de La U que comandaba Óscar Iván Zuluaga y Adriana Gutiérrez en Caldas se partió en dos: Zuluaga y Gutiérrez pasaron a engrosar las filas del Centro Democrático creado en el año 2013 por Uribe.

 

Y Mauricio Lizcano y Hernán Penagos permanecieron como los representantes de La U, ahora santista.

 

A pesar de la cercanía y la historia política al lado del ex presidente Uribe, que además fue su padrino de matrimonio, Lizcano tomó la decisión de defender los objetivos del gobierno Santos. 

 

Con el aval de La U volvió a aspirar en el 2014, esta vez de la mano del senador antioqueño liberal, Luis Fernando Duque, el representante antioqueño a la Cámara, Juan Felipe Lemos y el presidente del Fondo Nacional del Ahorro, Augusto Posada. Esa alianza le sirvió para expandir sus fronteras fuera de Caldas y hacerse como el candidato de La U más votado en Antioquia para el senado.

 

En esas elecciones, el nuevo presidente del Senado se vió involucrado en un escándalo luego de que se filtró una grabación en donde su coordinador de campaña, Jorge García, amenazaba  a funcionarios del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, de que “rodarían cabezas” si no daban su voto por Lizcano y a Adriana Marmolejo, su fórmula a la Cámara de Representantes. Además les recordó que si recibían un salario era porque ese instituto era de Lizcano.

 

La Fiscalía por ese episodio le imputó cargos a García por el delito de constreñimiento electoral y remitió copias a la Corte Suprema de Justicia para que iniciara una investigación contra Lizcano y Moreno por presunta responsabilidad.

 

El escándalo hizo mella en Caldas, donde su poder ha disminuido después de las elecciones regionales de 2015.

 

Su estructura política ha recibido varios golpes desde entonces, los candidatos que apoyó para la Alcaldía de Manizales y La Dorada se quemaron. Y el Gobernador de Caldas, Guido Echeverri, apoyado por él, fue suspendido provisionalmente por el Consejo de Estado.

 

Su ficha en el ICBF de Caldas, Luis Eduardo Céspedes, quién era el director de esa regional, fue declarado insubsistente por la Directora Cristina Plazas.

 

Aún así mantuvo en su momento influencia en el Fondo Nacional del Ahorro  con su aliado, el ex congresista Augusto Pasada, mientras este presidió la entidad, y el ICBF de Antioquia, aunque él lo niega.

 

Lizcano aspiró a la presidencia del Senado desde su posesión en 2014, entre los acuerdos de bancadas de la Unidad Nacional se había pactado que el cargo les correspondía el primer y tercer año.

 

En 2014 se enfrentó con Armando Benedetti, que también quería ese puesto para él. a pesar de los encontrones al interior de la U por la presidencia del Senado Lizcano mantuvo el favor de su partido y del presidente Santos.

 

En La U lo apoyaron el “grupo de los siete” más otros cinco senadores.  

 

Dicho grupo está conformado por Maritza Martínez, Manuel Enriquez Rosero, Milton Rodriguez, Manuel Guillermo Mora, Carlos Enrique Soto, Ángel Custodio Cabrera y Jimmy Chamorro, y que liderado por Lizcano toman decisiones juntos. Todos son senadores de departamentos del interior, y conforman un grupo fuerte, logrando imponer su decisión cuando consiguen unos cuantos apoyos más.

 

Con este respaldo llegó a la presidencia del senado en 2016. Una presidencia que tiene la responsabilidad de sacar adelante la legislatura de la paz. A pesar de esto, en septiembre de 2017 anunció su apoyo a Vergas Lleras para las presidenciales de 2018, después de que el Partido de la U definió no tener candidato propio.

Otros hechos relevantes de 2017 han sido el fin del proceso en su contra por presuntos vínculos con paramilitares que la Corte Suprema de Justicia inició en 2009 y la apertura de dos investigaciones preliminares por parte de la Procuraduría.

El ente de control busca determinar, por un lado, si adquirió de manera irregular un predio en Risaralda, que estaba en proceso de restitución, y en un segundo caso, si pagó millonarias sumas de dinero para beneficiarse de actuaciones judiciales en la Corte Suprema de Justicia.

Este proceso involucra también al ex senador Martín Emilio Morales Diz, y a los representantes a la Cámara Nilton Córdoba Manyoma, Julio Eugenio Gallardo Archbold y Argenis Velásquez Ramírez. 

Interactive is loading
 

PERFILES RELACIONADOS
POR Alianza

Juan Manuel Santos Calderón

Expresidente de la República de Colombia
Santos apoyó a Lizcano en su postulación para ser Presidente del Senado en 2016.

Hernán Penagos Giraldo

Ex Presidente de la Cámara de Representantes
Hacen parte del mismo partido, y son los líderes de La U en Caldas. Su relación ha pasado por momentos de tensión, como en la elección de Alcalde de Manizales, donde ambos apoyaron a Rivas pero según una fuente Penagos también respaldaba a José Octavio Cardona, el actual alcalde.

PERFILES RELACIONADOS
POR Rivalidad

Fernando Londoño Hoyos

Director de La Hora de la verdad
La relación de Lizcano y Londoño se quebró luego de que éste decidiera apoyar a Santos y dejar las toldas uribistas

Armando Benedetti

Senador por el Partido de la U
Benedetti le disputó la Presidencia del Senado a Lizcano en 2014. En 2016, con algunos trinos intentó romper el acuerdo previo que lo designaba en el cargo.

Las historias más vistas en La Silla Vacia