Uso de cookies

La Silla Vacía usa Cookies para mejorar la experiencia de nuestros usuarios. Al continuar navegando acepta nuestra política.

listo

Por Mariana White Londoño · 17 de Junio de 2020

Los ternados Juan Pablo López, secretario de Infraestructura; Luis Fernando Suárez, actual gobernador encargado; y Luz Elena Gaviria, secretaria de Hacienda. Foto: @LuisFSuarezV

2672

1

El gobernador de Antioquia, Aníbal Gaviria, espera que la Corte Suprema de Justicia resuelva esta semana a su favor el recurso de nulidad que interpuso para que un juez de garantías determine si debe o no seguir en detención preventiva por un caso de presuntas irregularidades en la contratación hace 15 años. Mientras aguarda el efecto de su estrategia jurídica, el mandatario sigue y seguirá mandando igual en su Administración.

Lo hará a través de uno de sus brazos derechos: el secretario de Gobierno, Luis Fernando Suárez, quien no sólo está de gobernador encargado por decisión del presidente Iván Duque, sino que tiene todas las credenciales para ser el elegido de la terna que ya envió a Presidencia el grupo significativo de ciudadanos que inscribió la candidatura de Gaviria.

Ese es el trámite cuando se presenta la ausencia temporal o definitiva de un gobernador: que el Presidente elija momentáneamente a un encargado a dedo, pero luego deje a un mandatario designado de la terna enviada por el partido o grupo que avaló.

Suárez sería el elegido porque es el que quiere Aníbal, un deseo que probablemente conceda Duque, quien en campaña recibió el apoyo público del hoy Gobernador y, tras el anuncio de la detención de este, puso un trino de solidaridad expresándole su “reconocimiento y aprecio”.

A través de Suárez, con quien habla constantemente, Gaviria seguirá en cuerpo ajeno al timón del departamento, que, además de enfrentar la pandemia del Covid, estos meses que vienen tiene por delante proyectos millonarios como la transformación de la Fábrica de Licores de Antioquia, una de las rentas más importantes (el año pasado dejó 137.609 millones de pesos de ganancia), que se ha visto afectada por la crisis; y la modernización de la Gobernación, sobre la que el Gobernador ya tiene facultades dadas por la Asamblea para que en seis meses presente los estudios técnicos y la propuesta.

“Es un cheque en blanco”, nos dijo respecto a este proyecto -que aún no tiene valor definido- el diputado del Polo, Luis Pelaez. 

El rumor uribista y el espaldarazo de Duque

Lo que los abogados del Gobernador le pidieron a la Corte es que el caso de Gaviria, por un contrato de hace 15 años, se trate bajo la Ley 906, en la cual un juez determina si la medida de detención preventiva es apta para un investigado, y no por la Ley 600, que fue la que le permitió a la Fiscalía ordenar la cuestionada detención de Gaviria, como lo contamos.

Eso podría resolverse en los próximos días, según nos dijo Gaviria.

Mientras ese camino jurídico se define, en lo político, el miércoles pasado el secretario de Gobierno y gobernador encargado, Luis Fernando Suárez, anunció los nombres de quienes conforman la terna enviada al Ministerio del Interior para que Duque designe mandatario mientras se resuelve la situación de Aníbal.

Oficialmente, la terna la decidieron Suárez, la hija del Gobernador Emiliana Gaviria y el profesor Luis Fernando Montoya, quienes conforman el comité del grupo significativo ‘Es el Momento de Antioquia’, que inscribió la candidatura de Aníbal Gaviria.

La Silla Vacía supo, además, que los nombres tienen el visto bueno del propio mandatario titular, quien cumple la medida de detención preventiva en su residencia.

Una de las ternadas: la secretaria de Hacienda del departamento, Luz Elena Gaviria, nos contó que el Secretario Suárez fue quien la llamó a hacerle la solicitud de poner a disposición su hoja de vida.  

“No estamos solos, somos uno y no estamos ahí porque lo hayamos buscado, sino que esperamos que regrese el jefe”, agregó la Secretaria.

Además de ella y del Secretario y Gobernador encargado Suárez, en la terna está el secretario de Infraestructura Juan Pablo López.

Todos “son leales” a Aníbal Gaviria, como nos dijo Suárez, y estuvieron muy cerca en la construcción del Plan de Desarrollo para el cuatrienio. 

La terna terminó de disipar los rumores y versiones sin confirmar de que el Centro Democrático (que enfrentó a Gaviria en campaña) tendría algún interés de usar la detención del mandatario para intentar quedarse con la silla de Gobernador que no pudo ganar en las urnas, aprovechando que es el partido del Presidente.

En Antioquia eso se alcanzó a escuchar en corrillos, aunque nunca se vio ninguna movida.

El representante uribista del departamento, César Eugenio Martínez, dice que la versión pudo haber salido de una fake news que rodó en twitter sobre el viceministro de Relaciones Públicas, Daniel Palacios. 

Se trató del reencauche de una noticia del 8 de abril, cuando el Ministerio del Interior designó a Palacios como gobernador ad-hoc para el proyecto Puerto Antioquia en Urabá, luego de que Aníbal Gaviria se declarara impedido, pues tanto él como su esposa, Claudia Patricia Márquez, son socios de Inversiones Gaviria Márquez y Cia., empresa que hace parte de la comercializadora internacional que tendría injerencia en el puerto, Uniban S.A.

El senador del Partido Liberal Iván Agudelo, cercano a Gaviria, nos dijo que también se rumoró que Duque iba a designar al uribista Consejero Presidencial para las Regiones, Federico Hoyos, pero que todo se había quedado en comentarios. Incluso, según nos aseguró, habló con gente del Centro Democrático como el senador antioqueño José Obdulio Gaviria, quien desmintió siquiera el interés.

Además, hay que decir que varios políticos del Centro Democrático consultados para esta historia (y otros tantos públicamente), se sumaron a la ola de solidaridad con Gaviria y dicen que lo ideal es que el Secretario Suárez siga de Gobernador encargado. 

“Desde el Centro Democrático no ha habido pronunciamiento, pero Duque es un hombre que conoce hace muchos años a Gaviria y confía en su buen criterio. Desde sus colaboradores (los del Gobernador), hubo temor de que quedara alguien de nuestro partido, es natural, pero le consultó (Duque a Gaviria) porque el Presidente dijo que lo conocía hace años del Banco Interamericano”, nos aseguró Verónica Arango, diputada de Antioquia del Centro Democrático.

“Él (Iván Duque) pudo elegir a quien quisiera, entonces fue una voz de respaldo a Aníbal Gaviria, pero también al Plan de Desarrollo y a la sinergia del Gobierno de Antioquia y el Gobierno Nacional para el manejo del Covid-19”, añadió por su lado el encargado Suárez.

El ungido Suárez

El secretario de Gobierno que hoy administra a Antioquia, Luis Fernando Suárez, es un técnico que en la política ha hecho camino hasta ahora solo con Aníbal Gaviria.

“Gaviria confía en él ciegamente”, dice el diputado del Partido Verde Camilo Calle.

Es odontólogo de la Universidad Autónoma de Manizales, realizó el servicio rural en Antioquia y comenzó a trabajar en el Servicio Seccional de Salud del mismo departamento; se ganó una beca para estudiar epidemiología, lo hizo y luego montó un consultorio particular, pero lo cerró para comenzar una carrera administrativa en el sector público. 

Según nos compartió, no era cercano al gobernador de Antioquia del 2002, Guillermo Gaviria Correa, hermano del actual Gobernador, pero se unió a ellos tras la Marcha de la No Violencia, en la que Guillermo fue secuestrado por las Farc junto a su antecesor liberal Gilberto Echeverri. 

Tiempo después Guillermo y Gilberto fueron asesinados y, a la Gobernación siguiente, llegó Aníbal para continuar con el legado de su hermano. Desde ahí comenzó Suárez a trabajar a su lado y a reconocerse, aunque nunca ha militado, “liberal de corazón y gavirista”.

 “La designación del doctor Luis Fernando Suárez es una garantía para Antioquia, para el equipo de Gobierno, eso les da una gran tranquilidad, les permite trabajar de forma muy armónica como lo venían haciendo (...). Yo me dedico a sacar esto adelante, a defender mi honra y mi transparencia y a buscar que la justicia brille debidamente”, nos dijo sobre él el Gobernador Gaviria, quien nos atendió una llamada telefónica y añadió que Suárez lo visitó estos días y le llevó una chocolatina, 83 por ciento cacao (dark chocolate).

 

El Gobernador encargado, por su lado, nos contó que Gaviria le dijo que las prioridades de la Administración son: “Covid, Covid, Covid, y después seguridad”, cómo bajar los índices de homicidio, un tema que también es de su interés como titular de la Secretaría de Gobierno. 

Otra de las integrantes de la terna, la secretaria de Hacienda, Luz Elena Gaviria, opinó sobre la movida interna de la Gobernación antioqueña hoy: “Es desgastante (estar sin Aníbal Gaviria) y la voz del líder sirve mucho en momentos de desasosiego, por eso el primer reto para quien quede es un reto personal, de continuar con el liderazgo, carisma y capacidad de convocatoria, el empeño para generar proyectos”.

La Secretaria trabaja con Anibal Gaviria desde los años 90, cuando fue gerente de los bancos del Estado y Colmena, y manejaba algunas cuentas de su familia. Para las elecciones a la Gobernación de Antioquia de 2004, fue, como voluntaria, la directora financiera de la campaña que ganó el hoy mandatario. Lo acompañó en esa Administración en importantes cargos y también luego en la Alcaldía de Medellín (2012-2015).

Por su parte, el tercer ternado, Juan Pablo López, es un jóven ingeniero mecánico de la UPB con maestría en Economía de la Eafit. Aunque es el de menos experiencia, dicen que tiene a Antioquia en la cabeza y ha sido felicitado, según Aníbal Gaviria, porque en pocos meses ha sacado adelante importantes proyectos de Infraestructura como el túnel Guillermo Gaviria Echeverri, del proyecto Túnel del Toyo que promete dejar a Medellín y Urabá a cuatro horas. Trabaja con Gaviria desde el 2016, cuando codirigió el proyecto Parques del Río, y lo acompañó en la campaña del año pasado.

Mejor dicho, MinInterior tiene tres hojas de vida diversas, pero con algo en común: son leales declarados de la total confianza de Aníbal Gaviria, gaviristas pura sangre, lo que hace pensar que, incluso si Duque no elige al favorito Suárez, el Gobernador detenido no tendrá problemas para garantizar su legado.

Comentarios (1)

CONTEXTO

Las historias más vistas en La Silla Vacia