Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Manolo Azuero · 10 de Octubre de 2015

4482

0

En medio de la actual contienda electoral, La Silla encontró en California, Santander (municipio netamente minero de la región del Páramo de Santurbán), al alcalde, Víctor Armando Arias Celis,  trabajando en la sede de campaña de uno de los candidatos que aspiran a sucederlo.

Llegamos buscando al candidato Hugo Arnoldo Lizcano de Centro Democrático pero nos encontramos con que una de las mujeres que estaban allí laborando dijera “Hugo no se encuentra (hoy) en California, pero si quiere siga y habla con el Alcalde”.

El Alcalde Víctor Arias se presentó como el jefe de campaña de Hugo Arnoldo Lizcano y dio otro nombre: Hugo Botía, quien según pudo comprobar La Silla, es contratista de la Alcaldía de California desde 2012 y además no se parece físicamente al alcalde.

Al decirle que sabíamos que era el Alcalde, lo negó rotundamente. Le mostramos un video en el que claramente se veía su rostro y se escuchaba su voz a lo que contestó “no ese no soy yo. Es una persona muy parecida pero no soy yo. Si necesita al Alcalde búsquelo en la Alcaldía”.

La Silla no pudo tomar registro fotográfico de Víctor Arias en la sede política, pero sí corroboró con los habitantes del pueblo, dos funcionarios de la administración y una fuente que trabaja en la zona, que el alcalde está participando en política en estas elecciones y que su candidato es el uribista Hugo Lizcano.

Uno de los funcionarios, de hecho, vestía una camisa con el slogan de “Por California La Unidad” de la actual administración y una gorra con publicidad del candidato Hugo Lizcano.

Vecinos de la casa donde está instalada la sede de campaña le confirmaron a La Silla que el alcalde y su esposa, Genny Gamboa Guerrero, visitan permanentemente dicho lugar. Uno de ellos dijo “Él viene pero la que mantiene ahí es la esposa”.

Otras fuentes del municipio le aseguraron a La Silla que los actos proselitistas del alcalde van más allá de trabajar en la sede: “el fin de semana pasado se paseó por el pueblo en su carro con el jingle de Hugo Lizcano a todo volumen”, “Se pone una gorra y una bufanda y sube a las veredas a hacerle campaña a su candidato”.

Al salir de la sede, cerraron las puertas y durante la mañana en la que estuvimos en el  municipio minero, dos mujeres y un hombre que se encontraban en la sede política en el momento en que hablamos con el alcalde, estuvieron siguiendo nuestro recorrido.

Al comentarle a una de las personas con las que conversamos nos dijo que esas tres personas trabajan o han trabajado en la Alcaldía.

La Silla llamó insistentemente al candidato Hugo Arnoldo Lizcano pero no fue posible comunicarse con él. Tres habitantes del municipio aseguraron que Hugo había trabajado en la administración actual y aunque no encontramos un contrato que lo confirmara, sí encontramos en las redes sociales del candidato evidencia de que ha sido parte del equipo de trabajo del alcalde Víctor Arias.

Una de las fuentes nos explicó que el alcalde, en reuniones privadas, ha reconocido su respaldo al aspirante Lizcano del Centro Democrático. Y que su argumento es que necesita estructurar una plataforma política que siga mandando en el pueblo y que le permita aspirar en cuatro años a la Asamblea departamental.

La elección del alcalde de California es relevante pues, a pesar de los pocos habitantes del municipio, es uno de los enclaves mineros de Santander con jurisdicción en el Páramo de Santurbán y allí mantienen intereses e invierten recursos las multinacionales mineras.

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia