Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por LaSillaVacia.com · 10 de Septiembre de 2010

878

0

Una gestión de monseñor Leonardo Serna le dio una esperanza a la comunidad de Las Pavas. Los representantes de las 123 familias que fueron desalojadas de su tierra en el sur de Bolívar, después de que empresas del grupo Daabon (los mismos que recibieron millonarios subsidios de Agro Ingreso Seguro) compraran las tierras donde ellos vivían desde hace más de 13 años para cultivar palma africana, por primera vez se reunieron con un Director del Incoder. Ante Juan Manuel Ospina estuvieron Misael Payares y Eliud Alvear para pedirle que revisen la decisión donde el Incoder estableció que la propiedad de las tierras era de los Dávila Abondano y no de los campesinos que la cultivaban. Es la primera vez que un alto funcionario recibe a algún líder de la comunidad y es también la primera vez que les abren una puerta: Ospina les dijo que nombrará una comisión para que revise el caso y el próximo 20 de octubre se reunirá de nuevo con ellos para comunicarles cuál fue su decisión.

Contexto