Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Tatiana Velásquez Archibold · 18 de Septiembre de 2015

4003

0

Una decisión de la Registraduría tiene hasta el momento a la poderosa casa Gallardo de San Andrés, Providencia y Santa Catalina sin candidata a la GobernaciónEsta tarde esa entidad publicó los resultados más recientes de la revisión de las firmas con las que 307 grupos significativos de todo el país inscribieron a sus candidatos para estas elecciones regionales.

Una de las candidaturas que no pasó ese filtro fue la de la exgobernadora Susanie Davis Bryan, la carta de los Gallardo a la Gobernación y quien también cuenta con los apoyos, más no el aval, de los partidos Conservador y Alianza Verde, y votos en la comunidad cristiana a través del Movimiento de Integración Social (MIS).

Davis, quien se enfrenta a otros cuatro candidatos, es una de las competidoras fuertes en la puja por la Gobernación de San Andrés porque es respaldada por la aceitada maquinaria de ese clan, hoy liderado por el representante Julio Gallardo y por décadas uno de los súper poderosos del archipiélago vía los gobernadores, diputados y alcaldes que han tenido.

Los Gallardo inscribieron a Susanie Davis con el aval del Movimiento de Integración Regional (IR), otrora partido político que desde que perdió en 2006 la personería jurídica se convirtió en movimiento significativo de ciudadanos.

Como lo contó La Silla, Davis comenzó a recoger desde mayo pasado las 20 mil rúbricas que presentó en julio en la Registraduría de San Andrés: solo necesitaba que le aprobaran cerca de 10 mil para que su candidatura quedara en firme. 

Ahora, para evitar el desmonte de su campaña, la candidata Davis tiene cinco días contados desde el lunes para presentar un recurso de reposición y esperar a que la Registraduría vuelva a pronunciarse tras una nueva revisión de las firmas. Después de esa segunda decisión no hay más instancias posibles.

Mientras eso sucede, su candidatura está sin piso jurídico y cede terreno ante los otros contrincantes, especialmente sus dos más fuertes competidores: Ronald Housni, avalado por el Partido Liberal y hermano del representante Jack Housni, y Everth Hawkins, de Opción Ciudadana y con el respaldo de la disidencia liberal raizal.

Otro movimiento que no pasó la revisión fue Marea, que avaló como candidato a la Gobernación a Lidonel Bent, hijo del exdiputado Leroy Bent. Sin embargo, su candidatura sigue con vida porque también fue avalada por la ASI.

Quien sí puede respirar tranquilo es el candidato a la Alcaldía de Providencia Bernardo ‘Masco’ Bent Williams, cuyas firmas fueron aprobadas. Alrededor de Bent, como lo contó La Silla, hay ruido porque la Policía lo señaló en 2008 de ser uno de los dueños de 130 paquetes de cocaína.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia