Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Laura Ardila Arrieta · 14 de Octubre de 2014

7427

0

Dos meses después del inicio del Gobierno Santos II, Sergio Díaz-Granados sigue siendo la ficha de más alto nivel que impulsó la reelección en salir blanqueado del gabinete. Sin embargo, el panorama le podría mejorar con la llegada a la Casa de Nariño de dos de las manos derechas del exministro y jefe de La U.
En los próximos uno de sus asesores de confianza, Camilo Enciso Vanegas, será el nuevo Secretario de Transparencia en reemplazo de Rafael Merchán.

Enciso, un abogado del Rosario con maestría de la Universidad de Columbia, empezó su carrera trabajando con el abogado Jaime Lombana y luego llegó al Ministerio de Comercio Exterior de Díaz-Granados, como subdirector de regulación y asuntos legales del programa de transformación productiva y luego ocupando ese mismo cargo en Bancoldex.

No tiene experiencia en temas de lucha anticorrupción pero es políticamente muy cercano a Díaz-Granados: del Ministerio salió para ser el director del centro de pensamiento "Pensar Unidos" de La U -cuando ya el ex ministro estaba al frente del partido- y estuvo en sus listas al Congreso.

Pero además, como contó La Silla, Díaz-Granados tiene otro aliado de sus afectos cercanos en Palacio.

Se trata de Luis Miguel Pico, quien se estrenó hace poco como director de asuntos políticos de Presidencia. Pico, su enlace en Comercio Exterior con el Congreso y con los alcaldes y gobernadores y quien también es cercano a la ex senadora Zulema Jattin y al senador Martín Morales,se encarga en Casa de Nariño -bajo las órdenes del súper ministro Néstor Humberto Martínez- de las relaciones con el Congreso y los partidos.

Mejor dicho, de la política.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia