Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Camilo Gómez Alzate

Ex fórmula vicepresidencial de Marta Lucía Ramírez • TOTAL DE CONEXIONES 4
Actualizado: 13 de Julio de 2016

Camilo Alberto Gómez Alzate, la fórmula vicepresidencial de la candidata conservadora Marta Lucía Ramírez durante las presidenciales de 2014, es un abogado bogotano conocido sobre todo por haber sido Alto Comisionado para la Paz del ex presidente Andrés Pastrana.

Gómez nació en Bogotá en enero de 1962, en una familia de cinco hijos formada por un médico santandereano y una bacterióloga paisa. Estudió derecho en la Universidad Javeriana.

Ha hecho toda su carrera política entre los azules. Comenzó trabajando al lado de Álvaro Gómez Hurtado en la Fundación Nueva Colombia y después se fue con el entonces candidato como el jefe de debate de su campaña presidencial de 1986. Allí, junto con sus amigas y expertas en comunicaciones y relaciones públicas, Gloria Isabel Ramírez y Claudia de Francisco, eran los encargados del call center y del presupuesto de la campaña.

Gracias a ese cargo Gómez conoció a Andrés Pastrana, quien le pedía suministros publicitarios para el noticiero TV Hoy. Cuando Álvaro Gómez perdió por segunda vez la presidencia con Virgilio Barco, Gómez se volvió amigo de Pastrana y dio un giro del ala laureanista (una tendencia política que heredó de su papá) hacia el pastranismo y allí permanece hasta hoy.

En 1988, Pastrana se lanzó a la Alcaldía de Bogotá y Gómez, Ramírez y De Francisco, que ya dominaban el manejo de campañas, lo acompañaron. Gómez se encargó de las encuestas y Pastrana salió ganador y lo nombró su secretario privado. Luego sería designado como gerente de la Empresa Distrital de Servicios Públicos (EDIS).

Al frente de la empresa, Camilo Gómez se destacó. Estuvo al frente de la liquidación y privatización del sistema de basuras en la capital y negoció con el sindicato para hacer más eficiente la recolección.

En 1992, el Ministro de Desarrollo del presidente César Gaviria, Jorge Ospina Sardi, lo nombró Superintendente de Sociedades. Gómez había sido hasta entonces el secretario general del Ministerio. Esa decisión generó controversia con su antecesor, Carlos González Vargas, a quién Gómez había conocido desde segundo semestre en la universidad cuando trabajaba como patinador en su oficina de abogados. En ese cargo estuvo hasta el 10 de febrero de 1994.

A su salida, Gómez volvió a la política y dejó en firme que es un pastranista pura sangre. Pastrana se había lanzado a la presidencia y Gómez nuevamente hizo parte de su campaña, esta vez encargado de manejar las encuestas. La elección la ganó el candidato Liberal, Ernesto Samper.

Cuatro años más tarde, en 1998, lo volvieron a intentar y Pastrana ganó. El presidente nombró a Gómez como su secretario privado. Su perfil discreto y su naturaleza metódica lo hicieron el candidato ideal para el cargo.

En 2000, Gómez reemplazó como Alto Comisionado de Paz a Víctor G. Ricardo, quien salió tras recibir amenazas de Carlos Castaño de las AUC.  

Estuvo en cabeza de las negociaciones con las Farc hasta que el proceso se rompió el 21 de enero de 2002, cuando, según dijo el gobierno, éste dio por comprobado que la guerrilla estaba usando indebidamente la zona desmilitarizada del Caguán, algo que los medios venían denunciando desde mucho tiempo atrás.

Al igual que su jefe, Camilo Gómez se fue a vivir a España tras terminar el gobierno Pastrana. Allí, Gómez fue profesor de la Universidad de Salamanca en asuntos latinoamericanos. Regresaron, también juntos, en el 2004 y al año siguiente, Gómez montó una empresa de consultoría sobre asuntos legales llamada Gómez Alzate Consultores SAS, que asesora principalmente empresas privadas y multinacionales.

En el 2008 volvió a aparecer ante la opinión pública. La Corte Suprema de Justicia, después de una intensa votación que tardó casi dos meses, lo nombró como su ficha para la terna en la Procuraduría en reemplazo de Edgardo Maya.

La demora hizo que Gómez sintiera que había pocas garantías para hacer su campaña ante el Congreso teniendo en cuenta sobre todo, la ventaja que tenía el ternado por el Consejo de Estado, Alejandro Ordóñez. Aunque amenazó con retirar su candidatura, Gómez se quedó. Al final fue derrotado con 81 votos a 1 en el Senado en favor de Ordóñez, el favorito.

Desde entonces, Gómez se ha dedicado a la consultoría y a asesorar empresas privadas como las de Gas Natural y empresas de tecnología. Es representante legal de la inversionista española Terminal de Contenedores de Barcelona (TCB) en la Terminal de Contenedores de Buenaventura. También está en la junta directiva de Colsanitas prepagada y Clínicas Colsanitas.

Su firma tiene una alianza con la empresa gringa de seguridad Andrews International, que se dedica a prestar el soporte a litigios internacionales de empresas extranjeras afuera que tienen problemas en Colombia, como la Drummond, entre otras.

Su hobby son las vacas y tiene una microempresa lechera.

A todo esto se dedicaba Gómez, hasta que Marta Lucía Ramírez lo llamó a ser su fórmula vicepresidencial a la Presidencia, con lo cual estrechó su relación con el ex presidente Pastrana y envió el mensaje de que no tiene cerradas las puertas a la paz. Terminaron terceros, con dos millones de votos, por detrás de Óscar Iván Zuluaga y Juan Manuel Santos.

Interactive is loading
 

PERFILES RELACIONADOS
POR Alianza

Marta Lucía Ramírez

Vicepresidenta de la República de Colombia
Gómez es la fórmula vicepresidencial de Ramírez

PERFILES RELACIONADOS
POR Rivalidad

Alejandro Ordóñez

Embajador de Colombia ante la OEA - Ex-Procurador General
Gómez estuvo en la terna la primera vez que Ordóñez fue elegido Procurador.

PERFILES RELACIONADOS
POR Trabajo

Andrés Pastrana Arango

Ex Presidente de la República
Gómez es muy cercano a Pastrana, trabajando con él en Alcaldía de Bogotá y luego siendo su Alto Consejero de Paz en el Caguán

César Gaviria Trujillo

Director del Partido Liberal
Gómez fue Supersociedades durante el gobierno de Gaviria.

Las historias más vistas en La Silla Vacia