Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Juan Esteban Lewin · 22 de Octubre de 2015

2968

1

Marta Lucía Ramírez volvió a ejercer como cupido entre el uribismo y conservatismo, esta vez en Risaralda y Boyacá.

Hasta hace pocos días, el Centro Democrático había estado cerca de dos campañas a la Gobernación de Risaralda, hasta el punto de que el ex presidente Álvaro Uribe estuvo montado en tarima, al tiempo, con el candidato por firmas Víctor Manuel Tamayo y el conservador Sigifredo Salazar. Al final decidió irse con Salazar. Pero lo que no se ha dicho es que eso ocurrió gracias a un impulso de los conservadores al uribista Gonzalo Guarín en Boyacá.

El apoyo a Guarín no es unánime en el conservatismo boyacense, que tras el retiro de la candidatura azul del ex senador Juan de Jesús Córdoba se rompió en apoyos a los dos candidatos más fuertes, el verde Carlos Andrés Amaya y Osman Roa de Cambio Radical. En medio de una fuerte pelea que estalló en Boyacá, Marta Lucía Ramírez terminó alejándose de esas dos tendencias y apoyando a Guarín, quien aparece lejos en las encuestas pero sigue en la carrera.

A cambio, el uribismo retiró sus candidatos en Tunja y Chiquinquirá para apoyar a los azules. Pero, sobre todo, se decidió por Salazar en Risaralda, un apoyo que en un departamento donde ganó el uribismo el año pasado en primera y segunda vuelta, y en el que la carrera pinta apretada, podría hacer la diferencia.

Comentarios (1)

Wolfang perez

28 de Octubre

0 Seguidores

Los goditos como siempre se acomodan al árbol que mas sombre les de, eso se l...+ ver más

Los goditos como siempre se acomodan al árbol que mas sombre les de, eso se llama oportunismo y zanganismo, o mejor lagartismo, porque ese partido se convirtió fue en eso, las ideas si es que las han tenido circundan alrededor de eso,engañan al pueblo con falsas expectativas y luego lo traicionan, eso fue lo que sucedió por ejemplo en Boyaca. Ojalá esa nueva generación de líderes no caigan en esos mismos errores, el pueblo espera mucho de ellos a través del cambio generacional y ya es bueno que se aparten de esa clase de caciques putrefactos y de chiquero, que lo única que han hecho es enriquecersen con los impuestos que pagamos los colombianos.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia