Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Manolo Azuero · 02 de Octubre de 2015

4292

0

 

Octubre comenzó moviendo la política en Barrancabermeja. La candidata que parecía fuera del juego, por firmas no avaladas, Liliana Botero de Cote, resucitó por decisión de la propia Registraduría. Y con su retorno el ex gobernador Hugo Aguilar y su candidato a la gobernación, Carlos Fernando Sánchez, reencuentran a una probable aliada para el próximo 25 de octubre. 

La candidata ya lo celebró en su página de Facebook a las 10 de la noche y el portal de noticias Yariguies, que es cercano a su línea, lo anunció. 

Su aspiración estaba en vilo después de que, en un principio, la Registraduría no avalara las firmas que presentó para entrar en la contienda. La Procuraduría, sin embargo, le había solicitado al organismo electoral estudiar nuevamente las que había entregado su movimiento Barrancabermeja Social. Y finalmente se aprobaron las necesarias para mantener la inscripción. 

Botero es la esposa del difunto y polémico ex alcalde de Barranca (2004 - 2007), Edgar Cote Gravino, quien murió en un accidente aereo hace poco más de tres años. 

Cote Gravino fue polémico porque se hizo elegir por el Polo Democrático y terminó renunciando a dicho partido, después de que el entonces senador Gustavo Petro lo denunciara por haberse juntado con los paramilitares para gobernar. También el ex alcalde fue cuestionado por dirigir Amipaz, una asociación que, según denuncias del padre Francisco De Roux, era manipulada por las autodefensas para hacer política en el Magdalena Medio. 

La candidatura "viva" de Botero de Cote es una buena noticia para Aguilar Naranjo y su ficha Sánchez, que tienen a su candidato de bolsillo en Barranca, Harold Duran, contra las cuerdas y todavía sin salvavidas también por firmas no avaladas.

Aguilar Naranjo, fuera de la de Durán, y así se lo confirmó a La Silla una fuente de adentro, se ha mostrado cercano a la aspiración de la otrora gestora social. Y, con ella hasta las urnas, podría recuperar terreno en el segundo centro electoral de Santander donde los liberales - sus principales rivales por la gobernación - están jugando duro con el ex director de la Cámara de Comercio Dario Echeverri. 

En días pasados el ex gobernador, que fue condenado por parapolítica y también tiene relaciones con la candidatura de la ASI a la Alcaldía de Barranca, en cabeza de Horacio Henao, había sido acusado por Echeverri de calumniador e injuriador. De acuerdo a un comunicado de Echeverri, Aguilar estaba culpando al liberalismo de las actuaciones de la Registraduría contra Liliana de Cote. 

De hecho ahora, conocida la noticia, el asesor de la campaña de Sánchez Laureano Tirado, muy cercano a Aguilar, le trinó al ex representante liberal Jorge Gómez Villamizar que les había quedado mal hecha la vuelta. 

 

 

 

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia