Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 06 de Junio de 2013

12782

0

Las amenazas y un atentado contra uno de los líderes sindicales de Sintramienergética, en momentos en que comienzan a negociar su pliego de peticiones con la Drummond, tienen muy preocupado al sector sindical. En los últimos dos meses, Rubén Darío Morrón -líder del sindicato y empleado de la multinacional carbonífera- ha sufrido un atentado y dos incidentes intimidatorios.

Todo comenzó a mediados de marzo, cuando Morrón recibió una llamada de un desconocido felicitándolo por su linda familia pero lamentando que se iba a quedar sola. Dos semanas después, recibió un correo firmado por los Comandos Urbanos de Los Rastrojos y dirigido a varias organizaciones de derechos humanos y sindicatos de todo el país, incluyendo -con nombre propio- a Sintramienergética y a Morrón.

En la carta los conminan a “dejar de lado el discurso subversivo arcaico” en línea con el de las Farc y el Eln, o de lo contrario estar sujeto a que “iremos más allá de las amenazas y regresaremos a las actuaciones de los 90 sin piedad ni temor alguno”. Y el 27 de mayo pasado, desconocidos en una moto le dispararon al taxi en el que viajaba él en Barranquilla.

Lo que más preocupa al sector sindical es que estos incidentes ocurrieron muy pocos días antes o después de momentos claves en el inicio del proceso de negociación entre Sintramienergética y Drummond, donde trabajan muchos de sus afiliados.

La amenaza por correo llegó dos días después de la asamblea en la que el sindicato aprobó el pliego de peticiones y escogió a las personas que integrarían la comisión de negociación con la multinacional, incluyendo a Morrón. Y el atentado ocurrió el día antes de que se instalara la mesa de negociación en Santa Marta.

En este momento la empresa y el sindicato están en la etapa de arreglo directo, que termina en dos semanas. Entre los temas que tienen sobre la mesa están la salud y la seguridad industrial de los trabajadores de la empresa y la suerte que correrán los 400 empleados en el puerto de Ciénaga (Magdalena) cuando la empresa inaugure el sistema de cargue directo el próximo año.

La Drummond también le manifestó a La Silla su preocupación por la situación y aseguró que "Drummond Ltd. ha dado traslado de esta denuncia a las autoridades militares y de policía, incluso al Ministerio del Interior, para que el Estado adopte las medidas del caso". Y resaltó que hasta ahora las negociaciones se han realizado en "un ambiente de tranquilidad y cordialidad".

   
Así quedó el taxi en el que viajaba Morrón en Barranquilla después del atentado que sufrió el pasado 27 de mayo.

COMUNICADO PÚBLICO by lasillavacia

 

?

Contexto

Las historias más vistas en La Silla Vacia