Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Jineth Prieto · 03 de Febrero de 2016

893

0

Uno de los preacuerdos que estaban buscando tres de los implicados en el ‘carrusel de contratos’ que tuvo lugar en la administración de Héctor Moreno Galvis en la Alcaldía de Bucaramanga se cayó.

La Fiscalía Cuarta Delegada ante el Tribunal radicó el escrito de acusación e inició el juicio formal contra dos exfuncionarios del Municipio y el representante legal de la fundación Corsoder, por su participación en la ejecución presuntamente irregular de un contrato para capacitar líderes comunales que no tiene soportada la inversión del 60% de su valor tptal que fue de $55 millones.

Los implicados son José Ludbin Gómez Martínez, exsecretario de Desarrollo Social, Ulises Dueñas, supervisor del  contrato, y Libardo Jaramillo Sarmiento,  representante legal de Corsoder, quienes se negaron a devolver a las arcas del Estado los más de $33 millones que, al parecer, no fueron ejecutados en el contrato, a cambio de beneficios.

Los delitos por los que la Fiscalía los investiga son peculado por apropiación, celebración de contratos sin el cumplimiento de los requisitos legales y falsedad ideológica en documento público y privado.

Los tres investigados ya tienen medida de aseguramiento por su participación en la ejecución de más contratos investigados  por el escándalo del ‘carrusel’.

Ese escándalo de contratación en Bucaramanga también tiene privados de la libertad al exalcalde Moreno Galvis, así como a varios exfuncionarios, contratistas y supervisores.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia