Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Esteban Lewin · 03 de Febrero de 2015

7291

1

El ex senador Juan Carlos Vélez ha sido una de las caras más visibles del uribismo en el país y por eso su candidatura a la alcaldía de Medellín parecía cocinada. Pero todavía le falta mucho para convertirse en el candidato oficial del Centro Democrático.

Dentro del mismo partido le han salido dos rivales. Uno es el decano de derecho de Corunamericana y ex director de fiscalías de Antioquia de Luis Camilo Osorio. Francisco Javier Galvis es un conservador que interpuso la denuncia por la que Alonso Salazar estuvo inhabilitado, defensor declarado de Luis Alfredo Ramos y columnista del Periódico Debate, un medio online del uribismo.

Aunque tiene pocas opciones, Galvis ha hablado de juego sucio de parte de Juan Carlos Vélez, algo que no ayuda a mantener unido al uribismoy que crea ruido en la carrera.

El otro tiene mucha más fuerza y reconocimiento dentro del uribismo. Es Juan Fernando Jaramillo Galvis, hijo de Jaime Jaramillo Panesso, uno de los ideólogos del uribismo, ex miembro de la Comisión Nacional de Reconciliación (Cnrr) y cercano a José Obdulio Gaviria.

Jaramillo Galvis tiene el apoyo de por lo menos tres congresistas: el senador José Obdulio Gaviria y los representantes Margarita Restrepo y Wilson Córdoba lo acompañaron a inscribirse la semana pasada.

Más allá de esos apoyos, Jaramillo conoce el Centro Democrático y el uribismo por dentro: fue jefe de debate de Álvaro Uribe Vélez en Antioquia en las presidenciales de 2002 y 2006, y el año pasado fue gerente regional del Centro Democrático en las campañas al Congreso y a la Presidencia.

Ademá es cercano al ex gobernador Luis Alfredo Ramos, dueño de la maquinaria política más grande del Centro Democrático en Antioquia: trabajó en su campaña a la Gobernación en 2008 y luego fue su asesor de relaciones políticas. Como tiene esos apoyos dentro del uribismo, ha defendido que la candidatura se defina en una consulta interna, mientras que Vélez ha defendido una abierta, donde le iría mejor porque es más conocido.

Vélez no solo se enfrenta a esa competencia dentro del Centro Democrático. Hoy el lanzamiento de la precandidatura al concejo de Medellín de Pablo Jaramillo Vasco mostró que incluso hay espacio para que los votos se vayan a donde Federico Gutiérrez, quien va por firmas y con el apoyo del fajardismo.

Ese apoyo, y la presencia de tres congresistas uribistas cercanos a Gutiérrez (Paola Holguín, Alfredo Ramos Maya y su ex asesor Federico Hoyos), no solo muestra que Gutiérrez tiene entrada en el Centro Democrático sino que podría reforzar también el argumento de los alonsistas que ven a Gutiérrez como un caballo de Troya del uribismo.

Con esa competencia y un resultado bajo en la encuesta de Cifras y Conceptos conocida hoy (apenas un 3 o 5 por ciento de intención de voto en dos escenarios, y menos imagen positiva que otros seis precandidatos a la alcaldía), Vélez todavía la tiene cuesta arriba.

Comentarios (1)

JOSE DE JESUS BERMUDEZ JIMENEZ

04 de Febrero

0 Seguidores

No hay que menospreciar la capacidad que tienen los electores al momento de de...+ ver más

No hay que menospreciar la capacidad que tienen los electores al momento de decidir por quièn votar; que la aspiraciòn de Vèlez se fundamente en su relaciòn con Uribe, es un arma de doble filo. Cada vez màs el ex-presidente està màs presionado por la serie de hechos en los que tanto èl como sus màs inmediatos colaboradores estàn presumiblemente comprometidos. Y los hechos de por sì, son demasiado graves. Las encuestas demuestran eso y los electores no dudan en expresarlo.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia