Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Margarita Leonor Cabello Blanco

Ministra de Justicia • TOTAL DE CONEXIONES 0
Actualizado: 12 de Junio de 2019

La nueva ministra de justicia de Duque, en reemplazo de Gloria María Borrero, es una abogada barranquillera que se dio a conocer cuando Álvaro Uribe la incluyó en la segunda terna que presentó a la Corte Suprema para elegir Fiscal General de la Nación, en reemplazo de Virginia Uribe. Hasta ese momento era una persona de bajo perfil, como informó La Silla Vacía.

El padre de Cabello no era barranquillero. El abogado Leandro Cabello nació en Villanueva, Guajira, pero en Barranquilla se casó con una hija de familias tradicionales del puerto, María Concepción Blanco Carbonell. Margarita Cabello no es de la élite barranquillera, pero sí tuvo acceso a educación privilegiada en colegios religiosos. Luego entró estudiar derecho en la Corporación Universitaria de la Costa y especializarse en la Universidad del Rosario, en Bogotá.

La trayectoria profesional de Cabello se ha desarrollado toda en Barranquilla hasta 2009, excepto por un breve paso de dos meses por una compañía financiera del grupo Santodomingo, en la rama judicial. A lo largo de casi tres décadas fue escribiente, juez y magistrada en asuntos de derecho civil y de familia. Además, tiene un perfil académico: ha sido docente de posgrados, conferencista y presidenta del capítulo Barranquilla del Instituto Colombiano de Derecho Procesal, y ha publicado cuatro ponencias en libros sobre temas jurídicos. Aunque discreta, su fama de mujer seria, trabajadora y estudiosa se fortaleció cuando, en varias ocasiones, obtuvo reconocimientos por su labor como juez y magistrada.

Con su bajo perfil y su muy buena fama, resultó nombrada Procuradora Delegada para Vigilancia Disciplinaria por Alejandro Ordóñez en abril de 2009. Ese fue el inicio de un viraje en su carrera. Pasó de la rama judicial al ministerio público; del bajo perfil de las sentencias a la notoriedad política. Y Ordóñez la siguió impulsando: según diversos columnistas, como María Jimena Duzán, María Elvira Bonilla o Cecilia Orozco, fue el Procurador quien más impulsó para que Álvaro Uribe la incluyera en su terna para Fiscal General en 2009.

En los debates alrededor de la elección de fiscal, Cabello fue quien obtuvo más votos. Su carrera en la rama judicial y su perfil de jurista fueron atributos que le gustaron a buena parte de los magistrados de la Corte. Tanto así, que si la Corte Suprema hubiera decidido modificar su reglamento interno en ese momento, habría sido elegida Fiscal General. Pero no obtuvo la mayoría calificada por su cercanía con Ordóñez y con el Gobierno: ella acompañó al secretario jurídico de Álvaro Uribe, Edmundo del Castillo, en su polémica visita a Nilson Pinilla el día anterior del fallo del referendo reeleccionista.

Según la sección de confidenciales de El Periódico, además de Ordóñez, Roberto Gerlein e Iván Name también impulsaban su aspiración. Y según Semana, es cercana a David Name, el hermano de José Name Terán. Sin embargo, La Silla Vacía no pudo confirmar estas apreciaciones.

Aunque su salto a la política fue sorprendente dada su trayectoria anterior, Cabello no es enteramente ajena a ese mundo. Su hermana María Elvira, cónsul en Caracas, fue segundo renglón del ex senador Mauricio Pimiento, condenado por parapolítica. Y lo fue en la campaña en la que éste recibió apoyo de los paramilitares y por la que fue condenado. Tanto María Elvira, como Pimiento, fueron muy cercanos a la conservadora Noemí Sanín en la política.

Esta familiaridad con el mundo político le dio impulso para aspirar a la Gobernación del Atlántico. A pesar de que, como lo contó La Silla Vacía, fue apoyada por los grandes caciques Fuad Char Abdala, José Name Terán y Roberto Gerlein, su aspiración se quedó sólo en la precandidatura. Al final José Antonio Segebre fue quien ganó las elecciones.

La notoriedad que ganó en la Procuraduría y como ternada resultó implusando su carrera.

El 14 de febrero de 2012 fue elegida por la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia como magistrada de la Sala Civil de ese tribunal, en reemplazo de Pedro Munar Cadena. En ese momento se retiró de la Procuraduría.

Entre 2016 y 2017 fue presidenta de la Corte y luego como presidenta de la Comisión Nacional de Género de la Rama Judicial, cargo en el que estuvo hasta 2018. 

En diciembre de 2018, el Presidente Iván Duque la ternó para que la Corte Suprema eligiera un fiscal general ad hoc para investigar tres casos del escándalo de Odebrecht, en los que Néstor Humberto Martínez se había declarado impedido. Aparte de ella, la terna la integraron la secretaria jurídica de Palacio, Clara María González y el decano de derecho de la universidad Sergio Arboleda, Leonardo Espinosa.

Cabello renunció a la terna porque existían dudas sobre si estaba habiltada. Al final, el elegido fue Espinosa. 

Apenas cinco meses después, tras la renuncia de Gloria María Borrero como Ministra de Justicia, Duque la nombró en ese cargo. Su posesión fue el 11 de junio de 2019. 

 

Interactive is loading
 

Las historias más vistas en La Silla Vacia