Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Esteban Lewin · 15 de Julio de 2015

9027

1

Ayer Federico Gutiérrez, el candidato por firmas a la alcaldía de Medellín, presentó su equipo de campaña en un gesto que demostró que tiene apoyos en el fajardismo y en el uribismo.

Además de presentar a Juan David Valderrama (primo de Sergio Fajardo, ex secretario privado de Alonso Salazar y ex director de la Agencia de Cooperación Internacional de Medellín) como su gerente, presentó un comité consultivo, compuesto esencialmente por empresarios.

Entre los empresarios está uno de los principales puentes entre el fajardismo y el Grupo Empresarial Antioqueño: Ricardo Sierra Moreno, presidente de Distrihogar, miembro de las juntas directivas de varias empresas fundamentales del GEA como Conconcreto, Crystal Vestimundo (que produce las marcas Punto Blanco y GEF) y Bancolombia. También está en el consejo directivo de Proantioquia, el think tank de los empresarios antioqueños que impulsa políticas públicas clave .

Sierra es una de las cabezas del GEA más cercanas al difunto Nicanor Restrepo y, como él, uno de quienes han llevado al grupo empresarial a apoyar a Sergio Fajardo y a distanciarse del uribismo.

Con ese nombramiento Gutiérrez deja la señal de que el fajardismo (o por lo menos parte de éste) sigue con él después de que hace dos semanas Federico Restrepo, el candidato de continuidad de Sergio Fajardo a la Gobernación, rompió su alianza exclusiva con Gutiérrez y abrió las puertas

Pero Gutiérrez también mostró que tiene respaldos en el uribismo, pues otro de los miembros del comité es Fernando Correa Peláez, quien fue uno de los precandidatos del Centro Democrático a la Gobernación (por invitación de Álvaro Uribe), miembro de su comité estratégico en Antioquia y trabajó en las campañas del partido uribista del año pasado.

Correa es amigo de juventud de Uribe.  Se conocen desde cuando Uribe y el empresario José Roberto Arango tenían un restaurante de ostras y banana split llamado el Gran Banano, que luego les compró Correa.

Correa fue gerente del metro de Medellín entre 1991 y 1992, secretario departamental de Hacienda de Gilberto Echeverry y Juan Gómez Martínez (entonces conservador y hoy uribista)  y candidato fallido a la Cámara en 2010 por La U en llave con el ex director de Colciencias y uribista Jaime Restrepo Cuartas, cuando sacó 6.700 votos.

También fue secretario general y gerente del gremio bananero Augura (que ha apoyado al uribismo) y es muy cercano a Nicolás Echavarría, un empresario bananero que también ha sido bastión del uribismo.

Esos apoyos en ambos lados no le alcanzaron a Gutiérrez para conseguir la bendición oficial de ninguno de los dos - pero todo muestra que siguen existiendo.

Comentarios (1)

Cándido

16 de Julio

0 Seguidores

Más allá de esta historia de amores y traiciones lo que realmente llama la a...+ ver más

Más allá de esta historia de amores y traiciones lo que realmente llama la atención es la descarada y vergonzosa injerencia del Sindicato Antioqueño, hoy conocido como GEA, en el quita y pone de gobernantes.Aunque a ustedes en La Silla, esto les les ha parecido normal y hasta lo elogian sutimente como lo han demostrado en anteriores artículos, están perdiendo de vista que tales injerencias son absolutamente dañinas a la democracia, sobre todo en Colombia, donde vivimos sólo de las representaciones formales de la democracia.Con esta lógica validan cualquier influencia en las decisiones que sólo deben provenir del voto transparente y libre de cada ciudadano.¿O será mucho pedir?

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia