Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Manolo Azuero · 17 de Noviembre de 2015

13482

1

Los integrantes del gabinete del nuevo Alcalde de Bucaramanga no tienen mucho en común, excepto que llegan al cargo sin un padrino político.

La Silla Santandereana confirmó con el Alcalde electo, Rodolfo Hernández, y con su hermano asesor, Gabriel Hernández, que el actual director ejecutivo de la Fundación Participar, José Neil González, será el nuevo Secretario de Hacienda; el médico Raúl Salazar el Secretario de Salud; el profesor Holguer Alfredo Cruz el Secretario de Educación; y el banquero Néstor Mantilla sería el elegido para la Gerencia del Acueducto Metropolitano.

Estos nombres se suman al de Miller Salas, que será el nuevo Director de Tránsito, al del Jorge Figueroa*, quien ocupará la Secretaría de Desarrollo Social, y al de Pedro Nel Rodríguez Barragán, escogido para la Secretaría del Interior.

Un equipo disparejo pero independiente

La Silla revisó los perfiles del equipo del Alcalde y este es, hasta ahora, una mezcla de profesionales que no representan una misma línea ideológica o política dentro de la ciudad, la mayoría no son cercanos entre sí, ni formaron todos parte del círculo de campaña de Hernández.

Lo que tienen en común es que no son cuota de la clase dirigente, ni de concejales o congresistas, tampoco de partidos, como lo han sido muchos de los secretarios de despacho en los últimos años.

Salas, el de Tránsito, es un doctor y técnico experto en movilidad e infraestructura de transporte, sin ninguna trayectoria política ni mayor experiencia en el sector público, y hoy trabaja como profesor en la Universidad Pontificia Bolivariana.

Conoció a Hernández durante la pre-campaña cuando, como se contó en La Silla, el hoy alcalde recibió cursos de expertos en distintos ámbitos.

Figueroa, el de Desarrollo Social, es más político y no tiene experiencia en el tema que va a manejar pero ha sido un duro contradictor del liberalismo que el Alcalde electo derrotó.

Columnista de Vanguardia Liberal, comentarista de Todelar Radio y ex comisionado de televisión del primer gobierno de Álvaro Uribe, es abiertamente uribista -muy cercano al expresidente Uribe y al senador Jose Obdulio Gaviria- y crítico del gobierno de Juan Manuel Santos.

En el plano local, es amigo del Alcalde electo y, en contravía de las mayorías del Centro Democrático, apoyó desde un principio su candidatura y promovió la adhesión de Uribe a la misma.

Hernández, en todo caso, según le dijo a La Silla, le pidió explícitamente que “no vaya a convertirla (la Secretaría) en un nido de politiquería para el Centro Democrático”.

El ex comisionado también es cercano al grupo de la familia Aguilar. De hecho, en las elecciones a la gobernación, al contrario de Hernández que hizo fórmula con el independiente Leonidas Gómez, respaldó públicamente a Carlos Fernando Sánchez, la ficha perdedora del parapolítico Hugo Aguilar.

El del Interior, Pedro Nel Rodríguez, es ingeniero de la UIS y no fue cercano a Hernández en la campaña. Al contrario, La Silla encontró un mensaje en Facebook donde expresa dudas sobre el nuevo Alcalde.

Rodríguez lo que sí tiene es una amplia experiencia profesional asociada al sector público.

Ingeniero de la UIS, fue sub-gerente y después gerente del Acueducto Metropolitano de Bucaramanga. Además, desde la oficina de extensión universitaria de Universidad Pontificia Bolivariana en Bucaramanga (UPB), que ha dirigido, lideró contratos de consultoría, operación, ejecución e implementación de proyectos y programas públicos como la Red Unidos, de la Agencia Nacional para la Superación de la Pobreza Extrema.

Su vínculo con la política no fue determinante en su nombramiento, aunque que es pariente de la primera dama de Colombia, María Clemencia Rodríguez, sobrino del ex representante conservador a la Cámara, Juan Barragán Ruiz (asesinado en 1990) y fue cercano -el mentor- al ex candidato uribista a la gobernación, Iván Aguilar (con quien trabajó por años en la UPB).

En cuanto a José Neil González, quien de acuerdo al hermano del Alcalde electo, Gabriel Hernández, será el nuevo Secretario de Hacienda, es un experto en lo que va a manejar.

Hoy González preside la Fundación Participar (uno de los vehículos más visibles de control político desde la sociedad civil en Bucaramanga) y antes fue ejecutivo de proyectos de la Cámara de Comercio de la capital santandereana. Desde la Cámara fue el líder de varios estudios e informes sobre las finanzas públicas de la región.

Además, ha sido asesor en el tema de la Gobernación de Santander y de la Alcaldía de Floridablanca.

El designado para salud, el médico Raúl Salazar, es especialista en gerencia de servicios de salud y experto en políticas para la población en condición de discapacidad. Conoció a Hernández en los “cursos” que el Alcalde electo tomó antes de la campaña sobre diversos temas, incluido el referido, pero no estuvo activo en la movida proselitista.

Salazar tiene una larga hoja de vida en el sector salud, sobre todo en temas administrativos y ha trabajado en la Secretaría de Salud de la Gobernación de Santander.

En educación, el reconocido profesor Holguer Cruz Bueno, premio Compartir Maestro versión 2009 por su trabajo para promover la lectura en el Institute del Oriente en Piedecuesta, tampoco llegó como cuota política. Otrora periodista, hace más de una década, Cruz ha trabajado por años en el sector educativo, recientemente como tutor del programa Todos Aprender del Ministerio de Educación Nacional.

Finalmente, para el acueducto, Hernández quiere poner al banquero Néstor Mantilla, quien fuera hace unos años gerente regional de Davivienda, es integrante de la junta directiva de la Fundación Participar y tampoco tiene vínculos con la clase política local. Aquí Hernández, según le dijo a La Silla, está esperando que el gerente actual, Ludwing Stunkel García (designado por periodo), renuncie para el nombrar a Mantilla.

Faltar ver si estos elegidos que los Hernández confirmaron no cambian de aquí a enero cuando arranque en serio el gobierno.

*Nota del editor: el nuevo Secretario de Desarrollo Social, Jorge Figueroa, es familiar del editor de La Silla Santandereana, Manolo Azuero.

 

Comentarios (1)

Henry Castro Gerardino

18 de Noviembre

140 Seguidores

En principio parece muy bien. Solo que el de Tránsito es un teórico que ahor...+ ver más

En principio parece muy bien. Solo que el de Tránsito es un teórico que ahora se dará de cuenta lo duro que es tratar con la mafia del transporte. Veo algo malo en su experiencia y es que desde la universidad tuvo contratos de consultoría y uno sabe que lo hacen para ganar dinero extra y poner notas a sus alumnos sin pagarles un peso por el trabajo que hacen. Ser profesor es una cosa y ser Secretario otra y la visión del primero suele ser corta y acaso ilusoria, sin metas y sin proyección. El médico nunca resolvió nada cuando estuvo en la Gobernación, por qué se espera que ahora si lo haga en la Alcaldía? Pero, bueno, se debe conceder un compás de espera, desearle éxitos al alcalde en su gestión y confiar en que logrará sacar avante a una ciudad que es muchas cosas es ejemplo para el resto del país. Ojalá la lucha contra la corrupción sea persistente, continua y sin concesiones, puede que así, el talante del burgomaestre sea su mejor carta de presentación.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia