Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Jean Arnault

Jefe de la misión de la ONU en Colombia • TOTAL DE CONEXIONES 0
Actualizado: 13 de Julio de 2016

Desde marzo de 2016, quién fuera el Delegado de Naciones Unidas para la subcomisión del Fin del Conflicto en Colombia, fue nombrado por el Secretario General Ban Ki-Moon como jefe de la misión que la ONU llevará a cabo en el país y asimismo, como representante especial de éste en Colombia. La misión se encargará de verificar el cese definitivo al fuego luego de alcanzado un acuerdo de paz definitivo. 

Arnault venía desarrollando su tarea como Delegado, a partir de su designación hecha por Naciones Unidas como respuesta a una petición del Gobierno y las FARC redactada en la mesa de negociaciones. En el comunicado que se publicó el 12 de julio del 2015 se le solicitó al organismo multilateral designar un funcionario  que “contribuya a poner en marcha la discusión sobre el sistema de monitoreo y verificación y a preparar desde ahora su implementación”. En otras palabras el diplomático francés había elegido por Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, para facilitar la finalización del conflicto y el diseño del mecanismo de verificación del cese definitivo de las hostilidades, lo que se confirma con su nuevo nombramiento.

La trayectoria de Arnault revela una amplia experiencia en mediación en conflicto y tratados de paz. Su recorrido académico en la materia comenzó cuando se licenció como filósofo en La Sorbona de París. Desde entonces ha sido profesor de temas relacionados con la finalización de conflictos en el Instituto de Estudios Políticos de París (Sciences Po) e investigador del Centro sobre Cooperación Internacional en la Universidad de Nueva York.

Paralelamente ha ocupado importantes cargos diplomáticos en representación de la ONU. Entre 1989 y 1992 fue Oficial de Asuntos Políticos en Afganistán, Namibia y el Sahara occidental. Su cargo le exigió apoyar al Secretario General en la prevención y resolución de conflictos en los tres territorios.

El siguiente cargo fue el primero que lo trajo a Latinoamérica; entre 1992 y 1996 trabajó como Observador y Mediador durante las negociaciones de paz de Guatemala. Fue durante esos años que se llevó a término el acuerdo que puso fin a la guerra civil que entre 1960 y 1996 enfrentó al gobierno de ese país con varios grupos subversivos reunidos en la Unidad Revolucionaria Nacional Guatemalteca (URNG).

La experiencia de Arnault en las negociaciones guatemaltecas puede ser instrumental en las colombianas; Verdad Abierta se ha referido al conflicto del país centro americano como un espejo del que ha enfrentado al Gobierno Nacional y las FARC. En Guatemala, la intervención de la ONU en las negociaciones fue fundamental para la finalización de las hostilidades. Como contó La Silla, la presencia de este organismo en el escenario nacional con diplomáticos como Arnault tiene un rol similar.

Tras la firma de los acuerdos, el diplomático fue nombrado Representante Especial del Secretario General y Jefe de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Guatemala. Tanto el cierre del proceso de paz de Guatemala como los resultados del mismo han presentado grandes dificultades; la refrendación de los acuerdos no fue representativa de la mayoría de los ciudadanos y muchos de los puntos de los mismos siguen sin ser definidos 20 años después. La experiencia de Arnault con estas limitaciones será útil en el caso colombiano.

El siguiente nombramiento llevó a Arnault a Burundi. Entre el 2001 y el 2004 fue Representante del Secretario General y Jefe de la Oficina de las Naciones Unidas en la nación centro africana que ha compartido con Ruanda una trágica historia de conflictos interétnicos. Con el mismo tipo de conflictos tuvo que lidiar en Georgia entre el 2006 y el 2008, país que incluye a Abjasia, nación de facto con cuyos pobladores ha habido violencia desde la caída de la Unión Soviética.

La hoja de vida de Arnault se completa con su trabajo en el medio oriente como Representante Especial del Secretario General y Jefe de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán (2004- 2006) y su papel como asesor especial de Amigos de un Pakistán Democrático (2008- 2009). Son, en total, siete territorios sumidos en conflictos y crisis humanitarias en los que Arnault ha trabajado como mediador, observador y consejero. De este recorrido, además de la experiencia diplomática, le quedó el dominio del inglés, el ruso, el francés y el español.   

Al anunciar el primer nombramiento de Arnault, Juan Manuel Santos afirmó que “un cese al fuego bilateral exige una serie de procedimientos, verificaciones, concentraciones, que hay que estudiar y pactar con mucho cuidado”. Esa es la tarea que el delegado de la ONU desempeñó junto a José Bayardí, representante uruguayo de Unasur en el proceso de paz, y que guarda mucha relación con las actividades que ahora tendrá encomendadas como Jefe de la Misión de la ONU en Colombia.

 

Interactive is loading
 

Las historias más vistas en La Silla Vacia