Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 23 de Octubre de 2013

16675

2

Juan Francisco ‘Kiko’ Gómez Cerchar, el detenido gobernador de La Guajira que está siendo investigado por homicidio y concierto para delinquir, tiene un concuñado y 'casi hermano' que intentará llegar al Congreso el próximo año. Un político que, según la Corporación Nuevo Arco Iris, estuvo apoyado por Marquitos Figueroa y por el mismo ‘Kiko’ en su última y fallida aspiración electoral a la Alcaldía de Valledupar.

Se trata de Gonzalo Gómez Soto, quien quiere ser representante a la Cámara por el Cesar con el aval del Partido Liberal y quien, según fuentes de la región, hace parte del grupo de políticos que el clan Gnecco Cerchar quiere llevar al Legislativo.

Aunque se ha dicho que son primos, en realidad no lo son. Pero sí son concuñados, ya que están casados con dos hermanas Bacci. Como dijo el mismo Gómez Soto en una entrevista reciente en Radio Guatapurí, “no es mi primo hermano, pero es como si fuera un hermano y ¿es que acaso eso me hace responsable de algo a mí?”.

Que el nombre del concuñado de Kiko Gómez esté en ese grupo evidencia las relaciones entre clanes del Cesar y La Guajira, como lo ha contado La Silla.

Según una fuente conocedora de la política del Cesar, lo que quieren los Gnecco es llevar al Senado a José Alfredo Gnecco Zuleta (actualmente representante de La U y primo hermano del actual Gobernador Luis Alberto Monsalvo Gnecco) con tres fórmulas para la Cámara de distintos partidos: los actuales representantes Alfredo Ape Cuello (conservador, a quien Gómez Soto apoyó en 2010) y Fernando de la Peña (PIN), además de su primo por los liberales. Esto aprovechando que el representante liberal Pedro Muvdi quiere saltar al Senado.

Gómez Soto es un ingeniero civil de la Universidad del Norte, que fue gerente de Emdupar, las empresas públicas de Valledupar. En el pasado fue cercano al uribismo, habiendo sido representante de Álvaro Uribe en Ecogas y su coordinador de la campaña reeleccionista en La Guajira en 2006.

Fue candidato a la Alcaldía de Valledupar dos veces, lanzándose primero por la ASI en 2007, logrando 16 mil votos y quedando tercero en las elecciones que ganó el independiente Rubén Carvajal, luego destituido.

En 2011 lo intentó de nuevo con el Partido Liberal, alcanzando 37 mil votos y quedando de nuevo tercero, detrás del verde Fredys Socarrás. Fue durante esa campaña que su nombre apareció en el informe sobre la política regional que hizo Arco Iris. El entonces candidato contestó que no respondería a conjeturas.

Su esposa, Martha Lucía Bacci, fue representante legal de una unión temporal que se ganó en 2009  el contrato para construir el alcantarillado fluvial de Chiriguaná (Cesar) por 11 mil millones de pesos. Y cuya ejecución fue tan desastrosa que llevó a la destitución del alcalde Ramón Díaz Corzo y de su secretario de Obras, cuando un contrato -inicialmente previsto para 12 meses- superaba los tres años en marcha.

Gómez Soto fue declarado objetivo militar por el ELN a comienzos de este año, como quedó evidenciado por un panfleto que reveló el presidente de la Cámara de Comerco de Valledupar, José Luis Urón.

Comentarios (2)

Enri

23 de Octubre

0 Seguidores

Este clan familiar Gómez Cerchar (entre otros) tiene asolada a la costa atlá...+ ver más

Este clan familiar Gómez Cerchar (entre otros) tiene asolada a la costa atlántica. Bajo su influencia la corrupción y el bandidaje campean a sus anchas en las administraciones públicas de varios departamentos del norte del país. No puede ser que la gente siga eligiendo a sus propios verdugos. Hay que reaccionar.

lomagrande

25 de Octubre

0 Seguidores

Definitivamente estos corruptos no tienen una micra de vergüenza, son más de...+ ver más

Definitivamente estos corruptos no tienen una micra de vergüenza, son más descarados y la gente tan boluda que los eligen, por eso la Costa está como está.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia