Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Irina Isabel Yusseff Mujica · 18 de Octubre de 2015

4966

0

Vuelve y juega. En Bucaramanga el poder de la Empresa Pública de Alcantarillado Empas sigue al servicio de la campaña política del clan Aguilar; de la vertiente en cabeza del ex gobernador Hugo Aguilar Naranjo, quien aún paga su pena por parapolítica bajo libertal condicional.

El miércoles, como lo contó La Silla Santandereana, llevaron a los contratistas de la entidad a la reunión donde el senador Álvaro Uribe, en el Centro de Eventos y Exposiciones Cenfer, abrazó al candidato a la gobernación y ficha de Hugo Aguilar, Carlos Fernando Sánchez. Y ahora, el viernes, los usaron para un almuerzo con la candidata al concejo de la capital, Gladys Ballesteros, quien también estuvo en la reunión del miércoles, milita en el Centro Democrático y es de la cuerda de Aguilar Naranjo. 

 

Así lo confirmó un integrante del sindicato inicialmente y lo comprobó y lo siguió La Silla en un caso puntual: el de la cuadrilla de obreros que trabajan en la limpieza y mantenimiento del alcantarillado al sur de Bucaramanga, en el Área Metropolitana. 

La Silla estuvo en el momento en que varios trabajadores, pertenecientes al Distrito III ubicado en Floridablanca, ingresaron a la sede de la entidad en dos volquetas y minutos después fueron recogidos en un bus para ser trasladados hasta el centro comercial San Andresito La Isla para el mencionado almuerzo. 

La razón de este nuevo 'paseo' era que en el último piso del centro comercial se iba a llevar a cabo una reunión, con lechona incluida, con presencia de la candidata al Concejo por el Centro Democrático, la señora Ballesteros. 

La Silla llegó hasta el evento y pudo confirmar que casi la totalidad de los asistentes trabajan para el Empas. Incluso, una de las personas de la campaña, que estaba recibiendo a la gente, nos dijo que “el almuerzo es para los contratistas del Empas”.

Varios de los obreros le dijeron a La Silla que les habían avisado de la misma manera que en el evento de  Cenfer, esta vez entre las 11 de la mañana y el medio día. 

“Estabamos trabajando y nos dijeron que teníamos que ir a un almuerzo aquí en San Andresito para apoyar las campañas de Gladys Ballesteros y Carlos Fernando Sánchez y que un bus iba a recogernos. Nos tocó dejar de trabajar y devolvernos a la sede”, aseguró uno. 

Otro de los trabajadores mencionó, como ya lo había hecho uno de ellos durante el evento de Cenfer, que “hay que venir porque ya casi se nos vence el contrato y puede que por venir a esto y que nos vean la cara nos sigan dando el trabajo”. 

De la oficina administrativa, que se había desocupado el miércoles, también llegó gente según nos confirmó una fuente de adentro. 

La Gerencia del Empas está hoy controlada por el grupo político del ex gobernador Hugo Aguilar, pues también maneja la Corporación Ambiental Cdmb (que es la dueña de Empas). Y para ambas entidades trabajó la aspirtante Ballesteros durante el último cuatrenio. 

Fuera de lo contado por La Silla Santandereana, el sindicato SintraEmpas radicó la semana pasada un derecho de petición donde cuestionan al gerente, Humberto Prada, porque tres contratistas y una camioneta de la entidad estarían de lleno al servicio de las campañas políticas. Además, Vanguardia Liberal reveló presiones a contratistas de la Cdmb en favor de Ballesteros

 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia