Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Alexandra Guáqueta Girvin

Directora de posconflicto del Ministerio del posconflicto • TOTAL DE CONEXIONES 5
Actualizado: 13 de Julio de 2016

Alexandra Guáqueta Girvin, la directora de posconflicto del 'Ministerio del posconflicto' que lidera el general Óscar Naranjo, es una politóloga bogotana especializada en temas de derechos humanos y sector privado.

Guáqueta estudió ciencia política en la Universidad de los Andes, obteniendo luego una maestría y un doctorado en relaciones internacionales en Oxford.

Su tema de investigación en el doctorado fue la relación entre Estados Unidos y Colombia en política antidrogas, por lo que pronto se convirtió en investigadora del Centro de Estudios Internacionales de la Universidad de los Andes y comenzó a trabajar con el economista Francisco Thoumi, uno de los mayores expertos en política de drogas en el mundo.

En el CEI dirigió la evaluación del Programa Especial de Cooperación del gobierno de Virgilio Barco, que fue el primer gran proyecto de ayuda antidrogas al país, que dio nacimiento a los acuerdos de preferencias arancelarias para el país y que fue un precursor del Plan Colombia.

En 2001 Guáqueta se convirtió en investigadora del International Peace Institute, un think tank sobre temas de seguridad y paz en Nueva York que trabaja muy cerca del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Allí trabajó en un proyecto sobre agendas económicas en guerras civiles con el diplomático canadiense David Malone, muy cercano al entonces secretario general de la ONU Kofi Annan y actualmente el rector de la universidad de Naciones Unidas en Tokio.

Al regresar a Colombia en 2004, Guáqueta se convirtió en la directora del programa de sector privado y conflicto en la Fundación Ideas para la Paz (FIP), un think tank sobre temas de seguridad que Sergio Jaramillo acababa de agarrar y que apenas se posicionaba como uno de los más influyentes en el país. Allí trabajó en investigación sobre desarme, desmovilización y reintegración de antiguos combatientes (DDR), pero sobre todo en el que luego se convertiría en su especialidad: ayudar a las empresas a alinear sus operaciones con una política de derechos humanos.

En 2008 pasó a ser la gerente de estándares sociales de Carbones del Cerrejón, la mayor empresa minera del país que entonces lideraba León Teicher, con lo que aterrizó los temas de derechos humanos en el sector privado.

En 2011 Guáqueta se fue a enseñar relaciones internacionales en la universidad australiana de Flinders. Allí la buscó el diplomático canadiense John Ruggie, quien era el representante especial de Kofi Annan para los derechos humanos y empresa y, desde ese cargo, fue el impulsor de los principios rectores de Naciones Unidas para que las empresas puedan garantizar que se protegen los derechos humanos de las comunidades en sus zonas de influencia.

Convencida por Ruggie, Guáqueta se postuló para uno de los cinco asientos en el Grupo de Trabajo de la ONU sobre empresas y derechos humanos, que tomó el rol de Ruggie y que vela por aterrizar esos principios rectores para alinear ambos. Guáqueta fue elegida -tras recibir el apoyo de la Canciller María Ángela Holguín y las cartas de recomendación del entonces director de Codhes, Jorge Rojas, y el vicepresidente de la Andi, Alberto Echavarría- convirtiéndose en una de las colombianas con más altos cargos en el sistema de Naciones Unidas.

Paralelo a su trabajo en la ONU, Guáqueta se convirtió en asesora del Alto Comisionado para la Paz y negociador en La Habana (además de antiguo jefe suyo) Sergio Jaramillo, en cómo atraer al sector privado y a la cooperación internacional al proceso de paz y el posconflicto.

En marzo de 2015, el general Naranjo -también negociador del proceso de paz- la nombró directora de posconflicto en su 'Ministerio para el posconflicto' que nació en el segundo gobierno Santos con la misión de crear las condiciones en el país -si se firma un Acuerdo final con las Farc- para aterrizar los acuerdos firmados en La Habana.

Allí Guáqueta, que renunció a su puesto en la ONU, está a cargo de pensar el rol del sector privado y la cooperación internacional en un eventual posconflicto.

Interactive is loading
 

PERFILES RELACIONADOS
POR Trabajo

Óscar Naranjo Trujillo

Ex vicepresidente de la República de Colombia
Naranjo nombró a Guáqueta directora de posconflicto en el Ministerio del posconflicto

Juan Manuel Santos Calderón

Expresidente de la República de Colombia
Santos nombró a Guáqueta directora de posconflicto en el Ministerio del posconflicto

Aníbal Fernández de Soto

Vicepresidente de Desarrollo Sostenible y Ambiental de Ecopetrol
Fernández de Soto y Guáqueta forman parte del equipo de Óscar Naranjo en el Ministerio del posconflicto

Guillermo Rivera Flórez

Veedor Distrital de Bogotá
Rivera y Guáqueta forman parte del equipo de Óscar Naranjo en el Ministerio del posconflicto

Sergio Jaramillo Caro

Embajador de Colombia en Bruselas
Guáqueta trabajó con Jaramillo en la Fundación Ideas para la Paz

Las historias más vistas en La Silla Vacia