Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 01 de Agosto de 2014

5246

0

A mediados de julio la Ministra de Ambiente Luz Helena Sarmiento le dijo a Vanguardia que la largamente esperada delimitación del páramo de Santurbán estará lista en un mes. En esa misma entrevista, ella dijo que el proceso de delimitación de los páramos está siendo muy engorroso y que “adoptar la escala a 1:100.000 sería ideal”. Esas dos declaraciones, que han pasado de agache, son las dos caras de una misma moneda: la promesa de proteger todos los páramos sigue congelada.

Hoy casi un millón de hectáreas de páramo -la tercera parte- están en un limbo y el Gobierno no ha dado ningún indicio de que el tema sea prioritario, pese a que prometió presentar un proyecto de ley de páramos para protegerlos por su importancia hídrica y a que el Plan de Desarrollo de Santos protege por ley todos los páramos, pero solo aquellos 'adoptados oficialmente'.

La explicación el lío es una cuestión de mapas, como contó La Silla. Hace un año y medio el Instituto Von Humboldt entregó al Ministerio una nueva cartografía hecha a una escala de 1 : 100.000, en la que venía trabajando desde antes de la discusión sobre minería en los páramos, y que es a la que se refiere Sarmiento.

Esos mapas arrojaron una conclusión crucial: Colombia tiene casi un millón de hectáreas más, de páramos de lo que se creía. Pero esas son las que están completamente vulnerables.

Ni el ex ministro Juan Gabriel Uribe ni Sarmiento adoptaron oficialmente la nueva catrografía por la fuerte oposición de los gremios económicos que temen las restricciones

Y las reservas naturales temporales, una figura que se inventaron el año pasado Minas y Ambiente para blindar de solicitudes de títulos mineros a las áreas en proceso de ser protegidas, cubre potenciales parques nacionales y humedales Ramsar. Pero no, como muestra este mapa, a los páramos.

Eso significa que, aunque dentro de tres años que se termine la delimitación obligatoria esas 900 mil hectáreas quedarían blindadas, en este momento se podría solicitar un título minero allí y sembrar la semilla de un conflicto en potencia.

Además, el Gobierno ordenó en 2011 dar un paso más y delimitar los páramos según unos mapas con escala de 1: 25.000, un trabajo cartográfico complejo para saber más exactamente qué tan grandes son. Pero, como lo muestra el caso Santurbán, se demorará mucho más de los dos o tres años originalmente presupuestados para cubrir los 35 complejos de páramos del país.

Por eso es llamativa la entrevista de Sarmiento. “La delimitación de los páramos tiene que cambiar de alguna manera. No podemos tener unos modelos tan desgastantes, porque ese plan de 1 :25.000 no es tan viable”, dijo.

Para cumplir sus deseos la ministra Sarmiento podría adoptar la cartografía más reciente y protegerlos mientras logra sacar adelante la más complicada ¿Será que esas 900 mil hectáreas de páramo recibirán su salvavidas?

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia