Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Velásquez Archibold · 28 de Enero de 2016

1909

0

Desde este miércoles el ex representante Yahir Acuña es el nuevo presidente de Opción Ciudadana y con ese cargo estrecha aún más sus lazos con el parapolítico Luis Alberto el ‘Tuerto’ Gil, fundador y dueño de ese partido. Y sigue demostrando que su influencia trasciende Sucre.

Ahora Yahir tiene ese cargo en cuerpo propio porque el anterior director, Edison Bioscar, ya era de su grupo político. Y como presidente podrá liderar a nombre del viejo PIN las negociaciones burocráticas con el Gobierno, decidir las alianzas en todo el país e intentar jugar, incluso, en las presidenciales con el apoyo de la colectividad, que tiene cinco senadores. Sin contar la exposición mediática que en adelante le dará ser el jefe de un partido, aunque esté bastante desprestigiado.

Como contó La Silla, Yahir llegó a Opción Ciudadana el año pasado después de haber sido rechazado públicamente por la Unidad Nacional y de haber perdido la personería de su partido Cien por Ciento Colombia. 

Ese aterrizaje le permitió obtener el aval para la Gobernación de Sucre, que terminó usando para inscribir a su esposa Milene Jarava como candidata, y lo logró tras sellar una alianza con el Tuerto Gil. Ese acuerdo lo convirtió en el dueño del viejo PIN en el Caribe. Por eso ahora, como jefe, seguirá su expansión de poder a nivel nacional.

(En la fotografía de portada Yahir Acuña aparece con el veedor nacional del partido Antonio Rocha)

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia