Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Velásquez Archibold · 08 de Julio de 2015

2280

0

El proceso para elegir rector en propiedad de la Universidad del Atlántico, que fue suspendido ayer por el Tribunal Superior del Atlántico en una medida cautelar, se ha dado en medio de una guerra sucia en la que han querido meter hasta a La Silla Caribe.

Desde mayo, cuando se realizaron las consultas entre docentes y estudiantes, no han faltado los pasquines, los memes ni las acusaciones mutuas entre los aspirantes a ese cargo.

Rafael Castillo, rector encargado de la institución y uno de los tres aspirantes que sigue en la competencia por el cargo, fue acusado de clientelista por los cambios hechos en las vicerrectorías y por la abrumadora diferencia con la que, luego de eso, salió postulado por los estudiantes. Los detractores de Castillo aseguran que esos cambios obedecen a una estrategia suya para ganar apoyos y quedarse en la rectoría, mientras que personas allegadas a él han tildado a algunos de sus contrincantes de estar apadrinados por "politiqueros".

Una persona del entorno de Castillo nos dijo que detrás del secretario de Educación Carlos Prasca está la casa Char; de Rachid Nader, quien no siguió en el proceso, el senador Álvaro Ashton, y de Salim Mattar, otros sectores del liberalismo. Señalamientos que niegan esos aspirantes.

Quienes simpatizan con el rector también nos dijeron que los señalamientos en contra de Castillo hacen parte de la “estigmatización de la que él ha sido víctima porque es negro y no viene de una universidad de alta alcurnia”.

Precisamente esos mismos argumentos son los que usaron personas anónimas en uno de los pasquines más recientes, que circula desde anoche e involucra a La Silla Caribe.

A los estudiantes, profesores y periodistas, que cubren temas relacionados con la universidad, y están en la base de datos del alma máter para recibir información institucional, les llegó un correo electrónico de un mail desconocido con un pantallazo que tiene el logo de La Silla Caribe y un artículo, a favor de Castillo, atribuido en su redacción a este medio.

La Silla niega ser la autora de esa información, con la que nada tenemos que ver y que dista mucho de nuestro estilo periodístico.

Esta es la imagen que llegó a los correos:

Consultado sobre el pasquín, el rector Castillo le dijo a La Silla que no lo conocía, que no le llegó a su correo y que reprobaba su contenido aún si éste lo favorecía.

“Hay cierta costumbre de pequeños sectores en la Universidad, amigos de ese tipo de cosas, aunque la mayoría de cosas que sacan son en mi contra”, nos dijo Castillo.

El pantallazo comenzó a circular el mismo día que el Tribunal Superior del Atlántico le notificó al gobernador José Antonio Segebre, presidente del Consejo Superior de la Uniatlántico, la suspensión de la votación, programada para mañana jueves. La decisión obedece a una medida cautelar por una acción de nulidad interpuesta por Juan Barrios Villarreal y Loly Luz de la Asunción en contra del proceso.

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia