Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

José Fernando Bautista Quintero

Ex embajador en Venezuela • TOTAL DE CONEXIONES 3
Actualizado: 15 de Agosto de 2018

José Fernando Bautista Quintero tiene una amplia trayectoria tanto en el mundo diplomático como en el de telecomunicaciones, y es uno de los grandes lobbyistas del país. Es abogado de la Universidad Libre con especialización en Planeación y en Administración de Desarrollo Regional de la Universidad de los Andes, Problemas Clave del Medio Ambiente de la Universidad Católica de San Pablo y en Gobierno, Gerencia y Asuntos Públicos de la Universidad de Columbia.

Bautista creció en Cúcuta, y se enamoró de la política por su abuelo, José María Villamizar, que fue congresista liberal, constituyente durante el gobierno de Rojas Pinilla y varias veces cónsul en Venezuela. Los Bautista siempre fueron muy cercanos a la familia Cristo en Norte de Santander, y por eso Bautista inició su vida política de la mano de Jorge Cristo, padre del ahora senador liberal Juan Fernando Cristo. En 1985, en plena campaña presidencial de Virgilio Barco, Bautista se convirtió en el líder de las juventudes barquistas en Cúcuta y conoció a Luis Fernando Jaramillo Correa, quien también se convirtió en otro de sus mentores políticos.

Al año siguiente participó como gerente de campaña de Margarita Silva, quien ganó la Alcaldía de Cúcuta y lo nombró secretario general de Empresas Municipales, su primer cargo con poder burocrático. De ahí pasó en 1987 al Plan Nacional de Rehabilitación (PNR) para Norte de Santander, donde fue designado como delegado por el entonces director Rafael Pardo.

Ya para principios de los noventa Bautista había alcanzado un amplio reconocimiento. Participó como mediador en el secuestro del ex gobernador de Norte de Santander, Eduardo Assaf Elcure, y Bautista mismo fue quien recibió de manos del Ejército Popular de Liberación (EPL) a Assaf en plena frontera con Venezuela. Luego su mentor Luis Fernando Jaramillo, a quien César Gaviria nombró canciller, lo llevó a ser su asistente. Al mismo tiempo Bautista se encargó de hacerle campaña al entonces ministro de Comercio Exterior, Juan Manuel Santos, para que fuera nombrado como designado.

Jaramillo salió de la Cancillería y fue reemplazado por Noemí Sanín, con quien Bautista logró una relación cercana. A partir de ahí se mantuvo en cargos dentro del Ministerio de Relaciones Exteriores: fue embajador en Surinam y luego cónsul en Sao Paulo, Brasil, entre 1992 y 1994. 

Fue el ex senador Cristo quien llevó a Bautista a Bogotá, donde se vinculó al samperismo y se convirtió en uno de los hombres más cercanos a Ernesto Samper. Primero Samper lo nombró cónsul en Pretoria, Suráfrica, pero el COnsejo de Estado tumbó el nombramiento. Luego pasó a ser Secretario General del Partido Liberal.Y en 1996 Samper lo nombró viceministro de Comunicaciones cuando el ministro era Saulo Arboleda.

En el ministerio conoció a su amiga cercana Carolina Hoyos Turbay. Pero en 1997 estalló el escándalo del 'miti-miti', en el cual el ministro Arboleda pactó con el entonces Ministro de Energía, Rodrigo Villamizar, la entrega de 81 estaciones de radio en el país. Arboleda salió del Ministerio, y Bautista lo reemplazó por el año que faltaba.

Luego, sonó como posible candidato liberal para ser Registrador, pero la posiblidad no se concretó. Ya en ese entocnes se le vinculaba con Juan Manuel Santos, aunque seguía teniendo la confianza de Horacio Serpa.

En 1999, cuando el entonces alcalde de Cúcuta, José Gélvez Albarracín, perdió su cargo por irregularidades en la entrega de contratos, Bautista lo reemplazó, pero en 2000 ese nombramiento se cayó porque Bautista no había sido ternado por Apertura Liberal, el movimiento que había avalado a Gélvez.

De allí, Bautista pasó a la presidencia del gremio de las empresas de telefonía celular, Asocel. Con sus contactos políticos y su experiencia en el sector de las telecomunicaciones, era el candidato perfecto.  

Desde Asocel apoyó a Horacio Serpa en la campaña presidencial de 2002, sin comprometerse en exceso. Y finalmente salió del gremio en 2005, cuando Juan Manuel Santos y Óscar Iván Zuluaga lo llamaron para que hiciera parte de la creación del Partido de la U como secretario general. Además, fue una de las fichas claves de la campaña reeleccionista en Bogotá, lo que le granjeó la confianza de Álvaro Uribe.

En 2006, Uribe lo nombró presidente del Banco Agrario. Pero como contó El Espectador, sólo duró allí un año a raíz de un fuerte enfrentamiento con Andrés Felipe Arias por el manejo de la institución. Bautista decidió renunciar, pero se mantuvo como una ficha importante en la U, especialmente por su cercançia con Santos. Lideró las campañas al Congreso en Bogotá y, con Santos como el candidato de la U en 2010, Bautista coordinó la campaña en la región centro-oriental del país. De cara a la segunda vuelta fue Bautista quien se encargó de las adhesiones políticas.

Como recompensa por este trabajo, Santos lo nombró embajador en Venezuela en 2010. Una misión delicada porque era el primer embajador tras la ruptura de las relaciones diplomáticas entre Uirbe y Hugo Chávez, a la que bien le podría ayudar su conocimiento de Venezuela y el de la doplomacia.

Pero el 12 de mayo de 2011, Bautista decidió presentar la renuncia a su cargo debido a rumores que aparecieron que lo vinculaban con el Grupo Nule. El 16 de mayo, la Cancillería oficializó su renuncia y la hizo pública. Más tarde se supo que él había trabajado junto con el abogado Álvaro Dávila como intermediario de firmas extranjeras que licitaron con los Nule. Sin embargo, al parecer la Fiscalía no podría iniciar una investigación penal en su contra puesto que a pesar de que existen correos que demuestran sus vínculos con los Nule, en el momento Bautista no ejercía como funcionario público sino como particular. Desde entonces ha mantenido un bajo perfil. 

Bautista es novio de Ángela Garzón, la hija del actual vicepresidente Angelino Garzón

 

Interactive is loading
 

PERFILES RELACIONADOS
POR Trabajo

Rafael Pardo Rueda

Exconsejero presidencial para el posconflicto
Pardo nombró a Bautista en el Plan Nacional de Rehabilitación - PNR

Noemí Sanín Posada

Ex candidata presidencial
Baurista trabajó con Sanín en el Ministerio de Relaciones Exteriores

Juan Fernando Cristo Bustos

Ex Ministro del Interior
Ministerio de Relaciones Exteriores

Las historias más vistas en La Silla Vacia