Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 13 de Marzo de 2015

4549

0

Después del uribismo, los conservadores son la segunda fuerza electoral en Antioquia, y tienen chance de poner Gobernador. Sin embargo, después de varias reuniones, incluso una hoy en el Hotel Intercontinental, nada que llegan a un acuerdo. Tienen cuatro candidatos y un aval.

Lo único definido por los azules es que no harán consulta, decisión que tomaron el lunes para evitar la manipulación del resultado por parte de otros partidos. Como le dijo a La Silla Vacía la aspirante Marta Cecilia Ramírez, carta de la ex candidata presidencial Marta Lucía Ramírez: “como los conservadores no estamos carnetizados, en consultas abiertas se han visto situaciones en los que otros partidos ponen a sus seguidores a votar por el candidato más débil”.

Sin consulta a la vista, el directorio regional tiene que decidir entre consenso, encuesta o convención para dirimir la disputa, siendo la convención lo más beneficioso para las Martas. En las pasadas elecciones presidenciales quedó claro que cuando los azules hacen convención, se benefician las caras nuevas sobre las viejas.

Esto lo sabe muy bien Marta Lucía Rámirez, quien con apoyo de los delegados de base, muchos de ellos paisas, fue elegida candidata presidencial en el 2014 frente a los ojos anonadados de los caciques. En esta ocasión las bases se le voltearon al directorio regional, que había anunciado oficialmente su apoyo a la candidatura de Santos.

Ahora las Martas quieren repetir la historia pero para la Gobernación paisa.

Los demás candidatos, excluyendo al médico de la Clinica Soma Luciano Vélez que también es una nueva cara pero con apoyos menos fuertes, ganan si se busca consenso: una votación interna al interior del directorio regional, donde con dos terceras partes de los delegados se elige candidato.

A Cesar Eugenio Martínez Restrepo, carta de la cabeza directorio Pedro Jiménez y del senador Juan Diego Gómez, y Carlos Mario Montoya, perteneciente al grupo político del alcalde de Itagüi o conservatismo del “Sur”, les iría mejor si son los caciques los que deciden. Aunque igual tienen una gran diferencia: mientras el primero ha dicho que si sale candidato buscará cercarse al Centro Democrático, el segundo busca el apoyo de la Unidad Nacional.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia