Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Esteban Lewin · 26 de Agosto de 2013

10156

1

Las elecciones atípicas para elegir el nuevo gobernador de Caldas pasaron relativamente desapercibidas ayer, en medio del paro agrario y los ruidos en la mesa de La Habana. Sin embargo, el resultado no solo rompe con cuatro décadas de dominio liberal-conservador: también perdieron los aliados de Andrés Pastrana y Simón Gaviria, y la tercería empezó con pie izquierdo su participación electoral.

El ganador fue Julián Gutiérrez Botero, quien fue alcalde de Manizales en 1985 y dos veces concejal de esa ciudad, siempre como liberal. Esta vez tuvo el aval de La U y el apoyo de tres senadores (Mauricio Lizcano y Jaime Alonso Zuluaga, de La U, y Luis Emilio Sierra, Conservador); dos representantes a la Cámara por La U (Hernán Penagos, presidente de la Cámara y, Jairo Quintero) y dos conservadores (Juana Carolina Londoño y Carlos Uriel Naranjo); y el precandidato presidencial uribista Óscar Iván Zuluaga. También tuvo apoyos locales de los partidos liberal y verde, y el de Cambio Radical.

Los 105 mil votos de Gutiérrez le quitaron la gobernación a la coalición que fundaron el liberal Víctor Renán Barco y el conservador Omar Yepes Alzate, por primera vez desde que hay elecciones. Aunque Barco murió en 2009, sus banderas las retomaron Dixon Ferney Tapasco, primero, y luego la representante Adriana Franco. Su candidato, Augusto León Restrepo, se quedó con 71 mil votos.

Con esos resultados la también llamada “coalición A” se quedó por fuera de los cargos de más poder: no tiene la gobernación ni la alcaldía de Manizales, y tampoco mayorías en la Asamblea ni en el Concejo.

Es una derrota particularmente fuerte para Ómar Yepes, cabeza de la coalición y presidente del Directorio Nacional Conservador, quien no tiene a nadie en el Congreso (su hermano Arturo se quemó en 2010 y su representante, Jorge Hernán Mesa, perdió la curul tras ser detenido por peculado y celebración indebida de contratos).

También lo es para Simón Gaviria quien apoyó a Restrepo en la campaña y ya anunció que la representante Adriana Franco será candidata al senado. Pero tras esta derrota, y con algunos liberales sancionados por doble militancia por haber apoyado al ganador Gutiérrez, en el liberalismo caldense hay inconformidades con Franco.

Y a otra que le fue muy mal fue a la tercería de Eugenio Marulanda. Obtuvo poco más de 8 mil votos, menos que los 10 mil votos nulos y muy por debajo de los más de 22 mil votos en blanco. Como contó La Silla, su meta era llegar a 40 mil votos para dejar sentada la posibilidad futura de una tercería, y eventualmente las bases de una campaña al Congreso.

Comentarios (1)

DIDUNDI

26 de Agosto

3 Seguidores

desaparecieron los comentarios de este articulo.

desaparecieron los comentarios de este articulo.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia