Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Velásquez Archibold · 18 de Diciembre de 2015

1151

0

Esta mañana el consejo directivo de la Corporación ambiental de Córdoba (Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS) reeligió a José Fernando Tirado en la dirección general. Esa decisión cantada, le garantiza a su padrino político, el senador de La U Musa Besaile, el manejo de esa entidad ambiental durante cuatro años más. Y ratifica el poder de los gemelos fantásticos del departamento: José Fernando y su hermano Roberto.

El director que repite en la CAR cordobesa es un abogado reconocido por su militancia de vieja data en el grupo político de Musa. Competía con otros 17 candidatos, entre los que estaban varios exalcaldes del departamento. Pero, unánimemente ganó la elección porque obtuvo los 12 votos de igual número de consejeros: los cinco delegados de la sociedad civil (dos por los grupos ambientalistas, uno por las etnias indígenas y dos del sector privado) y los siete del Gobierno (cuatro alcaldes en representación del resto de municipios y los enviados por el presidente, el ministro de ambiente y el gobernador).

La CVS, que maneja hasta 35 mil millones de pesos anuales por las asignaciones que le hace la Nación, es la autoridad ambiental de Córdoba, pero como el resto de CAR del país suele ser noticia por su politización y no por su gestión.

Roberto, su hermano idéntico, también es aliado de Besaile. Tanto que, como lo lo contó La Silla Caribe, será uno de los hombres fuertes en el gabinete del próximo gobernador Edwin Besaile, hermano de Musa. Muy posiblemente trabajará desde la Secretaría General de la Gobernación.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia