Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Juan José Rendón

Asesor en mercadeo político • TOTAL DE CONEXIONES 2
Actualizado: 13 de Julio de 2016

Más conocido como J.J. Rendón, Juan José Rendón Delgado, el polémico estratega y asesor en mercadeo político, nació en 1964 en Caracas, Venezuela. Es hijo de un suboficial del ejército venezolano y creció durante el auge económico petrolero de los gobiernos de Acción Democrática y COPEI (1959-1999), período en el que distintos sectores populares, incluída la familia de Rendón, migraron hacia las zonas de clase media al oriente de Caracas.

Empezó sus estudios universitarios de Psicología en la Universidad Católica Andrés Bello, pero dos años después, se ganó una beca en Italia para estudiar Ontopsicología. En la página oficial de Rendón se afirma que el estratega además de tener un posgrado en Desarrollo Organizacional, tiene especializaciones en Psicología de la Comunicación y Masas, Planificación Estratégica y Gerencia en Publicidad y Mercadeo, además de estudios en Rumorología, Memética, Cinético-Proxémica y Liderística.

En un comentario realizado por un usuario de la Silla Vacía al artículo sobre otro estratega político, Ravi Singh, se dice que la Ontopsciología no existe y que ha sido inventada para llamar la atención de los clientes. El misterio detrás de esta carrera y de muchas más (rumorología, mimética, liderística entre otras) ha ayudado a crear uno de tantos mitos que rodean no sólo a Rendón, sino a otros asesores del mercadeo político como es el caso del “hombre del turbante”.

Al regresar a Venezuela, después de su viaje a Italia, JJ empezó a trabajar como publicista, hasta que entró a la campaña de Carlos Andrés Pérez en 1988, quien se lanzaba a las elecciones presidenciales por segunda vez. Fue en ese momento, con tan sólo 24 años, que empezó su experiencia en consultoría política.

Ese mismo año se ofreció como chofer del experto en mercadeo político, el estadounidense Joe Napolitan, quien estaba asesorando la campaña de Pérez. Napolitan se convirtió en el primer profesor de Rendón en su futura carrera como asesor. JJ lo ayudó con el análisis de información de prensa y más adelante trabajó como su asistente en distintas reuniones. Según un artículo de Alfredo Meza en la revista Poder, este fue el inicio de una amistad que se mantiene hasta hoy.

Al hablar de lo que aprendió en esta época, Rendón afirma lo siguiente: "Joe, un tipo hiperagudo e hipersensible, con una inmensa capacidad para el análisis político, me dio una lista de treinta cosas que debía hacer un consultor para ser el mejor. Son el mejor secreto de mi trabajo. Yo he cumplido veintiseis. Me faltan cuatro, que no estoy ni cerca de cumplir".

Con el triunfo de Pérez, Rendón marcó su primera victoria como ayudante dentro de una campaña política. A ésta le seguirían 21 campañas más, ya no sólo como ayudante, sino como asesor principal, de las que, según su leyenda oficial, asegura sólo haber perdido dos. Este es otro misterio detrás de Rendón, pues nadie ha confirmado cuáles han sido todas estas campañas.

Su derrota más conocida fue con el Referendo Revocatorio en Venezuela, del que fue un gran partidario y con el que se buscaba destituir al Presidente Hugo Chávez (2004). Tras perder las votaciones, Rendón lideró un movimiento de opinión que denunció fraude en las elecciones y generó dudas sobre la forma en que el gobierno se mantuvo en el poder tras el fracaso de la consulta. Desde entonces se ganó el rechazo del chavismo y no ha vuelto a su país natal.

También fue consultor político de Rafael Caldera en Venezuela (1993), asesor de Porfirio Lobo Sosas en Honduras por recomendación de José Obdulio Gaviria (2009), del Partido Revolucionario Institucional PRI en México (2010) y en Colombia ha trabajado desde el 2005, llamado por el entonces jefe del Partido de la U, Juan Manuel Santos.

Es tal la polémica que ha causado en todos estos países que Miguel Ángel Yunes Linares, quien fue candidato a la gobernación de Veracruz por el Partido Acción Nacional (PAN), partido opositor del PRI en México, afirmó que JJ ha sido denunciado como un agente encubierto de la CIA y hasta un espía de Fidel Castro. Ambos mitos han sido desmentidos por Rendón.

En los 6 años que lleva trabajando en Colombia ha ayudado a diferentes políticos. En el 2006 formó parte del grupo que consolidó el Partido Social de la Unidad Nacional (Partido de la U), que en las elecciones de ese año obtuvo los resultados más altos para el Congreso de la República, dado que estaba montado sobre la popularidad del presidente.

Durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez asesoró a Santos como Ministro de Defensa (JJ dice haber ayudado a más de 10 Ministerios de Defensa en toda Latinoamérica) y posteriormente dirigió su campaña a la Presidencia de la República en el 2010.

En las elecciones locales de 2011, tiene un acuerdo de asesoría con el Partido de la U, y después de la alianza de Enrique Peñalosa con este partido, se convirtió en el consultor de este candidato en su campaña para la Alcaldía de Bogotá.

La noticia se dio semanas después de que Álvaro Uribe anunciara su apoyo a este candidato y empezara a hacer campaña con él. Aunque Peñalosa no ha afirmado públicamente que JJ sea su asesor, tampoco ha negado su participación en la campaña.

Este 'gurú' de la consultoría política en América Latina siempre se viste de liqui liqui negro diseñado por él y dice ser un fanático de las espadas de samurái. Argumenta que su ropa es un homenaje al artista plástico venezolano Rolando Peña, llamado ¡El Príncipe Negro', pero también porque “no tiene tiempo para interesarse por la moda”

Detrás de este personaje hay amores y odios. Mientras Santos lo aclamó como una persona muy exitosa, felicitándolo por el papel que jugó en el 2006: “quien mejor que la persona que ayudó a que, hace 4 años, un partido de la nada se erigiera como la máxima fuerza política”, y en Honduras el Presidente Lobo Sosa le otorgó a principios de año la medalla de honor al mérito, “por su incursión en los procesos democráticos en América Latina y su experiencia en el área del marketing político", hay quienes lo denuncian como el rey de la propaganda negra.

En Colombia la polémica empezó en el 2007 cuando Nicolás Uribe, congresista de la U, denunció haber recibido amenazas por parte de JJ Rendón. La amenaza consistía, según Uribe, en hacerle fotomontajes con prostitutas si no le pedía al Presidente que destituyera a Ana María Convers, directora del programa Colombia Joven, quien por esos días había criticado al entonces Vicepresidente, Francisco Santos.

Nicolás Uribe denunció estas amenazas en el Congreso, en donde además lo acusó de violar el artículo 71 del Código Nacional de Policía que le niega la participación en política a todos los extranjeros. Sumado a esto, el Polo Democrático Alternativo y el Partido Liberal, denunciaron que Rendón había creado una campaña sistemática de chismes en los que vinculaba a Carlos Gaviria y a Rafael Pardo de tener vínculos con las FARC, según consta en la Gaceta del Congreso.

Varios congresistas entre ellos Carlos Arturo Piedrahita , Wilson Alfonso Borja, David Luna y José Fernando Castro, apoyaron las denuncias realizadas por el congresista.

El segundo gran escándalo se dio durante la campaña para la Presidencia de la República en el 2010. En ésta, la oposición de Santos lo acusó de promocionar una “guerra sucia” en contra del candidato Antanas Mockus, pues en el momento en que se anunció su participación en la campaña de la U, empezaron a aparecer vallas, graffitis y mensajes por internet que acusaban a este candidato de tener vínculos con la guerrilla, de ser ateo y hasta lo amenazaban de muerte.

Ante estas denuncias Santos dijo que Rendón era un hombre exitoso y que no fue incluido en su campaña para generar una propaganda negra en contra de Mockus. Por su parte Rendón afirmó que estas son circunstancias normales cuando hay un cambio en las campañas, en este caso la confirmación de su asesoría al candidato de la U. Además afirmó que Mockus mismo era quien decía cosas de las que después se retractaba, con lo que afirmó que en Colombia había una “guerra sucia” antes de su llegada.

Frente a este tipo de acusaciones la defensa de Rendón siempre es la misma. Dice que parte de su trabajo no es generar una “guerra sucia” sino hacer todo lo contrario. Con la llamada “clínica del rumor”, o rumorología, que es uno de los servicios que ofrece en su página, afirma que lo que él hace es pensar en estrategias para acabar con los chismes y la propaganda negra en contra de sus candidatos o de cualquier ente gubernamental en todos los países en los que ha trabajado.

“Hay un desconocimiento total de lo que es la rumorología. Eso sí, reconozco que si sé de un candidato que es pedófilo, violador o algo por el estilo, lo hago público, pero con pruebas. Me parece que se le hace un bien al elector al sacar del juego a gente que le hace daño a la política”, afirmó Rendón en una entrevista telefónica con El Tiempo.

En la última campaña por la Alcaldía de Bogotá y de Medellín, se puso nuevamente a prueba el mito de J.J. Rendón, pero el desempeño de sus candidatos no fue el mejor. Tanto Enrique Peñalosa como Luis Pérez obtuvieron el segundo lugar en las pasadas elecciones para autoridades locales.

Para ver su perfil completo haga click aquí.

Interactive is loading
 

PERFILES RELACIONADOS
POR Trabajo

Enrique Peñalosa Londoño

Alcalde de Bogotá
Rendón asesoró a Peñalosa en la campaña a la Alcaldía de Bogotá en 2011

Luis Pérez Gutiérrez

Gobernador de Antioquia
Rendón asesoró a Pérez en la campaña a la Alcaldía de Medellín en 2011

Las historias más vistas en La Silla Vacia