Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Luis Humberto Gómez Gallo

Ex senador del Partido Conservador • TOTAL DE CONEXIONES 0
Actualizado: 13 de Julio de 2016

Luis Humberto Gómez Gallo (QEPD) fue un reconocido líder conservador del Tolima, cuyo poder político decayó con su investigación y posterior condena por parapolítica.

Nació en Ibagué el 26 de junio de 1962 y estudió ingeniería industrial de la Universidad Católica de Colombia, haciendo luego especializaciones en Administración Financiera de la Escuela de Administración de Negocios, EAN, y en Derecho Constitucional del Externado.

Su vida política estuvo siempre ligada al Partido Conservador. Como miembro de esa colectividad fue concejal de Ibagué durante tres períodos consecutivos: entre 1986 y 1988, entre 1988 y 1990, y entre 1990 y 1992. Luego, entre 1992 y 1994, pasó a ser el secretario de Obras Públicas -y uno de los tres conservadores del gabinete en una Gobernación liberal- del gobernador del Tolima, Ramiro Lozano Neira.

Apoyado por el ex senador Guillermo Angulo Gómez, en 1994 fue elegido senador por el Partido Conservador y se quedó casi cuatro legislaturas completas, pues fue reelegido en 1998, 2002 y 2006. Fue presidente de la Comisión Primera entre 2003 y 2004 y del Senado entre 2004 y 2005.

Al acumular años en el Congreso, Gómez Gallo heredó el poder de Angulo y se fue convirtiendo en un barón electoral del Tolima, poniéndole votos a candidatos al Concejo, alcaldías y la Gobernación, y ayudando al ex gobernador del departamento, el conservador Óscar Barreto.

Desde el Congreso impulsó grandes proyectos de infraestructura en su departamento, como la doble calzada Bogotá-Cajamarca, el Túnel de la Línea y el Triángulo del Tolima.

Pero el poder de Gómez Gallo comenzó a decaer cuando fue capturado en diciembre de 2007 mientras ejercía su cuarto período consecutivo como senador, después de que la Corte Suprema de Justicia determinara que había suficientes evidencias para vincularlo con Eduardo Restrepo Victoria, alias “El Socio”, un narcotraficante que financiaba al Bloque Tolima de las AUC y se aprovechaba de su protección.

Desmovilizados de las AUC acusaron a Gómez Gallo de haberse reunido con paramilitares en tres ocasiones, de haber recibido dinero de alias 'el Socio', de desviar dineros públicos que terminaron financiando a los paramilitares y de presuntamente haber solicitado la muerte del representante a la Cámara Pompilio de Jesús Avendaño.

Gómez Gallo renunció al Congreso y su proceso pasó a la Fiscalía. En agosto de 2008, el entonces fiscal delegado ante la Corte Suprema, Julio César Martínez, decidió precluir el proceso y liberar a Gómez Gallo al ver que algunos testigos se contradecían. Pero la Corte ordenó en enero de 2010 que Gómez Gallo fuera recapturado y que Martínez fuera investigado.

Sin embargo, Gómez Gallo estaba confiado en que pronto quedaría libre y entre sus planes estaba lanzarse a la Gobernación para reconquistar su poder político. Esto se debía en gran parte a que su aliado Gonzalo García Angarita, quien fue su fórmula en la Cámara de Representantes, había sido absuelto por nexos con el Bloque Tolima, pues el juez segundo penal del circuito de Ibagué dictaminó que los testimonios en su contra se consideraran insuficientes y muchos de los testigos claves en el juicio de García eran los mismos que acusaban a Gómez Gallo. Sin embargo, la Corte Suprema retomó el caso y lo condenó.

Pero, a principios de 2011, la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia decidió negarle la libertad que él reclamaba aduciendo vencimiento de términos. Como contó Verdad Abierta, en su caso apareció un nuevo testigo, Robinson Guilombo, cómplice de alias 'el Socio' y testigo protegido en Estados Unidos, quien afirmó que a través de la mayor (r) de la Policía María Helena Gómez Méndez, Gómez Gallo le ofreció hasta 250 millones de pesos para que cambiara su versión y no lo salpicara.

El 25 de mayo de 2011 la Corte Suprema condenó a Gallo a nueve años de prisión por concierto para delinquir con grupos paramilitares en el Tolima más una multa de casi seis mil millones de pesos. También lo inhabilitó durante el mismo tiempo para ocupar cargos públicos.

Gómez Gallo estuvo casado con la ex congresista de Córdoba, Zulema Jattin, actualmente investigada por presuntos nexos con paramilitares. Jattin fue presidenta de la Cámara al mismo que tiempo que su esposo fue presidente del Senado.

Falleció el 25 de diciembre de 2013 en Ibagué.

Interactive is loading
 

Las historias más vistas en La Silla Vacia